Close
Radio Radio Radio Radio

Boric y el derecho a soñar

Gabriel Boric fue electo hace diez años, el 2011, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile. Hoy es el Presidente de Chile. ¿Qué ocurrió para que una personalidad como Boric se haya transformado en pocos años en Jefe de Estado? ¿Y qué ha ocurrido con el propio Boric para que entrara a la historia por la puerta grande?

Aquel joven dirigente estudiantil, de pensamiento complejo y profundo, paulatinamente, se fue transformado en lo que hoy se denomina un hombre de Estado, capaz de llamar al diálogo y a los acuerdos. Imponiéndose primero a muchos que en su momento denostaron la política de los acuerdos, como un instrumento válido y legítimo no solo para avanzar en los grandes temas del país, sino que además como parte del cimiento de una democracia sólida. Gabriel Boric, tiene sin duda pasta de líder, de esos que son capaces de decir lo que piensan, aunque sea políticamente incorrecto o vaya en contra de las tendencias en redes sociales, porque tiene la convicción de lo que es su deber como jefe de Estado. Es lo que observamos luego de su extraordinaria victoria. Se ha transformado en un fenómeno sin la sobreexposición en que suelen caer muchos de nuestros dirigentes políticos, sin banalidades ni populismos comunicacionales. Por el contrario, se ha mostrado como un dirigente serio y responsable, cuidadoso de las formas republicanas, y prudente a la hora de emitir una opinión.

Esto luego del fuego cruzado de una campaña del terror 2.0, en que fue capaz de darle a millones de chilenos el derecho a soñar. No solo los jóvenes pueden soñar y no solo los jóvenes pueden mirar al futuro, también lo pueden hacer todos aquellos que aspiran a un mundo mejor y quieren ser parte de esa construcción. Y Boric el Presidente -no el “ joven Boric” como algunos peyorativamente le dicen- ha sido capaz de encarnar ese derecho que no está en ningún texto constitucional, pero que está arraigado en las entrañas de todo ser humano que piensa no solo en sí mismo, sino que en el bienestar de todas y todos, sin ninguna distinción.

Cuando inició su campaña se subió al mismo árbol en que jugaba cuando niño. Desde allí invitó a Chile a mirar más allá del horizonte, a mirar y soñar con un futuro mejor. A dejar atrás las estructuras conservadoras que la élite que ha gobernado por años y a construir un mejor país.

No se trata de una ensoñación banal e irresponsable. El mismo Boric se encargó de aclarar esto cuando frente al mismo árbol, se le preguntó por qué no se subía, como al inicio, y respondió con la certeza del convencido ante la tarea superior que está a punto de asumir: “Mi mirada desde el árbol es hacia el futuro, pero mi gobierno será con los pies en la tierra”. Una respuesta sabia de quien nos ha devuelto el derecho a soñar.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/