Close
Radio Radio Radio Radio

Comunas aún miran de lejos el desarrollo

Mauricio Ulloa

Centralismo regional en favor de Chillán, pobreza en la mayoría de las comunas de Ñuble, vulnerabilidad, falta de proyectos de desarrollo rural, marginación y carencia de oportunidades para miles de familias, parece reflejar un informe de la Universidad Autónoma de Chile que detectó que 19 comunas de la región califican en los estratos medio bajo y bajo en desarrollo humano.

La información, si bien es alarmante, deja de manifiesto que las condiciones tras la creación de la Región hace ya dos años no han cambiado y que será necesario invertir muchos recursos y aplicar planes estratégicos para que los municipios que sufren en mayor medida la falta de ayuda regional o estatal puedan salir adelante y generen efectivamente mejores condiciones de vida a su habitantes.

El documento en cuestión, presenta de manera novedosa el Índice de Desarrollo Comunal, indicador generado por el Instituto Chileno de Estudios Municipales (Ichem) y el Instituto de Estudios del Hábitat (IEH), ambos de la Universidad Autónoma de Chile, que buscan conocer la realidad nacional desde el mundo municipal, a diferencias de otros índices que se enfocan en un número acotado de urbes.

Según los autores, este informe es el fruto de un trabajo iniciado hace dos años, cuando las entidades mencionadas se dieron a la tarea de “diseñar y construir un instrumento que pudiera dar luz sobre la situación, a nivel comunal, del desarrollo en Chile”.

La metodología consistió en asignar con un 1 a las comunas que tienen mejor desempeño y calificar con un 0 a aquellas que se alejan del cumplimiento de los parámetros, todo enmarcado en un complejo modelo estadístico.

De esta manera, las regiones que cuentan con comunas de mayor desarrollo son la Metropolitana de Santiago (promedio 0,5), la Región de Valparaíso (promedio 0,42) y la Región de Antofagasta (promedio 0,41).

En el otro extremo de la tabla se encuentran las regiones de Ñuble y La Araucanía (ambas con promedio de 0,299) y Arica y Parinacota (promedio 0,289), territorios donde, “el desarrollo económico se concentra de manera evidente en su capital regional”.

Intendencia

El jefe de la División de Planificación y Desarrollo Regional (Diplade) del Gobierno Regional, Carlos Zúñiga, fue enfático al señalar que los datos que arroja el texto de la Universidad Autónoma, concuerdan con informes similares que han sido dados a conocer en el pasado.

Carlos Zúñiga, planteó que “el informe presenta gran convergencia con el diagnóstico de base realizado en la primera Estrategia de Desarrollo Regional de Ñuble (ERD) 2020-2028, aunque ambos instrumentos involucran diferentes variables de análisis en su construcción”.

La diferencia, destaca, “está en que el Índice de Desarrollo Comunal (IDC) 2020 considera en su medición tres dimensiones a evaluar: Salud y bienestar social; Economía y recursos, y, Educación, considerando 13 variables para su análisis. En el caso de la ERD de Ñuble, su construcción, más que en comparaciones de parámetros fijos con otras regiones, se fundamenta en el diagnóstico y visión ciudadana respecto de lo que se quiere llegar a alcanzar como Región, de allí que, partiendo de esa consideración, a partir de un coincidente diagnóstico se desarrollan los lineamientos para acercarnos al futuro con que los ñublensinos soñamos”.

Más allá del diagnóstico realizado por la Universidad Autónoma y la información que maneja el Gobierno Regional de Ñuble, lo que se plantea es que la ERD debe ser una hoja de ruta para resolver las inequidades existentes en el territorio.

Y una de las estrategias que se desplegarán es generar objetivos claros, lo que justamente es parte del la Estrategia Regional lanzada recientemente, plantea Zúñiga.

“La ERD Ñuble 2020-2028 para lograr resolver los principales problemas de la región en cuanto a rezagos y brechas de desarrollo a nivel nacional e intrarregional que presentan sus comunas, y en atención a las dimensiones y variables que presenta el IDC 2020, ha establecido diferentes lineamientos, objetivos y acciones estratégicas que son coherentes con lo planteado por dicho estudio, principalmente lo referido al poco avance en materia económica a nivel comunal y la desigualdad territorial que muestra esta dimensión en Ñuble”, remarca el jefe de División.

Por ejemplo, subraya, se estableció en el eje Economía y Capital Humano un lineamiento estratégico con el que se busca aumentar el dinamismo de la economía promoviendo la diversificación y la sustentabilidad de la producción. Lo mismo se considera en el eje de Desarrollo Social donde se apunta a reducir la vulnerabilidad de la población regional, fortalecer el acceso a la salud de calidad, apoyar el desarrollo de habilidades personales y mejorar las condiciones que favorezcan la calidad de vida de los adultos mayores.

En cuanto al eje Territorio y Medio Ambiente, apunta, la ERD pretende alcanzar un desarrollo integral y equitativo mejorando conectividad y un aumento de la cobertura de las comunicaciones entre otras medidas, por nombrar algunos objetivos.

Centralismo

El alcalde Sergio Zarzar, indicó que el centralismo efectivamente es un problema que ha aquejado por décadas a la zona y que ya se manifestaba cuando Ñuble era una provincia, de tal manera que para revertirlo se creó el movimiento regionalista.

Zarzar indicó que “es indispensable que se rompa el centralismo regional y además el que existe, incluso, a nivel interno en capital regional, disponiendo de más fondos para fomentar el desarrollo de las comunidades rurales y las comunas de Ñuble”.

“Chillán concentra recursos en educación, salud y muchos otros sectores lo que deriva en que cada vez llegan más personas a la ciudad y la vialidad urbana colapsa, lo mismo que los servicios, frente a lo cual es necesario adoptar medidas que favorezcan a las personas de todo el territorio”, sostiene Zarzar.

En tanto, el diputado Jorge Sabag, sostuvo que el estudio universitario vuelve a poner el acento respecto de un tema pendiente en la Región como es el estado de vulnerabilidad de muchas comunas que no tienen en la actualidad medios para salir del subdesarrollo.

Sabag comentó que recientemente asistió a una videoconferencia donde quedó de manifiesto la diferencia interna que existe en el uso de los recursos naturales de Ñuble, según lo cual los frutales y variedades más rentables se concentran en dos provincias, Punilla y Diguillín, mientras que Itata está muy retrasada en ese y otros ámbitos.

“El informe, es plenamente coherente con la información previa, de cuando se creó la región de Ñuble, donde vemos que existen comunas muy retrasadas y esta pandemia no ha hecho otra cosa que profundizar las brechas existentes, entre ellas la de la conectividad digital, que impide que se realice teletrabajo o los alumnos participen activamente en clases”.

Un tema pendiente, reclama Sabag es la Zona de Rezago del Itata que comenzó con mucho ímpetu, pero que con el tiempo perdió el empuje de tal forma que en la actualidad no estaría operativa o al menos no incide en mejorar las condiciones de vida de las comunas.

El alcalde de Cobquecura, una de las comunas más retrasadas de Ñuble, sostiene que cuando se enteró del informe universitario publicado por La Discusión, “no me extrañó, pues he sido testigo de lo que pasa en una comuna pequeña como es Cobquecura donde no llegan recursos como a las grandes ciudades”.

A pesar de los cambios que se planteaban cuando se discutió la creación de la Región, “Chillán continúa centralizando recursos y servicios y los recursos disponibles en el territorio de Ñuble, lo que implica que así como vamos se esfuma el sueño de que haya un desarrollo equitativo para todas las comunas”.

Las ciudades más grandes, remarcó, “seguirán creciendo, absorbiendo recursos estatales y por lo que se ve, las más pequeñas tendrán que lidiar con la marginación”. Cobquecura, por ejemplo, a diferencia de Chillán, no registra ingresos propios y depende en más de un 90% del Fondo Común Municipal.

El alcalde de Bulnes Jorge Hidalgo, indicó que “lamentablemente los recursos que llegan desde el Gobierno a las comunas no son muy elevados y cuesta mucho que se aprueben proyectos generados a nivel municipal por entidades regionales y estatales”.

El alcalde de Ránquil, Benito Bravo, sostuvo por su parte, que “los recursos que manejamos para atender las necesidades de miles de personas son ínfimos lo que se ha visto afectado por la pandemia, la sequía y falta de oportunidades de trabajo”.

El ingeniero civil Luis Díaz Acuña planteó que “este informe es sin duda un llamado de alerta para la región y todas sus comunas”. El profesional, asesor de municipalidades, agrega que “lamentablemente vemos que nuevamente un estudio nacional pone a Chillán en un nivel de calidad de vida muy superior a otras del territorio regional”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/