Close
Radio Radio Radio Radio

70,2% de los ñublensinos votó por cambiar la Constitución

Cristian Cáceres

Números más, números menos, lo cierto es que el proceso electoral de ayer superó todas las expectativas en la era del voto voluntario, sobre todo, teniendo en cuenta el escenario de pandemia.

Si bien la participación electoral en el plebiscito constitucional en Ñuble fue menor al promedio nacional (42,4% versus casi un 51% en todo el territorio nacional), inferior incluso a la de la última elección presidencial y parlamentaria de 2017, cuando llegó al 47,6%; al igual que en el resto del país, la opción Apruebo se impuso por un amplio margen a la del Rechazo, con un 70,2%, versus un 29,7%.

Ocho puntos menos que el porcentaje alcanzado a nivel nacional, que se empinó en un 78,2%, con un 99,5% de las mesas escrutadas, según cifras del Servicio Electoral.

La región fue la segunda del país donde el Rechazo obtuvo más votación (después de la Araucanía), territorio con el cual comparte, paradójicamente, dos indicadores clave a la hora de explicar sus carencias: altos índices de pobreza multidimensional y alta tasa de ruralidad.

Al desagregar los resultados, Quirihue (80,1%), Cobquecura (77,6%), Yungay (76,8%), Trehuaco (74,8%) y San Fabián (72,5%) fueron las comunas en las que el Apruebo logró sus mejores resultados. A excepción de San Fabián, todas son comandadas por alcaldes de oposición.

En tanto, en Pinto (47,4%), Coihueco (38,2%), Ñiquén (38%), El Carmen (36,1%) y San Ignacio (33,6%), el Rechazo alcanzó sus mejores resultados en el territorio. Salvo El Carmen, estas comunas son lideradas actualmente por alcaldes de Chile Vamos.

Chillán, la comuna con el mayor número de electores (152 mil, de los 423 mil de la región), le dio al Apruebo un 71,8%; mientras que en Chillán Viejo esta opción alcanzó el 71,9%.

Respecto del tipo de órgano que redactará la nueva Constitución, a nivel país la opción convención constitucional (cien por ciento de sus miembros elegidos democráticamente para tal fin) anotó un 78,9%, mientras que en la región, el porcentaje llegó al 72,9%.

Al igual que en la anterior consulta, Ñuble se ubicó en segundo lugar tras la Araucanía en cuanto a nivel de apoyo a la convención mixta, con un 27%, versus un 21% a nivel nacional.

La convención constitucional obtuvo sus mejores resultados en las comunas de Quirihue (78,9%), Cobquecura (77,9%), Yungay (76,1%), Trehuaco (75,7%) y Chillán Viejo (75,5%).

La convención mixta, en tanto, marcó más en Pinto (37,8%), Coihueco (32,6%), Ránquil (32,5%), Ninhue (31,9%) y San Ignacio (31,4%).

Recuperar la gobernabilidad

“Estoy muy emocionado y contento de que las manifestaciones ciudadanas y el acuerdo de aquella madrugada del 15 de noviembre permitieran que la ciudadanía hablara fuerte y claro, que un pueblo se movilizara y dijera que quiere un nuevo texto constitucional por una amplia mayoría”, afirmó el senador del PPD, Felipe Harboe, quien dijo sentirse orgulloso de haber contribuido “con un grano de arena a este gran proceso social y político. Ahora tenemos que ser capaces de sentarnos con templanza, prudencia y decisión a redactar un nuevo texto constitucional para que a Chile le vaya bien en los próximos cuarenta años. Debemos ser capaces de recuperar la gobernabilidad, la tranquilidad y la paz social. También la justicia y la inclusión. Debemos dar reconocimiento pluricultural, de género, a las regiones, a los territorios. Debemos redibujar nuestra forma de gobernarnos. Ése es el llamado y el tremendo desafío ahora”, sostuvo el parlamentario por Ñuble.

Para el diputado DC, Jorge Sabag, el de ayer fue “un triunfo inobjetable, que convocó a gran parte de los chilenos tanto jóvenes como adultos mayores, que en contexto de pandemia fueron capaces de salir a votar y reafirmar su compromiso y amor por Chile. Estoy muy contento, porque creo que esto marca un antes y un después en nuestro país, donde la voz de las personas debe ser escuchada, sobre todo, por nosotros los políticos”.

El legislador destacó la participación en la Región de Ñuble, pese al escenario de pandemia.

“Los ciudadanos creyeron en esta opción y se pusieron a la vanguardia de la importancia del cambio a nuestra Constitución. Invito a esas fuerzas políticas que no querían una elección constitucional a plegarse, y entre todos, crear un mejor país”, sostuvo.

Su par independiente, Carlos Abel Jarpa, manifestó que ayer “ganó Chile, ganó la democracia. Tal como lo hicimos hace 32 años, cuando iniciamos el camino para recuperar la democracia. Hoy, en medio de una pandemia, hemos demostrado ampliamente que la civilidad, el respeto y la responsabilidad son el camino correcto para redactar los lineamientos de una nueva Constitución; en la que todos y todas, sin excepción, sean parte de ella. Es por eso que, interpretando el sentir ciudadano, presentamos el proyecto que busca ampliar la participación de independientes en las próximas elecciones de convencionalistas constituyentes, y eliminamos las barreras de entrada para igualar las condiciones entre quienes son patrocinados por algún partido político y quienes no pertenecen a ninguna colectividad”.

Jarpa añadió: “espero y confío que quienes aún creen que la violencia es el sendero para hacer los cambios que necesita nuestra sociedad; comprendan que ayer quedó demostrado que la senda de la paz es el camino que nos debe conducir a un país con crecimiento y desarrollo, en que las personas tengan mayor bienestar, justicia y dignidad”.

Llamado a la unidad

Desde los partidos políticos locales, hubo satisfacción por los resultados obtenidos.

“El pueblo de Chile le gritó con fuerza a la clase política que quiere un cambio. Y le aventó en la cara a este gobierno mediocre y negligente un manojo de esperanza de una sociedad más justa y menos desigual. Ayer venció la gente como hace tantos años no ocurría, y se marca el principio del fin del modelo neoliberal que nos ahoga en el consumismo y el mercado. Se comienza a cimentar una sociedad de derechos, en la que las oportunidades nos alcancen a todas y a todos, y la justicia social sea la consigna que permita que las chilenas y los chilenos comencemos a transitar por un Chile mejor”, manifestó la presidenta regional del PS, Gina Hidalgo.

Desde el Partido Radical, su timonel, Cristian Ortiz, dijo estar “muy contento, nuestras expectativas se dieron. En Ñuble superamos el 65% que era nuestro objetivo. Esperamos que pronto nos podamos colocar de acuerdo los partidos políticos para definir la estrategia que nos lleve a obtener los 2/3 de la Constituyente, y poder efectivamente realizar los cambios a los que aspiramos. Además, tenemos el desafío de convocar a muchos independientes para que participen de este proceso. Este resultado nos llena de energía para seguir trabajando y establecer en una nueva Constitución los anhelos de la gente. Hemos derrotado la Constitución de la dictadura y vamos a construir nuestra propia historia”.

Paulo de La Fuente, encargado electoral del PPD, se mostró orgulloso de haber participado “de este proceso histórico y trascendental para el país. Creemos que con esto ponemos término a una etapa de la historia de Chile, que es la etapa de la transición democrática, en la que el único escollo que impedía pasar a un proceso de plena democracia era esta Constitución creada en 1980 por una dictadura, por unos pocos, en beneficio de pocos, y muchas veces en perjuicio de la ciudadanía. Con esto iniciamos una nueva etapa para el Chile de los próximos 30 años, este proceso legitima cada uno de los puntos, comas y letras redactados en una nueva Constitución. Debemos garantizar la necesidades básicas de los chilenos, eso es fundamental para generar un país donde se produzca la unidad. Llamamos a la unidad, a trabajar todos juntos, no habrá sobreposición de una idea sobre otra, debemos sacar la mejor Constitución para todos los chilenos”.

Para el presidente regional de la DC, Ildefonso Galaz, “este 25 de octubre, como el 5 de octubre de 1988, decidimos el país en el que queremos vivir. Recuperamos el valor de la democracia, de la libertad, el respeto por la vida y la dignidad del ser humano, el rechazo a la tortura, a la muerte y al exilio. Como ayer, solo con un lápiz y un papel, nuevamente la gente resuelve derrotar a los mismos del año 88, y generar más oportunidades para todos y todas, donde la meritocracia sea la vía común de selección”.

Desde hoy, añadió, “debemos empezar a hacer realidad nuestros sueños de construir la casa común de todos y todas, esto es construir una nueva Constitución en democracia, que en definitiva, nos permita construir una Patria más humana, más justa, más digna y paritaria. Nuestro reconocimiento y gratitud al campo social y a la civilidad organizada, que abrió este espacio, gracias por su trabajo y compromiso. Siempre adelante con mucha esperanza lograremos construir un nuevo modelo de desarrollo en nuestro país, que nos permita dejar atrás este modelo neoliberal, que permita finalmente construir un Estado social de derechos”.

Respecto de lo que viene, dijo, “no cabe duda que con este resultado, el pueblo de Chile ha entregado a los partidos políticos en general, y a la DC en particular, un mandato, que en lo medular, nos exige unidad política y programática, con objetivo único y común, que es derrotar la desigualdad, la discriminación, las inequidades y terminar con los privilegios y las colusiones empresariales”.

Según Daniela Manosalva, presidenta regional de Revolución Democrática, “como Frente Amplio estamos muy felices por los resultados de este plebiscito, sentimos que fue una fiesta democrática y una vía institucional para validar el descontento y la rabia. La gente ya estaba aburrida de desigualdad e injusticia, y se motivó y salió a votar. Se ha marcado un precedente histórico no solo a nivel nacional, sino en el mundo, pues seremos el primer país en construir una Constitución paritaria. Estamos tranquilos, porque este proceso fue muy pacífico. Las personas pudieron manifestarse a través de las instancias democráticas para cambiar este país desde sus bases”.

Agregó: “nosotros estamos convencidos que el Frente Amplio es un proyecto transformador de la forma de hacer política, hemos buscado los cambios desde dentro, y por eso estamos orgullosos que haya sido la propia gente la que lo consiguió. Todas las vidas y ojos que se perdieron no podían ser en vano”.

Y concluyó: “Sabemos que el proceso que viene es largo, y debemos sumar a los independientes para constituir la Constituyente. Queremos quedarnos con la unidad que logramos en estos meses como oposición con el resto de los comandos del Apruebo, porque sabemos que necesitamos fuerza para conseguir los cambios que queremos para Chile”

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/