Close
Radio Radio Radio Radio

81 agrupaciones ambientales piden aclarar quiénes son los beneficiados por el Punilla

Un nuevo frente crítico del proyecto de embalse Punilla abrieron  81 agrupaciones de la Región de Ñuble. Llaman  a un debate profundo respecto de las implicancias del proyecto de riego, en el que el Estado está comprometido a gastar $650 millones de dólares, luego que fracasara su construcción vía concesión.

Los organismos, ligados a la Coordinadora Ambiental Ñuble Sustentable y Libre de Contaminación, consultan: ¿Quienes serán los beneficiarios de este proyecto?

La entidad, que reúne a grupos sociales, culturales y laborales de Ñuble y el país, cuestiona el proyecto, que está destinado a embalsar millones de metros cúbicos de agua para riego y generación de electricidad.

El embalse, según antecedentes aportados por el dirigente de Chillán Viejo, Ulises Lari, daría mayor seguridad de riego a 60 mil hectáreas e incorporaría otras 10 mil a regadío, para lo cual será necesario inundar 1.700 hectáreas.

Sin embargo, quienes cuestionan esta obra consideran que “los mega-embalses de este tipo están obsoletos, son caros, no rentables y provocan graves daños ambientales a las hoyas hidrográficas”.

La declaración, plantean los dirigentes, invita a debatir sobre la conveniencia de este mega-embalse, que requerirá de una millonaria subvención fiscal.

Durante la visita del Presidente Sebastián Piñera a Chillán Viejo, el 20 de agosto, agricultores y gremios empresariales regionales y nacionales, le solicitaron apurar el inicio de obras y aumentar la inversión estatal utilizando “algún fondo de reactivación económica o de reasignaciones presupuestarias” con cargo a los 12 mil millones de dólares definidos para los próximos años.

La Coordinadora Ambiental sostiene que si la mayoría de los fondos son fiscales y se está solicitando el aumento de los mismos, “la ciudadanía tiene derecho a saber quiénes serán los beneficiados de este proyecto. Quienes son los propietarios a perpetuidad de los derechos de agua, cuántos derechos de agua están disponibles para los pequeños agricultores y cuáles son los impactos ambientales y productivos reales”.

¿Pequeños o grandes?

Quienes promueven la ejecución de esta mega-obra sostienen que el 70% de los beneficiados serán los pequeños agricultores.

La Coordinadora Ambiental, expone que “es necesario que la ciudadanía conozca cuanta tierra y cuantos derechos de agua tienen esos pequeños agricultores y cuanta tierra y derechos de agua el otro 30 por ciento, que corresponde a grandes agricultores y grandes empresas”.

La concesión de la obra fue otorgada en el año 2016 al consorcio italiano Astaldi, actualmente en conflicto legal con el MOP, y aún no existen proyectos de ingeniería aprobados. El MOP solicitó el término del contrato y todo está paralizado a espera de la resolución de la Comisión de Arbitraje.

Las organizaciones ambientales agregan que el embalse “no se ve viable desde el punto de vista económico, ambiental, social, y no será una solución real para los pequeños agricultores, ni menos para la agricultura familiar campesina, en donde está radicada la pobreza rural”.

La Coordinadora Ambiental sugiere que para enfrentar a escasez de agua se invierta en obras de menor escala y menos invasivas, que no afecten un territorio que además, es Reserva de la Biósfera.

Obras Públicas

El seremi de Obras Públicas, Cristóbal Jardúa, destacó ayer que “el Embalse La Punilla es una obra de gran envergadura, parte de un plan de embalses, que nos permitirá la acumulación de agua para mantener 70.000 hectáreas con seguridad de riego, lo que sin duda es un beneficio para pequeños agricultores, que equivale al 70% de las nuevas áreas, y durante su etapa de construcción generará muchos empleos anualmente, lo que es un pilar importante para la reactivación económica del país y de la región. Cada año dejamos que miles de litros de agua lleguen al mar, cuando podríamos aprovechar ese potencial de riego para hacer más productivos nuestros campos, generar alimentos, impulsar la economía regional y aumentar las fuerza laboral,  que es muy necesaria, especialmente en una región rural como la nuestra, mas aún, en este tiempo de pandemia, en la que la consecuencia mas grave, ha sido el desempleo”.

La Junta de Vigilancia del Río Ñuble, en tanto, espera que el MOP termine el contrato que mantiene con Astaldi y resuelva cómo se va a construir la represa.

Durante la reciente visita del Presidente Sebastián Piñera a la zona, se le entregó al Mandatario una carta apoyada por gremios y organizaciones nacionales y locales, que justamente solicita a las autoridades y, en especial al Presidente de la República, que se decida lo antes posible la construcción de La Punilla.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/