Close
Radio Radio Radio Radio

INDH pidió investigar a Gendarmería por supuestos malos tratos a reos

Mauricio Ulloa

El abogado Gustavo Peñailillo, del Instituto de Derechos Humanos (INDH), Ñuble, presentó una acción de amparo constitucional, en la Corte de Apelaciones de Chillán, solicitando de esa manera que se realice una investigación al interior de la cárcel de Chillán, a raíz de presuntas agresiones injustificadas sufridas por cuatro internos, de parte de funcionarios de Gendarmería.

Los hechos expuestos en la acción penal se habrían desarrollado durante la mañana del pasado 9 de diciembre, en el dormitorio número cuatro del recinto carcelario.

Según el documento, el origen de los incidentes estaría en la intervención y defensa que hicieron algunos penitenciarios, luego que unos gendarmes intentaran levantar a la fuerza al reo Richard Román Garrido, quien aún se encontraba en cama tras haber comunicado a los celadores que se encontraba aquejado por los dolores de un cálculo renal, del que ya había dado aviso anteriormente.

“Nosotros nos entrevistamos con los reos y ellos nos comunicaron que fueron agredidos en este contexto, por lo que tomamos declaraciones y pedimos revisar las cámaras de seguridad de la cárcel, aunque obviamente, no hay cámaras al interior de los dormitorios, por lo que solo se ven imágenes de los internos siendo conducidos a la enfermería y luego, puestos en las celdas de aislamiento”, explicó Daniel Concha, director regional del INDH.

Conforme a los relatos expuestos por los cuatro denunciantes, aparte del prisionero afectado por el cálculo renal, uno de ellos fue golpeado por intentar intervenir cuando Román Garrido era arrastrado por la fuerza fuera de su cama.

Otro, quien además resultó con un corte en una de sus cejas, acusa que fue golpeado por la espalda por haber recriminado verbalmente la acción.

Un tercero, en tanto, acusa haber sido reducido y luego conducido a la celda de aislamiento, solo por estar en la puerta del dormitorio 4, mirando lo que acontecía.

Anfup niega acusación

Conocida la acción del INDH, los funcionarios de Gendarmería decidieron autodenunciarse para solicitar una investigación paralela de los hechos, toda vez que ellos consideran imprecisa y acomodaticia la versión entregada por los reos afectados respecto al incidente del módulo 4.

El presidente regional de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (Anfup), suboficial Cristián Montecinos, dijo a La Discusión: “nos interesa que se establezca la verdad respecto a los hechos, por lo que allí sucedió fue que un grupo de reos pertenecientes a ese módulo intentaron agredir a los colegas y es necesario precisar que se trata del módulo con los reos más riesgosos del penal y no es primera vez que tratan de impedir que los funcionarios ingresen al dormitorio, casi como si se tratara de un lugar al que nadie puede entrar más que ellos”.

Respecto a lo que habría acontecido con el reo con problemas renales, Montecinos explica que “en efecto había antecedentes de eso, y lo que se intentaba era que se levantara para llevarlo a enfermería, que es lo que se hace con todas las personas que están enfermas, porque no porque algún interno amanezca con problemas de salud se va a poder quedar acostado en las celdas. Eso no es lo que establecen los protocolos”.

Manipulación

Mientras en el INDH, el director, Daniel Concha, dice que no se ha tramitado otro tipo de acciones en contra de Gendarmería Ñuble por alguna acusación de violaciones a los derechos humanos, en la Anfup advierten que los internos siempre intentan acudir al instituto para sacar provecho de las polémicas.

“Nos preocupa que los internos sigan instrumentalizando al INDH, que si bien cumple  una función muy noble, no pueden olvidar que todos tenemos derechos, también los gendarmes”, dijo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/