Close
Radio Radio Radio Radio

“Recibimos el cargo con un 9% de ejecución presupuestaria”

GORE

El gobernador regional, Óscar Crisóstomo, cumplió 100 días en el cargo, uno que desde que se instaló ha debido disputar el protagonismo con el del delegado regional presidencial, ex intendente.

Poco más de tres meses que no han estado exentos de controversias, pero donde la autoridad electa destaca la capacidad de articular voluntades, levantar proyectos detenidos e instalar un gobierno regional en medio de una pandemia, que si bien parece detenerse aún está latente. “No ha habido voluntad desde el nivel central, el gobierno actual, de entender que la regionalización y la descentralización es un aporte. que las regiones hacemos Chile”, lanza.

Entre críticas y consultas de su relación con otros agentes de gobierno, la lenta aplicación presupuestaria de la región, altos índices de cesantía regional y una veintena de proyectos ya impulsados, responde con La Discusión cuáles han sido los énfasis de la incipiente gestión.

– ¿Cómo ha sido su relación con el delegado presidencial? ¿Ha notado pugna de competencias? Hay temas, como el centro Teletón y el Oncológico, donde ha sido evidente la pelea por el protagonismo.

– Las competencias y los roles están enmarcados en una definición popular, donde el gobernador regional ha sido electo democráticamente y está investido de esa validez. Y el delegado es designado por el Presidente de la República de turno. Y en términos en lo que hemos ido avanzando, finalmente lo que nos mandó la ciudadanía es colocarle mayor liderazgo y articulación a todos los procesos que estamos haciendo. El centro Teletón era un proyecto que llevaba muchos años, lo que nosotros hicimos en 30 días con el alcalde de Chillán fue disponer de un terreno, firmar un convenio e iniciar el proceso. Por lo tanto, si alguien quiere tener más o menos protagonismo, finalmente son los hechos y las acciones lo que lo grafican. Lo mismo que el Centro Oncológico, que se llevaba mucho tiempo, y hoy ya hay una mesa de trabajo.

– Una de las deficiencias en la gestión del GORE este año ha sido la ejecución presupuestaria, que alcanza solo un 35% a la fecha. ¿Asume la responsabilidad y qué estrategias hay para mejorar el indicador?

– Este año el 14 de julio recibimos el cargo con un 9% de ejecución presupuestaria. No nos podemos hacer cargo de una mala gestión que ha tenido los últimos tres años la Región de Ñuble, pero como nos han elegido para solucionar los problemas, eso es lo que estamos haciendo. En tres meses hemos avanzado casi un 30% , porque abrimos iniciativas que eran de primer corte, maquinaria que estaba pendiente desde 2019, proyectos FRIL para los barrios, estamos viendo una estrategia junto a las universidades para financiar investigación y tecnología. Además, lo que hemos solicitado es el saldo inicial de caja, es decir, lo que no logremos ejecutar este año que sea el saldo inicial con el que comencemos el próximo. es una negociación que está en pleno proceso con la Dipres, el Ministerio de Hacienda y con el parlamento. Nosotros no queremos reasignación como los otros años, no estamos disponibles para entregar recursos para el nivel central, queremos gastarlo todo. Queremos trabajar para entregar el máximo posible, idealmente el 100%. La semana pasada hicimos un nuevo presupuesto junto con los consejeros regionales para trabajar en esta estrategia.

-Teniendo en cuenta que Ñuble es una región nueva, ¿con los proyectos que llevan en marcha, la región logrará una mayor autonomía?

-Primero tenemos que lograr consenso social y un capital social que nos permita decir hacia dónde nos vamos a dirigir. Tenemos tres grandes principios: transparencia, participación ciudadana y colaboración. Estos son los que nos van a llevar a la justicia social y el desarrollo, ampliando miradas y conversaciones. Tenemos un buen futuro en la Región de Ñuble, pero tenemos que hacer las cosas distinta, recordemos que recién el año pasado perdimos 7 mil millones de pesos por una mala ejecución presupuestaria. Hay que potenciar lo que somos, región agrícola y turística, pero tenemos que tener un tercer elemento de servicio e innovación.

– En relación al Embalse La Punilla y a la declaración de emergencia hídrica: ¿Sigue considerando que, en sus propias palabras de campaña, “ya no es viable, porque nunca se conversó con las comunidades”. Ahora que ya es gobernador: ¿qué medidas piensa adoptar en cuanto al proyecto? ¿Se puede detener?

– Es viable en la medida que la región esté de acuerdo con los proyectos que necesita, y en eso todos vamos a ser responsables de ejecutar. Cuando se habla de agricultura, es indudable que se necesita riego. Espero en particular que nos dieran la oportunidad a la Región de Ñuble de colocarnos de acuerdo primero, que no sea una decisión de este gobierno que está terminando, tiene que ser del próximo, y que partiera como una definición regional y no una imposición nacional. Aquí la Región de Ñuble y todos los actores tenemos la capacidad para ponernos de acuerdo en algunos temas que son de primera necesidad y que apuntan al desarrollo de la región. Para este tipo de proyectos se necesita que todos se sientan incorporados, y valorización de lo que se quiere hacer. Si no somos capaces de conversar con las comunidades y que las personas se sientan integradas en los proyectos, finalmente no va a tener una viabilidad social y en eso mi responsabilidad es que los habitantes de la Región de Ñuble se sientan parte en el proceso de desarrollo.

– ¿Considera que la construcción de estos embalses, ya sea Punilla y Zapallar, en el caso que se concreten solucionaran el tema hídrico? ¿Vale la pena el sacrificio medioambiental?

– No todo tiene que centrarse en los embalses, un tema es la acumulación de agua, como generas infraestructura para transportarla, pero el más importante es cómo se genera eficiencia en el consumo y en el riego. En este último punto estamos al debe, deberíamos avanzar con mucho más fuerza en tecnología de riego, como, el riego a goteo que en otros países está en 95% de lo que se produce y aquí no alcanza el 3 o 4%. Aquí tenemos un problema, estamos pensando que siempre vamos a tener agua, y la acumulación de esta no es la solución. En este caso nuestra idea es aumentar la inversión en tecnología de riego.

– Los fondos destinados a distintos focos de reactivación económica, como Activa Reimpulsa ($676 millones para 57 PyMes), Fundación Artesanías Chile ($150 millones para 80 artesanos), programa Reactívate ($280 millones para 80 PyMes gastronómicas) ¿serán efectivos en mejorar la cesantía y desocupación de la región? El último informe del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) muestra a Ñuble como la única región con una tasa de desempleo de dos dígitos, 10.1%.

– Todos los esfuerzos que estamos haciendo apuntan a eso, en nuestra campaña dijimos que una de nuestras principales preocupaciones iba a ser el emprendimiento y lo hemos demostrado a través de Corfo y Sercotec. En el caso de Corfo le entregamos dos mil millones de pesos adicionales para poder generar condiciones distintas a quienes fueron afectados por la pandemia y también que tengan la condición sustentable. Vamos a financiar un mejor manejo de energías renovables y junto con ello un manejo saludable del agua. Tenemos que llegar a una nueva definición de la matriz productiva de nuestra región, que esté centrada en la agricultura y el turismo pero que le demos valor agregado. Porque sino esta situación de los dígitos de desempleo, que llevamos viviendo durante muchos años, va a ser endémica. Tenemos una gran ventana al ser una región nueva, nos permite construirnos. Nuestro desempleo en la región es bien estacional, lo que necesitamos es más que avanzar en los tiempos de cosecha, lo que debemos tener una matriz más definida con puestos de trabajo los 12 meses del año, esa es la principal apuesta.

– ¿Es posible que el paso Minas Ñuble, entre Chile y Argentina, sea un proyecto que se logre ejecutar durante su periodo?

– Lo que tenemos que avanzar es como generamos que la Región de Ñuble sea estratégica en el concierto regional de nuestro país y latinoamericano. Tiene una condición especial, por eso lo conversamos con el alcalde y el embajador de Argentina, están haciendo un informe de la factibilidad del paso. Porque sería uno de los paso más bajos del sur de Chile, 1.800 metros de altura, lo cual generaría condiciones de traslado durante los 12 meses del año, desde el pueblo el pueblo más cercano de Argentina hasta el puerto de Talcahuano son apenas 300 km., algo que es muy interesante para Argentina y también para algunos países que quieren ingresar sus productos a latinoamericanos. Tiene un valor turístico en la medida que seamos capaces de cuidar el patrimonio medioambiental de nuestra biósfera que está ahí conservada.

Texto: Antonieta Henríquez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/