Close
Radio Radio Radio Radio

Escuela sin patria

Señor Director:

El chileno se forma en la escuela, decía Gabriela Mistral. Ahí se integra la nación, conoce los símbolos nacionales con los que se reconocerá en el mundo. Su historia, geografía, sus padres tutelares.

Los viejos recordamos el acto matinal de los lunes: Canción Nacional, Bandera en el mástil, el Escudo en algún lugar visible, poesía, canciones, pequeño teatro… Una inyección de Patria cada semana. Ignoramos si este acto se sigue haciendo.

Mi primer discurso como presidente del Centro de Estudiantes del Liceo de Hombres, fue al pie del monumento O’Higgins en la Plaza de Armas de Chillán, donde cada 20 de agosto íbamos profesores y estudiantes a rendir homenaje al fundador de la República. Guardo esa fotografía como uno de mis tesoros.

En democracia, se desvaneció la Patria en los colegios. Sólo interesó formar mano de obra y preparar a los mejores para ir a la universidad a buscar un título como patente de corso para hacer plata cuanto antes mejor. Se redujeron las clases de historia, artes, literatura chilena. Se privilegió el lenguaje como técnica comunicacional y no como cultura.

El resultado está a la vista: Sucesivas generaciones sin Patria. Sin orgullo nacional. Más aún, con unos cuantos profesores más interesados en adoctrinar que en educar, demasiadas huelgas con motivaciones discutibles. ¿Cuántas clases se pierden cada año? Escuela sin Patria y Patria sin ciudadanos que no valoran su propio progreso material ni respetan normas ni autoridades. Un buen número de estos especímenes han entrado a la escena nacional a refundar Chile con lujo de ignorancia sobre la gran hazaña de nuestra historia que nos distingue en América Latina.

Alejandro Witker

Historiador

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top