Close
Radio Radio Radio Radio

Concejo forzó la renuncia de administrador municipal de Chillán en una muestra de fuerza

El concejo municipal de Chillán, generó las condiciones para que renunciara al cargo de administrador municipal el funcionario de carrera Rodrigo Chamorro, quien llevaba ocho meses en aquella labor, luego de que el alcalde le diera la confianza para realizar actividades de coordinación interna que en el pasado realizara Ricardo Vallejos Palacios.

En poco menos de un año, los ediles promueven la salida de dos administradores comunales. El primero fue justamente el abogado Ricardo Vallejos quien está siendo investigado por su presunta participación en el caso LED que investiga la Fiscalía a nivel nacional. Tras su detención, los ediles procedieron a pedir la renuncia.

Ahora, si bien los concejales plantean que no tienen mayores reparos a las actividades profesionales de Rodrigo Chamorro, solicitaron el cese de sus funciones el jueves 25 de febrero en reunión de concejo.

En aquella oportunidad, los concejales o el llamado “Grupo de los 6”, levantó una suerte de ultimátum contra el alcalde Sergio Zarzar, en el sentido que si no ponía en tabla este lunes 1º de marzo la destitución o remoción, ellos lo solicitarían de manera formal.

Este requerimiento, no obedecería tanto a la pérdida de confianza en el ahora exadministrador municipal, que fue el argumento esgrimido, ni se ponía en entredicho sus habilidades para el cargo, sino que el alto funcionario aparecía como el símbolo de un organismo con el que los ediles están en permanente conflicto.

En este sentido, la salida de Chamorro fue vista como un gesto de poder de parte de los concejales que ante la andanada de causas que remecen al municipio, buscan diferenciarse de esta administración comunal, comenta el edil PR Juan López Cruz.

De hecho, durante la sesión de ayer, cuando se confirmó la salida del ingeniero en informática, las autoridades que pidieron su salida, alabaron sus cualidades personales y profesionales y su entrega al municipio.

Pero, la salida del administrador, no implica que Chamorro deje el municipio, pues solamente deja aquella subrogancia, por lo que en el futuro se dedicará a la dirección de Informática, área en la que lleva 13 años.

Fuentes internas señalan que si se hubiera producido la salida forzada del cargo, ello hubiera ocasionado que su hoja de vida quedara marcada por este hecho.

De esta manera, la mejor alternativa frente a la presión de los ediles y ante una eventual nota en su hoja funcionaria, era renunciar oficialmente a su calidad de administrador subrogante, lo que ocurrió el 28 de febrero.

Este hecho, pilló aparentemente de sorpresa al alcalde Sergio Zarzar quien durante la sesión de concejo y no teniendo opciones a la mano para sustituir a Chamorro anunció que él sería “alcalde y administrador”.

La autoridad, mencionó en la sesión que como administrador no tendría los tiempos para satisfacer todos los requerimientos de los demás integrantes del gobierno comunal, a lo que sumó que desde ahora en adelante las comunicaciones entre concejales y funcionarios deberían ser visados por él en persona.

Zarzar, agregó durante su intervención y en alusión a las diferencias con el concejo que “siempre durante 12 años y más, he sido deferente, decente, he sido una persona que ha tratado de llevar un concejo de la mejor manera, más familiar posible” aceptando que los aspectos políticos generan diferencias.

Durante la sesión, Juan López Cruz, pidió que hubiera un pronunciamiento oficial respecto de si el alcalde podría asumir las dos actividades, eso es “alcalde y administrador lo que lo convertiría en juez y parte”.

Tras ello, la directora(s) de Control interno, Rosa Aguilera, indicó que no era conveniente desde el punto de vista administrativo que el edil fuera además administrador municipal.

Según la visión de la funcionaria de carrera lo que se sugiere en estos casos es que el alcalde nombre a una persona que esté capacitada para ejercer las funciones que están vacantes, pues se requiere en la municipalidad “oposición de funciones” y control interno.

Hace poco en el marco de la auditoría de Contraloría respecto del contrato de áreas verdes, recordó Juan López Cruz, aquella entidad justamente criticó que la directora de jurídica del municipio fuera a su vez directora de Aseo y Ornato.

En este marco, la primera autoridad comunal expuso que estudiará la recomendación de control interno para seleccionar a una persona que se encargue de las labores que realizaba el exadministrador.

Subrogancia 

La directora de jurídica Carolina Zuleta, mencionó en la sesión que el cargo de administrador había sido prorrogado a Rodrigo Chamorro durante el mes de enero, cuando se cumplieron seis meses desde que asumiera e calidad de subrogante.

Y entre la razones que dio para haber procedido de esta manera se cuenta que resta muy poco tiempo para que cese esta administración municipal, lo que no hace aconsejable que llegue una persona externa para desempeñar las funciones.

“No resulta prudente ni aconsejable que el alcalde promueva la incorporación de un administrador municipal en calidad de titular, más aún cuando estamos ad portas de una nueva administración y en los meses que restan deberán realizarse importantes gestiones que obligarán a una importante gestión interna”.

López Cruz indicó tras el concejo que “esta declaración es un muy buen argumento para que el alcalde no designe a ninguno de los siete cargos que en la actualidad están siendo concursados”.

Luego de que el alcalde planteara que designaría en breve plazo a un nuevo administrador provisorio o subrogante, el concejal Jorge Vaccaro propuso que asumiera el cargo la directora de Secpla Débora Farías Fritz con quien, subrayó, han tenido buenas relaciones de trabajo.

El alcalde no tomó ninguna decisión sobre el particular pero se espera que durante esta semana designe un nuevo administrador considerando que él estaría inhabilitado para tener dos cargos.

Se piensa internamente que hay funcionarios que no quieren asumir el desafío de ser administrador subrogante considerando lo problemas internos en el municipio y porque varios de los que tienen mayor jerarquía y son de confianza del edil, han sido cuestionados por Contraloría o la Fiscalía. Además, varios de ellos tienen cargos desde Contraloría por el Caso LED lo que requiere que se enfoquen a su defensa, junto a sus abogados.

El concejal Jorge Vaccaro, subrayó que “la salida del administrador se debió a que perdimos confianza en sus gestión”. Se suman atrasos en proyectos como el de mejoramiento de canchas y Parque Oriente.

Patricio Huepe, en tanto, recalcó que la petición de renuncia se fundaba además en los problemas que se han detectado al interior del municipio (donde no tiene injerencia Rodrigo Chamorro). 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/