Close
Radio Radio Radio Radio

Cinco preguntas que permiten saber qué hacer frente a las temperaturas extremas

El pronóstico de una época estival calurosa se confirmó a pocos días de haber comenzado enero, con temperaturas que han superado los 36 grados Celsius en Chillán y en otras comunas de Ñuble.

Las autoridades sanitarias insisten en las recomendaciones para evitar consecuencias por una larga exposición al sol, como deshidratación, insolación y golpes de calor.

En este sentido, el meteorólogo de la Dirección Meteorológica de Chile, Arnaldo Zúñiga, explica que “era esperado, teníamos un aviso e incluso una alerta para Maule, Ñuble y Bío Bío para el viernes último, fue un evento extremo de temperatura. Así se estaba esperando este golpe de calor, por lo menos en la estación de monitoreo que oficialmente llevamos, en el aeródromo de Chillán, que reportó 36.2°C, y hay algunas estaciones que si bien no son oficiales son referenciales, en Cauquenes e interior alcanzaron 38°C”.

Si bien, para este fin de semana las temperaturas van a la baja inferiores a los 30°C, incluso este domingo con nubosidad, desde el martes se espera un alza nuevamente de uno a tres grados Celcius.

De esta manera, las recomendaciones se siguen manteniendo, porque además de la sensación térmica, está la radiación solar que llegará a ser de 12 en el índice UV, que corresponde a extremadamente alto (morado).

Cinco preguntas básicas

Durante todo el verano son repetidas acciones para evitar las consecuencias de las altas temperaturas. El médico internista del Hospital Clínico Herminda Martín, Nicolás Peña Toro, explicó cada una de las medidas para protegerse del sol, el calor y la radiación UV.

– ¿Por qué se debe mantener hidratado con agua y no bebidas azucaradas?

– Lo primero, es mantenernos hidratados bebiendo por lo menos dos litros de agua al día (seis a ocho vasos), para evitar síntomas como mareos, fatiga, insomnio, dolor de cabeza, náuseas, decaimiento, irritabilidad y somnolencia. Lo ideal es no pasar más de dos horas sin tomar algún líquido”. Y la razón para ingerir agua, es porque se recomienda, evitar alimentos altos en azúcares, sal, cafeína, como café, bebidas cola, energéticas, pues favorecen la deshidratación. Se debe preferir una alimentación más fresca que incorpore frutas y verduras, en lugar de comidas altas en grasas.

– ¿El calor nos afecta a todos por igual?

– La exposición a altas temperaturas nos afecta de diferente manera de acuerdo a la edad, debido a que en adultos mayores y niños menores de 2 años, el riesgo de deshidratación aumenta, en el caso de los primeros porque con la edad disminuye el umbral de sed, mientras que los segundos aún no saben expresar con palabras que molestias tienen a los padres o cuidadores.

– ¿Cuáles son los efectos de exponerse al sol?

Además, de la deshidratación, otro punto muy relevante es evitar la exposición prolongada al sol entre las 11 y las 16 horas, que es cuando hay mayor radiación y temperatura, para así no sufrir de quemaduras solares, aseveró el meteorólogo Arnaldo Zúñiga. “También, se puede sufrir insolación y golpes de calor, la radiación es una cosa que recibimos directamente del sol y los golpes de calor son asociados a la temperatura del aire, entonces van por distintos caminos, pero los dos son perjudiciales, la radiación sabemos son efectos acumulativos, tanto que los golpes de calor con temperaturas extremas, si no hay hidratación, pueden producir hasta problemas cardíacos”,

– ¿Qué usar para protegerse?

– “No basta con aplicarse bloqueador solar una vez al día, las principales recomendaciones tienen relación con: usar sombrero de ala ancha, lentes de sol, vestir ropa cómoda y holgada, aplicar bloqueador solar (superior a 50 FPS) 20 minutos antes de salir, para prevenir las lesiones de piel y repetir su aplicación cada 2 o 3 horas. Es relevante señalar, que debemos utilizar bloqueador solar incluso en otras temporadas, debido a que el índice de radiación se mantiene elevado”, afirmó el médico internista y utilizar lentes con filtro UV son esenciales para la autoprotección

– ¿Es bueno hacer ejercicio con calor?

– “Es recomendable evitar cualquier actividad física en los horarios de mayor temperatura. Es aconsejable realizarla en horarios matutinos o vespertinos e hidratarse antes, durante y después de realizar ejercicio físico, ya que éste produce la eliminación de agua y sales minerales que debemos reponer”, comentó Nicolás Peña.

Por último, en caso de deshidratación o complicaciones asociadas a las altas temperaturas, consultar en el servicio de urgencias más cercano. Y hay que estar pendiente de las mascotas que también sufren las consecuencias de los días calurosos.

Texto: Antonieta Henríquez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top