Close
Radio Radio Radio Radio

El Ñublense de García quiere repetir la hazaña del plantel de 1995

“Fue una hazaña la que logramos. Yo hice uno de los dos goles en el Monumental, perdimos 4-2, pero clasificamos porque habíamos ganado 2-0 en casa. Fue histórico, ganamos mucha plata para la época, pero después nos desordenamos y pasamos de ser punteros de la Primera B, a salvarnos del descenso”.

Así recuerda Marcos Sepúlveda, ex delantero de Ñublense, la hazaña que logró el plantel de 1995, dirigido por Esaú Bravo, cuando eliminó a Colo Colo en cuartos de final de la Copa Chile, dando un inesperado batacazo.

El poderoso plantel albo era dirigido por el paraguayo Gustavo Benítez, que luego ganaría tres campeonatos nacionales y llegaría a semifinales en Copa Libertadores.

Ñublense, por su parte, había vuelto a la segunda categoría recién en 1992, luego de permanecer por una temporada en Tercera.

La expectación fue total en Chillán y en todo el Ñuble, ya que después de casi una década, Colo Colo volvía a presentarse en la ciudad.

David contra Goliat

El partido de ida se disputó el 3 de agosto de 1995 en un repleto estadio Nelson Oyarzún. En el recinto antiguo, de madera y con las bicicletas estacionadas a un costado de la cancha, unas 20 mil personas llegaron a alentar a los “Diablos Rojos”. Contra todo pronóstico y ante la locura de la hinchada roja, Ñublense derrotó por 2-0 a Colo Colo, con anotaciones de Arturo Cubillos y Mario Lagos.

“Fue inolvidable esa noche. Colo Colo tenía un equipazo con Mendoza, Echetverry, Espina, equipazo, pero los hicimos ver mal”, evoca el goleador histórico del Rojo, Mario “Gol” Lagos.

Para el partido de vuelta, fijado para el 15 de agosto, el Rojo escribió la hazaña tras caer 4-2, con goles de Marcos Sepúlveda (11’) y ,Héctor Lizana (66’). En la ronda de los cuatro mejores, Ñublense cayó ante Universidad Católica, equipo que a la postre sería el campeón de la Copa. Sin embargo, la hazaña del plantel de Esaù Bravo en 1995, se transformó en un recuerdo imborrable para los chillanejos.

Este 24 y 27 de septiembre, el Ñublense de Jaime García, disputará los cuartos de final de la Copa Chile, enfrentando a Huachipato, con la ilusión de llegar a las semifinales, tal como lo hizo el recordado plantel de Esaú Bravo.

Si lo logra, después de 27 años, el Rojo tendrá la opción de luchar por el paso a la final, instancia en la que se medirá con el ganador de la llave Magallanes-Cobreloa.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top