Close
Radio Radio Radio Radio

Riesgo percibido, retorno de adultos mayores y arrastre parlamentario: los factores que incidirán en la participación

Isidoro Valenzuela

Está todo listo y dispuesto para las elecciones generales de este domingo 21 de noviembre, ocasión en la que se elegirá Presidente, senadores, diputados y consejeros regionales.

En general, todos los aspectos están claros, salvo uno, que siempre otorga el factor sorpresa: el nivel de participación.

Desde que se implementó en Chile el voto voluntario, para las elecciones municipales de 2012, la concurrencia a las urnas ha ido disminuyendo, salvo el año pasado, cuando para el plebiscito constitucional, se superó la barrera del 50%.

En Ñuble, las cifras son incluso más esquivas. Del 56,3% que votó en la región en 2012; en las pasadas elecciones de alcaldes, concejales, gobernadores y convencionales, la cifra solo llegó al 42,4%. Es más, para el Apruebo y el Rechazo de octubre de 2020 -la elección más concurrida desde 2012-, también alcanzó un modesto 42,4%.

Para las últimas presidenciales de 2017, en tanto, en la Región de Ñuble sufragó un 47,6% de los electores.

Factores que podrían incidir

Según la académica y experta en Marketing Político, Paulina Pinchart, no existen estudios que puedan predecir el nivel de participación este domingo. Pese a ello, se puede inferir que votará similar cantidad de electores que en las últimas municipales.

“Seguramente irá a votar más gente que para las pasadas municipales, de gobernadores y convencionales, pero nunca este porcentaje se acercará al del plebiscito constitucional, pues ahí estábamos en un momento de mayor efervescencia política que movilizó a más personas que querían ir a votar y veía esto como una gran oportunidad para Chile. Hoy, en tanto, la efervescencia ha bajado, y han surgido algunas situaciones que distancian al electorado de las urnas, como son las irregularidades en el gasto electoral”, sostuvo.

Según Paulina Pinchart, será clave la participación de los adultos mayores, que con un contexto de pandemia más auspicioso, podrían retornar a las urnas, “o quizás no, pues en algunos casos, sus familiares directos querrán seguir cuidándolos. Ésa es una gran interrogante que se dilucidará este domingo”, planteó.

Además, dijo, está el factor del ‘riesgo percibido’, es decir, la motivación del votante para que no salga un determinado candidato.

“En los análisis de comportamiento de voto está lo que denominamos ‘riesgo percibido’. Dado que todas las encuestas y la opinión pública percibe que quienes pasarán a segunda vuelta son José Antonio Kast y Gabriel Boric, hay un riesgo percibido alto, algo que moviliza al ciudadano a votar, por lo tanto, esperaríamos que más gente fuera a sufragar. Esto es lo que se conoce más comúnmente como ‘miedo’ a que ganen los comunistas con Boric, o que triunfe Kast y restrinja libertades, por ejemplo, para la diversidad sexual. El riesgo percibido o ‘miedo’ es algo que juega para los lados que son percibidos como más polarizados”, advirtió.

Pinchart agregó que así como hay quienes votarán por Boric para que no salga Kast y viceversa, también podría darse una votación sorpresa en favor de Yasna Provoste y Sebastián Sichel, para que no triunfe ninguno de los denominados “extremos”.

Otra situación que podría atraer votos a las urnas es la red clientelar que pudieran tener determinados candidatos al Parlamento o al Consejo Regional.

“Otro elemento que puede llevar una mayor cantidad de personas a las urnas, aunque en una magnitud menor, son todos aquellos que tienen redes con algún candidato a senador, diputado o consejero. Ir a votar por un ‘amigo’ o conocido hará que llenen las otras papeletas, y eso también puede incrementar el porcentaje de votantes”, sostuvo.

En la Región de Ñuble están habilitadas para sufragar 430 mil personas. En las últimas elecciones presidenciales de 2017, solo concurrieron a las urnas 196.330, y para los últimos comicios municipales, de gobernadores y de constituyentes, la cifra fue aún más baja, alcanzando los 183.112 electores.

Las últimas primarias presidenciales del 18 de julio, en tanto, solo movilizaron a un 21,3% de los electores a nivel nacional, y a un 16% en Ñuble. Esta cifra fue mayor que en 2017, pero inferior a la de 2013, cuando la participación tanto en Chile como en Ñuble alcanzó el 22%.

Cuántos/quiénes votan

Axel Callís, sociólogo y director de la agencia de sondeos de opinión “TuInfluyes”, ha sostenido en innumerables oportunidades que en las elecciones en general, más importante -desde el punto de vista del análisis- que la cantidad de personas que se acerquen a votar, es la conformación sociodemográfica de éstas.

Callís ha ejemplificado con el plebiscito de octubre de 2020, ocasión en la que se sumó más de un millón de votos de personas que sufragaron por primera vez, y que “eran los hijos del estallido”, pero la participación general no creció, puesto que otro grupo de personas -los adultos sobre 60 años-, en similar número, se restó del proceso.

“Esos cambios son los que le van dando una direccionalidad política distinta a la elección”, sostuvo el analista hace unas semanas.

También advirtió que “no hay señales de una abstención más allá de lo normal, que es un 45% o 50%, eso es muy importante, por lo tanto estaríamos en un escenario aproximado de 6,8 millones ó 7 millones y tanto, lo normal”, dijo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/