Close
Radio Radio Radio Radio

Los “Elefantes blancos” de Chillán que podrían renacer tras años de abandono

Nunca es grato ver a un amigo arruinado, en especial cuando alguna vez fuimos testigos de su radiante encanto y esplendor social. Problemas económicos, judiciales, disputas familiares o un cruel abandono, pueden terminar con esos años dorados y vestirlos con el opaco ropaje del lamento.

Así, también, es como se sienten los chillanejos, en especial los que llevan décadas tejiendo sus historias en torno a la ciudad, cuando ven esos edificios emblemáticos, sitios que alguna vez brillaban de vida, castigados por el desuso, sucios invadidos con “okupas” o afirmados por andamios, como la Iglesia Las Carmelitas, el ex cine O’Higgins, la antigua Tenencia Carreteras o el icónico centro de entretención de Las Encinas.

No es fácil conocer sus historias ni saber qué se espera de ellos, muchas veces los dueños, sencillamente, no quieren hablar al respecto y ni siquiera le responden a las autoridades cuando les exigen que, al menos, limpien y corten el pastizal que los comienza a cubrir, dándoles sólo un final aún más lúgubre.

  [bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

La Discusión intentó conversar con la mayoría de sus encargados –en ocasiones el propio Estado- para conocer de fuentes oficiales qué hay a futuro para esos lugares. Casi como quien toca el timbre de ese amigo que lleva años postrado. Se recibieronbuenas noticias y otras solo con gusto a esperanza. En otras ocasiones, alguien se asomó a la ventana, pero se negó a abrir.

Esperando por el Plan Regulador Intercomunal

Aún no se ha podido ejecutar el Plan Regulador Intercomunal Chillán-Chillán Viejo, y eso ha generado una tensa espera en el rubro inmobiliario.

“Lo otro que incide mucho, es saber qué va a pasar con la Constitución, si se cambia o no y si esto incidirá en el mercado inmobiliario”, dice el empresario Fernando Lahsen, quien hasta principios de este año era parte de los propietarios del predio en el que se construyó el edificio La Frontera, en calle Rosas, entre Arturo Prat y Purén.

El proyecto de departamentos habitacionales fue declarado inhabitable tras el terremoto del 27 de febrero de 2010, y hoy el terreno lleva 11 años abandonado.

O casi. “Esto se llenó de jóvenes de esos que llaman okupas y para nosotros fue muy desagradable. Eran sucios, gente de muy mala vida. A veces nuestros patios amanecían llenos de latas y botellas de cervezas, cajas de vino y basura de todo tipo. Cuento aparte el ruido que hacían todas las noches, imagínese que una vez lanzaron a otro joven por una ventana y lo mataron”, cuando don Alberto Sánchez, residente del sector.

Relatos como este se repetían “por eso decidimos demoler, porque escuchamos los reclamos de los vecinos”, comentó Fernando Lahsen. El empresario dijo que hoy la dueña es su hermana, quien vive en Viña del Mar. “Y sé que están en conversaciones con algunas inmobiliarias para que se haga otro edificio, pero como le decía, hay mucha gente esperando que se resuelva lo del Plan Regulador”, concluye.

Algo similar ocurre con otro edificio que por décadas quedó como casa fantasma. Emplazado en esquina sur poniente de las avenidas Palermo con Schleyer.

Se comenzó a construir el año 2008, proyectando un edificio de departamentos, en un sitio de 1.038 metros cuadrados y en obra gruesa de superficie de 519 metros cuadrados, con subterráneo incluido. La obra no superó el segundo nivel y fue abandonado por problemas económicos.

Hoy, al igual que  La Frontera, también está a la venta por un valor de 13.200 UF ($447.243.192)

Sin respuesta

El terminal de buses de Línea Azul ha pasado por varias etapas. Es inolvidable para quienes nacieron durante el siglo XX la enorme cantidad de personas que de lunes a lunes, desde antes de las 7 de la mañana y hasta pasada las 23.00 horas, circulaba y abordaba buses en la histórica estación de calle Constitución con Brasil.

En una época de prosperidad, el terminal se cambió a un sitio cercano, pero la época de oro no se replicó. Líos judiciales con las empresas Tur Bus y Pullman derivaron en una situación compleja para la administración y como cierre tuvo un juicio en contra de su gerente, Marcelo Hernández por cuasidelito de homicidio en contra de seis personas, a raíz de un accidente de uno de sus buses en la Región de O’Higgins.

Ya en 2019, a raíz de estos mismos líos, el Primer Juzgado Civil ordenó el remate del predio que, a esas alturas, albergaba a personas en situación de calle y se había convertido en un foco de insalubridad que afectó profunda y negativamente a todo el entorno. Hoy el lugar sigue siendo parte de un embargo judicial a espera de postores. En la empresa no quisieron hablar al respecto.

Lo de la discoteca y piscina Las Encinas, ubicada en la salida norte de Chillán es, quizás, la pérdida más dolorosa para los chillanejos. Autoridades locales, artistas, animadores y una cantidad incontable de vecinos recuerdan lo que era ese espacio de formas modernas, con subterráneos de diseños vanguardistas, una piscina con vidrios que incluso permitía a quienes estaban en la pista de baile, ver a quienes se estaban bañando.

Construido en 1975 se convirtió en el panorama obligatorio de todos los chillanejos, sin embargo, a la muerte de su dueña, la propiedad fue heredada a sus tres hijos, quienes nunca se pusieron de acuerdo respecto a qué hacer con el lugar que hoy es solo maleza, pastizales y paredes con grafitis.

Uno de los propietarios es el agricultor Ricardo León Velilla. La Discusión intentó comunicarse con él para saber si había algún futuro claro para el lugar, pero no hubo respuesta.

Proyectos del Gobierno

Por parte del Estado también se proyectan planes para algunos de estos edificios. Lo más claro es que tras la caída de las primeras negociaciones con los dueños del edificio del ex Cine O’Higgins, en el Gobierno Regional quieren reactivar las conversaciones para darle un destino ligado a lo cultural.

La idea partió en el gobierno pasado, incluso la seremía de Cultura ya tenía un preacuerdo con los dueños, sin embargo, uno de los propietarios falleció y eso generó diversas trabas burocráticas que superaron los tiempos de espera del gobierno y los dineros aprobados para la transacción se debieron destinar a otras necesidades.

“Hoy queremos ver de nuevo la posibilidad de comprarlo, tenemos entendido que los dueños de nuevo están en condiciones de negociar, así que estamos explorando algunos caminos”, dijo el arquitecto Claudio Martínez, jefe de Planificación y Desarrollo del Gobierno Regional.

No menos inspirador resulta conocer los planes que el GORE tiene para la Iglesia Las Carmelitas (Rosas entre Constitución y Libertad). Declarada Monumento Nacional (2012), en el gobierno ven en sus más de 3 mil metros cuadrados y nueve naves, la posibilidad de crear una “Biblioteca y Archivo Regional de Ñuble”, basándose en experiencias como las de Librería Selexyz, de Holanda, el Musoe Damiâo de Góis (Portugal) o la Biblioteca, Museo y Centro Comunitario “De Petrus” (Holanda).

“Se entregó a la congregación una propuesta, la que fue trabajada en conjunto con Cultura y se entregó en una reunión en marzo pasado, en presencia del gobernador (Óscar Crisóstomo) y de representantes de Cultura y Patrimonio”, explicó Claudio Martínez.

Finalmente, está la extenencia Carreteras, ubicada al norte de la actual Subcomisaría de Accidentes de Tránsito (SIAT) de Carabineros, en el sector de Puente Ñuble (comuna de San Nicolás).

El lugar pertenece a Bienes Nacionales, cuyo seremi, Cristian Ortiz, dijo a La Discusión: “la Extenencia Carreteras es un espacio fiscal que por décadas estuvo destinado a Carabineros de Chile, quienes hace menos de un mes hicieron devolución de este al Estado, al ya no estar siendo utilizado”.

Destacando el que como región se cuente con poca disponibilidad de propiedad fiscal y muchas solicitudes de distintas organizaciones, “es bueno ir recuperando estos espacios que en su momento tuvieron utilidad pero que hoy ya no cumplen con esa función. Específicamente sobre este terreno, hemos tenido reuniones con distintas agrupaciones que buscan desarrollar proyectos que beneficien a la comunidad, pero hasta ahora no existe algo concreto, esperamos pronto poder darle utilidad a este espacio”.

[/bg_collapse]

Felipe Ahumada

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top