Close
Radio Radio Radio Radio

Financiar y también educar a la Pym

Ya sea que las midamos por ventas o número de empleados –dos formas clásicas para definir el tamaño de las empresas- las pequeñas y medianas empresas en Chile representan el grueso del sector empresarial privado. Por número, el 99%. Por empleo, aproximadamente el 50%. Por contribución al PIB, un 20%. Y por contribución al pago del impuesto de primera categoría, una cifra cercana. En general, son empresas vinculadas al sector servicios y proveedoras de las grandes empresas.

Siempre el bienestar de las Pymes ha estado en el tapete público. De hecho, siempre es uno de los temas más polémicos de la discusión sobre reformas tributarias. Lo fue en el pasado y hoy también.

Así, para tener un diagnóstico preciso, cuando se le pregunta a la Pyme cuál es el mayor problema que enfrenta para llevar a cabo su negocio, la respuesta más frecuente es el acceso al financiamiento. No es el costo de éste, sino un problema previo: el acceso. Muy por detrás vienen temas como la carga tributaria o la burocracia.

Durante muchos años se han desarrollado agendas pro Pyme que, sin embargo, no parecen haber solucionado este problema. La evidencia muestra que desde la perspectiva de la Pyme, comenzar su negocio no es necesariamente el problema. Dos de cada tres nuevos emprendedores tienen o logran obtener fondos para comenzar su gestión, pero el acceso a financiamiento estable en el día a día hace que muchas veces empresas solventes con buenos planes de negocios, no sean viables. Para la Pyme, que por estructura es mucho más sensible a cambios en el ciclo económico, acceder al sistema financiero formal es clave no para partir, sino para sobrevivir.

En tal sentido, conviene poner atención en recientes estudios que revelan que las Pymes no son capaces de generar información financiera y muchas veces mezclan sus estados financieros con los del dueño, además de no lograr separar costos, diferenciar ventas de utilidades y proyectar flujos de caja. Por otra parte, la banca, ante la ausencia de este tipo de información no es capaz de dar acceso a empresas con poca historia o formalidad, generando un círculo vicioso difícil de romper.

Solo una vez que las empresas se formalizan, son capaces de acceder a este mercado, como muestra la evidencia (de 3 a 1 entre formales versus informales). Al mismo tiempo, el círculo se vuelve virtuoso con la formalidad, pues llega el financiamiento y con éste la mayor generación de empleo y el crecimiento.

Entonces, si es evidente que lo que falta es acceso a financiamiento en las etapas tempranas del negocio, más que solo concentrarse en políticas públicas que busquen reducir las primas de riesgo a través del uso de garantías estatales, las políticas públicas también deberían enfocarse en la educación financiera de la Pyme.

Las consultorías especializadas son una materias que debería ser reforzada, a través de planes de capacitación realizados por las universidades locales o bien, con transferencia de tecnología desde las grandes empresas hacia las Pymes. La información genera conocimiento y éste, a su vez, produce oportunidades que pueden ser mucho más relevantes que una garantía, y una ganancia mucho más directa para las Pymes que no se pierda en intermediarios o burócratas.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top