Close
Radio

La historia tras la querella por tortura a menor contra Carabineros en Punilla

“Solo me paré al igual que todos frente al auto y sin siquiera darme cuenta un carabinero me pegó un lumazo en toda mi cara que me dejó la cara rota y con mucho dolor. Después de eso, entre tres carabineros me tomaron y me llevaron detrás de la estatua que tiene un espacio escondido, me retuvieron ahí mientras me pegaban. Ahí no existía visibilidad para afuera y se aprovecharon de la circunstancia para pegarme, agarrarme del cuello contra la pared, doblarme las manos, torcerme los dedos, doblarme los brazos de forma desproporcionada. Me pusieron un golpe en las costillas. Luego me subieron a la micro y los carabineros estaban agrediendo con golpes de puño a dos personas. Recuerdo el nombre de un cabo que nos agredió y era el cabo Urra. Arriba de la micro me golpearon con las rodilleras de plástico que llevan los carabineros y al estar todos en la micro los carabineros se retiraron los nombres de forma que no pude identificar los nombres de los demás”. Eso es parte del relato del menor de 17 años, incluído en la querella presentada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos en Ñuble, el pasado 24 de diciembre.

Los hechos sucedieron el 12 de noviembre, cuando un grupo de personas se manifestaban en el frontis del municipio de San Carlos, acto que siguió cuando el alcalde de la comuna, Hugo Gebrie, apareció para ingresar al edificio municipal, lo que fue impedido por los manifestantes, quienes bloquearon el paso. Alrededor de las 15:00 horas apareció personal de Fuerzas Especiales desde Chillán, resguardando al jefe comunal. 

“Allí Renato Esteban se sumó al bloqueo del tránsito del vehículo fiscal, sin más que pararse en la calle frente al auto sin golpear, ni dañarlo”, detalla la querella, que culminó en el relato del menor y en una visita hecha por personal del INDH. 

“Conversamos a solas con él. Nos relató que dijo ser adolescente, menor de edad, a la policía y que pidió ser tratado como tal, pero que no fue escuchado. Señaló que no fue informado del motivo de su detención y que sus derechos no le fueron leídos. Dice que en el calabozo escucharon de los propios carabineros de la presencia de observadores del INDH y que, a partir de ese momento, el trato cambió diametralmente. Hubo consideraciones personales, ya no hubo garabatos, ni amenazas, se les llevó al hospital y se constataron sus lesiones”, detalló el informe de la querella.

“Lo conocimos el 12 de noviembre de 2019 en la Comisaría de San Carlos, justo después de su detención y con signos visibles de golpes recibidos por FF.EE. de Carabineros. Por lo mismo, se le sugirió que fuera a constatar lesiones a la urgencia del hospital de San Carlos ese mismo día”, comentó Daniel Concha, jefe regional del INDH Ñuble.

Actualmente, la denuncia se encuentra en etapa de investigación en la Fiscalía Local de San Carlos. 

En la sede regional del INDH la tramitación del caso y el seguimiento lo efectúa el abogado regional Gustavo Peñailillo.

“La querella actualmente está en manos de la Fiscalía, son ellos los que se encuentran investigando los hechos, por ende, el fiscal a cargo debiera contactar a los carabineros para recabar cualquier antecedente sobre el caso”, detalló Concha, quien aseguró que no han hecho contacto alguno con personal de Carabineros desde el incidente.

LA DISCUSIÓN pudo conversar con el menor afectado. Por resguardo, no se reveló su identidad. Sin embargo, comentó cómo se ha sentido desde que sucedió el hecho: “Desde el día que me detuvieron las cosas han estado más tranquilas. El primer día después de que salí de la fiscalía me fui a Talca para cambiar unos días el ambiente y alejarme de cahuines, porque San Carlos es chico y todo se habla y tergiversa. Cuando volví a clases y a San Carlos trate de no hablar mucho del tema y trataba de hacer que pasara ‘piola’, quizás por vergüenza, no sé”.

Añadió que “de vez en cuando da rabia siempre ver las mismas caras de los que me detuvieron o me tenían en el retén. Me da rabia el haber tenido conversación con algunos de ellos. No he tenido reunión con ninguno, pero te topas siempre a los mismos”.

Dijo que estuvo de acuerdo, pese a lo largo del trámite, con empezar una querella contra Carabineros. 

Desde la Prefectura de Carabineros en Ñuble indicaron que no existirá pronunciamiento mientras la querella se encuentre en trámite legal. De existirlo, será al final. 

Texto: Javier Figueroa

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top