Close
Radio Radio Radio Radio

“Jugué con él y después fue mi entrenador muy poco tiempo”

Archivo

“Juan llegó en 1980 a Ñublense, en la etapa final de su carrera, pero aún le quedaba clase”, evoca Luis Rosales, ex jugador chillanejo de Ñublense, club en el que fue compañero de Juan Rodríguez Vega, el otrora zaguero del “Ballet Azul”, la Selección Chilena, Colo Colo, Coquimbo Unido y Unión Española, que falleció este miércoles a los 77 años, a raíz de una pancreatitis y un cáncer gástrico.

Si bien muchos asocian el nombre del recordado defensor apodado como “Care Pato”, a la “U”, donde jugó 179 partidos y logró cuatro títulos nacionales, y a la Roja, con la que disputó el Mundial de Alemania, pocos reparan en que culminó su carrera en Chillán, logrando el ascenso a Primera con Ñublense en 1980.

“Hacía dupla con Roberto ‘Guagua’ Hernández en la zaga, yo era el lateral derecho y por la izquierda iba Carlos Araneda o Mariángel. Venía casi retirado, pero mantenía su clase, si había jugado años en México y en la Selección Chilena y se notaba su experiencia, pero también cometía errores porque ya no le acompañaba el físico”, detalla Rosales, quien con 67 años, está radicado en Valparaíso.

La crisis del 81’

Luis, quien fue uno de los chillanejos, junto a Michel Atanasovici, Nelson Parra y Óscar “El Potro” Villablanca, que vivió el ascenso a Primera en 1980, cuenta que al año siguiente lo tuvo de entrenador. Justo cuando se generó la crisis económica que desató la huelga y despido de casi todo el plantel profesional y el descenso a Segunda División con apenas 10 puntos.

“Lo tuve como seis meses de entrenador y ni recuerdo esa etapa de la que prefiero no hablar. A los que nos quedamos nos trataron de ‘rompehuelgas’, pero nunca se dijo la verdad completa. Ese año lo pasé mal, me trataron hasta de mal nacido porque seguí jugando con Mariano Puyol y otros juveniles de casa como Hugo Bello, quienes aprovecharon su oportunidad. Juan Vega apoyó la huelga como entrenador y fue despedido también de Ñublense. Pero ese año fue tan malo que me llevó a arrepentirme de ser futbolista”, sentencia Rosales, quien no olvida a Rodríguez Vega y su hermano, Manuel, quien era el DT del Rojo en 1980.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top