Close
Radio Radio Radio Radio

Acuerdo permite deponer huelga de hambre a Celestino Córdova tras 107 días

Un acuerdo entre el Gobierno y representantes del machi Celestino Córdova permitirá al comunero deponer su huelga de hambre tras 107 días, y se abstenga de iniciar una huelga seca.

Dentro del acuerdo se estipuló que Celestino Córdova permanecerá en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial hasta su plena recuperación tanto física como espiritual, y una vez controlada su situación será trasladado a un Centro de Educación y Trabajo.

Una vez que se encuentre en un centro se autorizará una salida al rehue, la que podrá extenderse hasta por un máximo de 30 horas, y se sujetará a las condiciones impuestas por las autoridades sanitarias y penitenciarias.

La diputada comunista Karol Cariola, quien fue parte del grupo de parlamentarios invitados en calidad de garantes a las negociaciones, agradeció que se le haya permitido participar y aseguró que este acuerdo es un piso mínimo para los próximos tratos con el pueblo mapuche.

“Me siento muy agradecida de la confianza que me ha dado el pueblo mapuche por permitirme contribuir y acompañar a una autoridad ancestral en este acuerdo. Esto debe ser un piso mínimo para un nuevo trato del estado chileno con el pueblo mapuche”, afirmó.

Desde el Gobierno el ministro de Juticia, Hernán Larrain, celebró elacuerdo y destacó que esta crisis “ha permitido abrir un proceso de diálogo que es el que ha logrado alcanzar esta solución, esta propuesta que hemos hecho, y que demuestra que quizás, en las situaciones más complejas y difíciles, siempre el diálogo es el mejor camino, el diálogo (es mejor) a la violencia, conflicto y el enfrentamiento. Sobre todo en una zona como La Araucanía, donde hay tanta complejidad, tantos conflictos que se arrastran históricamente, dar una señal en un ámbito circunscrito como en el tema penitenciario de que es posible, a pesar de las diferencias y las discrepancias, encontrar acuerdos es una fórmula muy razonable de solucionar los problemas que ahí se viven”

En este punto, admitió que parte del problema en la macrozona sur “tiene que ver con demasiados años acumulados de desconfianza y falta de reconocer la especificidad cultural de los pueblos originarios, en este caso del pueblo mapuche, en nuestras instituciones”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top