Close
Radio Radio Radio Radio

Emprender contra viento y marea

Desde el año 2013 se instituyó en Chile el 29 de abril como el Día Nacional del Emprendimiento. La fecha reconoce el aporte que el sector pyme y la microempresa realiza a la actividad económica del país. Los resultados de la sexta Encuesta de Microemprendimiento, publicado por el Ministerio de Economía, muestran cifras que permiten caracterizar una parte de la actividad económica que presenta altas tasas de informalidad y que ha crecido con fuerza durante el período post pandemia.

Los resultados de la Encuesta muestran que en la Región de Ñuble existen 44.177 unidades de microemprendimiento, de los cuales un 58,4% son informales y un 41,6% son formales. El 43,7% presentan un nivel alto de informalidad, es decir no cuentan con inicio de actividades en el SII, no tienen ningún registro contable, ni cuentan con patente municipal. Un 53,2% de las empresarias son formales, mientras que en los empresarios la tasa cae a 36,5%.

El promedio de ganancia mensual para los microemprendedores informales de Ñuble es de $250 mil, entre los formales es $638 mil. En término de ganancia por género, la formalidad paga a los empresarios $666 mil y a las empresarias $594 mil; en cambio la informalidad margina $281 mil a los hombres y $154 mil a las mujeres.

El individualismo del microemprendimiento en la Región de Ñuble es otra característica que se observa con fuerza. En efecto, el 97% de los emprendedores no comparte ganancias con sus pares de hogares diferentes, superior al 92% que se observa a nivel país. Estas cifras tienen una alta implicancia en la baja capacidad de crecimiento de la economía local. El individualismo que acecha al microemprendedor, es fecundo para generar condiciones desfavorables para enfrentar la creciente demanda de mercado. Esta coyuntura, permite una mayor participación de mercado de las medianas y grandes empresas. Es decir, se produce una pérdida de eficiencia de una magnitud tal que compromete gravemente la capacidad para crecer en la empresa involucrada.

La calle Diagonal las Termas, entre Alonso de Ercilla y los Huilliches, de la comuna de Chillan se ha transformado en un espacio comunitario donde habita el microemprendimiento colaborativo. Trescientos cincuentas puestos acogen a igual número de hombres y mujeres de la comuna. Para las cinco agrupaciones de emprendedores que funcionan en dicho lugar, ha sido una historia de encuentros y desencuentros con la autoridad el ejercicio de su actividad económica en espacios de uso público. No solo su relación con la autoridad ha sido compleja, también los desencuentros han permeado hacia los vecinos del sector, quienes lamentaban las consecuencias negativas de dicha actividad en materia de seguridad, orden y limpieza. En este complejo ambiente de trabajo, intervino la autoridad comunal para propiciar un acuerdo comunitario formal, entre los microemprendedores, los vecinos y la autoridad, rompiendo con el individualismo vigente. El objetivo buscaba un ambiente favorable para la comunidad en el ejercicio de la actividad económica en un marco de orden, seguridad, limpieza y legalidad.

Es así como, en la actualidad, “contra viento y marea” funciona el emprendimiento comunitario en dicho sector. El masivo flujo de consumidores, es una garantía para posicionar dicho lugar como un polo emergente de desarrollo urbano. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top