Close
Radio Radio Radio Radio

Condenan con siete años a miembro de violenta banda

El pasado 11 de marzo Gabriel Yanine, propietario del tradicional molino que lleva su nombre, relató a La Discusión que la noche anterior “entraron como seis personas encapuchadas y armadas a las dependencias del molino, y maniataron a un molinero que estaba trabajando, le pusieron una pistola en la cabeza y lo encerraron, para luego recorrer todas las dependencias de la oficina”.

Luego de varias diligencias policiales encargadas a Carabineros de la SIP, los presuntos autores fueron detenidos, de manera paulatina, y a todos ellos se les privó de libertad por ser considerados un peligro para la sociedad, entendiendo que se trataba de una banda especializada, a la que además, se le atribuye la comisión de otro asalto, cometido apenas un día después de que afectó a molino Yanine.

Esta vez, el objetivo fue la empresa Roland Spaarwater Limitada, representantes de KTM, ubicada en el Km. 407 de la Ruta 5 Sur.

Si lo sustraído al molino se reduce a 820 mil pesos, guardados en una caja fuerte, lápices de oro más artículos de oficina, lo de KTM superaría los 70 millones de pesos en especies y dinero.

Por tal razón el pasado 22 de octubre se condenó al primero de los acusados, Joan Videla Parra, a una pena de cuatro años. Ayer ocurrió lo propio con su cómplice, Richard Aedo Merino, quien recibió una pena de siete años y 184 días tras un juicio abreviado desarrollado en el Juzgado de Garantía de Chillán.

Aedo Merino enfrentaba cargos por tres robos con violencia e intimidación cometidos en marzo pasado en Chillán Viejo y en Bulnes, y que fueron investigados por la Fiscalía de Análisis Criminal y Focos Investigativos de Ñuble.

Violento actuar

El fiscal jefe de Análisis Criminal, Álvaro Hermosilla Bustos, explicó que el 12 de marzo el imputado, junto a otros individuos, sustrajeron 13 bicicletas y motocicletas, cascos y accesorios que cargaron en una camioneta.

Sobre la forma de operar en este caso, la Fiscalía detalló que “ingresaron rompiendo una pandereta, se dirigieron a la garita de un guardia, a quien redujeron, intimidándolo con un arma de fuego y elementos cortopunzantes. Lo amarraron de pies y manos. Luego, intimidaron a otros tres trabajadores de una empresa contratista de la Región Metropolitana e, incluso, agredieron a uno de ellos en la cabeza con la empuñadura de un arma”

El tercer atraco por el que se le formalizó tuvo fecha el 3 de marzo, también como parte de una agrupación, en la empresa Ebco, de proyectos inmobiliarios, ubicada en Avenida O’Higgins de Chillán Viejo. Allí, junto a otros delincuentes, sustrajo especies por $7 millones.

Aún quedan tres de sus cómplices por llevar a juicio. Todos ellos ya están formalizados y en prisión preventiva, en la cárcel de Chillán. También arriesgan penas que parten en los 5 años y un día de cárcel.

Los robos a las empresas KTM se han reiterado desde el año 2016, con relativa frecuencia, perpetrándose en ciudades como Santiago, Rancagua, Chillán y Temuco, los que se han caracterizado por un proceder violento y explosivo por parte de los autores.

La Fiscalía no descarta que esta banda tenga participación en otros hechos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top