Close
Radio Radio Radio Radio

Desocupación en Ñuble llega a 10,4%

La tasa de desocupación en Ñuble en el trimestre abril – junio de 2021 fue 10,4%, alcanzando dos dígitos por primera vez en el año, incidido por la estacionalidad del empleo regional.

Si bien la cifra informada por el INE representa una caída de 0,9 puntos respecto a igual periodo del año pasado, constituye también un aumento de 1,5 puntos en comparación con el trimestre marzo-mayo de 2021.

A nivel nacional, en tanto, el desempleo llegó al 9,5%, anotando una baja de 2,7 puntos.

Destaca el aumento interanual de 14,8% en el número de ocupados, que en 12 meses pasaron de 170 mil 860 trabajadores, a 196.179, como consecuencia del desconfinamiento y la recuperación económica.

Este aumento de los ocupados, sin embargo, fue incidido en mayor parte, por el alza de 41,4% de los trabajadores por cuenta propia y por el aumento de 35,3% de los asalariados informales, lo que da cuenta del fuerte crecimiento del empleo informal en la región, un fenómeno que se repite en todo el país y que los analistas atribuyen a los efectos de la destrucción de empleos formales durante la crisis sanitaria, así como también al impacto de los subsidios del Estado, dado que muchos prefieren trabajar sin contrato por temor a perder los beneficios sociales.

De esta forma, la tasa de ocupación informal se elevó 6,5 puntos, desde 25,7% en abril-junio de 2020, a 32,2% en abril-junio de 2021.

Recuperación

El seremi (s) del Trabajo, Edmundo Novoa, destacó la baja interanual del desempleo, “lo que en números representa la recuperación de más de 25 mil empleos. Respecto al último trimestre móvil, se refleja un aumento, también en consonancia con lo que hemos visto en años anteriores dada la época que se mide, lo que, seguramente, se extenderá en el siguiente reporte”.

Consultado sobre el aumento de la informalidad y su relación con la entrega de bonos, expuso que “el uso de los incentivos al trabajo y los contratos formales son totalmente compatibles con ayudas sociales como la del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)”.

En tanto, desde el Observatorio Laboral Ñuble,-iniciativa del Sence y la UBB-, su director, el académico Bernardo Vásquez, sostuvo que “hemos observado un aumento sostenido en la movilidad en la región que mantiene estrecha relación con el aumento de la actividad económica y por tanto, de la demanda de trabajo por parte de las empresas. De mantenerse controlado el número de contagios como lo está hoy, es esperable que las cifras vayan mejorando”.

En cuanto a la relación entre informalidad y bonos del Estado, Vásquez reconoció que “es una hipótesis que estamos estudiando, pero que no estamos en condiciones de confirmar hoy. La teoría económica indica que el aumento de los ingresos no laborales, como son las transferencias directas del Estado hechas a propósito de la crisis sanitaria, efectivamente podrían desincentivar la participación en el mercado del trabajo porque aumentan lo que conocemos como salario de reserva, aquel salario por el que una persona está dispuesta a ofrecer su trabajo. Sin embargo, hay que tener en perspectiva que estas políticas también buscan reducir la movilidad para controlar la propagación de la pandemia, por tanto, tienen un objetivo tanto social como sanitario. En la actualidad estamos comenzando a indagar este fenómeno en el sector turismo para comprender desde la visión de los actores involucrados las razones que pueden explicar este fenómeno”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/