Close
Radio Radio Radio Radio

Pymes forestales miran especies no tradicionales

Con foco en la innovación, ayer se realizó la 18° versión del Trawü Forestal, el tradicional encuentro de las Pymes forestales que acoge anualmente el vivero Agromen, ubicado en la comuna de Portezuelo, y que no se desarrollaba desde 2019.

Este encuentro es organizado por Corma y Agromen. El objetivo fue potenciar la innovación en las pymes del mundo de la madera a través de la bioenergía y la diversificación de especies como el eucaliptus Gloni -híbrido entre el Globulus y el Nitens-, el Rora -híbrido entre Roble y Raulí; y el Quillay, junto con otras especies nativas.

  [bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

El Trawü reunió más de 200 asistentes, superando las expectativas de los organizadores. Marcela Contreras, directora de Agromen, destacó la oportunidad del reencuentro tras la pandemia.

“El primer objetivo era poder juntarnos después de dos años fallidos producto de la pandemia. Se veía súper complicado, de hecho, lo tuvimos que suspender en abril debido a que algunas autoridades no habían sido nombradas, y este evento siempre ha sido inclusivo, en el sentido de traer al mundo privado y al mundo público para poder conversar, generar ideas, en el Trawü siempre se dan instancias de diálogo; pero finalmente nos encontramos y estamos muy contentos con la convocatoria”, afirmó Contreras.

Articulación

Fernando Illanes, gerente de Corma Biobío-Ñuble, destacó la importancia de innovar en distintos ámbitos, como la adopción de nuevas tecnologías o el desarrollo de nuevos productos a partir de otras especies.

“Uno de los temas que hoy se está viendo es la innovación, porque el mundo está cambiando. Las nuevas generaciones están buscando nuevas formas de trabajo, nuevos estilos de vida; hemos visto nuevas tecnologías que pueden apoyar a las pymes en mejorar su rentabilidad y justamente eso conversábamos con muchas pymes, socias de Corma, quienes nos comentaban que, efectivamente, a veces, una máquina, un drone manejado por un joven a distancia, podía hacer el trabajo que hoy alguien con esfuerzo, tiene que ir y podar. Por otra parte, también hemos visto que, de forma natural, muchos árboles de diferentes especies se empiezan a mezclar y vemos que esa manera natural podemos acelerarla, y estamos viendo que en el caso del Rora, si esa especie uno la empieza a seleccionar, podemos tener bosque nativo con mejor producción”, explicó el profesional.

Detalló que, en términos comparativos, una plantación de bosque nativo es cuatro veces menos productivo que una plantación de pinos, “es decir, si necesitamos una hectárea para pino, necesitaríamos cuatro hectáreas para nativos, y falta suelo. Además, está el tema de las edades, el mismo roble son rotaciones de 50-80 años, mientras que el pino son 20 años, pero hay especies que de manera natural crecen más rápido, entonces, quizás seleccionándolas, uno puede ir haciendo más rentable la economía de las Pymes”.

En ese sentido, Illanes abordó la necesidad de acercar la innovación y las nuevas tecnologías a las Pymes, que no cuentan con recursos para realizar investigación.

El gerente regional de Corma planteó que encuentros como el Trawü contribuyen a la unión público-privada para mejorar la rentabilidad de las Pymes y acceder a nuevas tecnologías. “El Trawü Forestal finalmente junta a actores públicos, privados y pymes en buscar estas soluciones, está Corfo que puede apoyar con financiamiento para la investigación, escuchábamos al seremi de Agricultura hablar sobre centros tecnológicos para formar las nuevas generaciones para los nuevos trabajos”, aseveró.

En tanto, el seremi de Agricultura, César Rodríguez, destacó la importancia de estos encuentros para generar lazos y avanzar en la articulación de la cadena, entre los pequeños y los grandes, entre los primarios y los procesadores, así como entre el sector público y el privado. Asimismo, hizo hincapié en la necesidad de generar alianzas en la cadena, y que el Estado puede cumplir un rol clave, incentivando estas alianzas.

“Creemos que hay suficiente información y desarrollo tecnológico que es necesario que llegue a los distintos actores de la cadena productiva, incluyendo a los productores primarios y a las micro y pequeñas empresas procesadoras de materia prima, hay un espacio importante para poder avanzar”, planteó el seremi.

Rodríguez también apuntó a la necesidad de empujar la articulación. “Hay que tener enfoque de cadenas, lo que significa establecer lazos de cooperación entre los distintos actores (…) Se necesitan las partes para poder generar procesos de innovación, pero también de investigación y desarrollo”, expresó, y puntualizó que existen herramientas para profundizar este trabajo, desde el sector público y también del privado.

La autoridad subrayó que hay instrumentos en Corfo y el Indap “que permiten la generación de alianzas productivas, pero en Ñuble no tenemos nada en forestal, lo que es impresentable”, criticó, por lo que anticipó que se trabajará en su gestión en “provocar” desde el sector público estas alianzas.

Asimismo, adelantó que en materia de investigación se van a desarrollar dos nuevos proyectos en la región de Ñuble, por primera vez con Infor, los que debieran iniciar entre 2022 y 2023, enfocado en el desarrollo de forestación nativa para fines melíferos y otro orientado al mejoramiento del valor agregado de la madera.

[/bg_collapse]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top