Close
Radio Radio Radio Radio

Apruebo local se refirió a “invitación” presidencial para llegar a acuerdos

“No solamente lo veo viable, sino que lo insto”. 

Así se refirió el Presidente, Gabriel Boric, a la factibilidad que las dos coaliciones oficialistas (Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático) lleguen a un acuerdo previo al plebiscito, para efectos de determinar las reformas a ingresar a la propuesta de nueva Constitución.

El mandatario descartó algún tipo de dificultad entre ambas coaliciones para llegar a un entendimiento, luego de conversar con los presidentes de partidos sobre la materia. 

“Como Gobierno y lo voy a reiterar hasta el cansancio, tenemos el deber de garantizar que todo Chile pueda votar informado y decir que ambas opciones el 4 de septiembre, rechazar o aprobar son acciones legítimas. Dicho esto, yo no veo dificultad de llegar a acuerdo, creo que se está dando un debate que enriquece, en donde hay consenso transversal entre quienes quieren una nueva Constitución de que el proyecto se puede mejorar y hay una discusión en cuanto a cuáles son los contenidos específicos en aquello, pero yo veo una voluntad compartida de las dos coaliciones de impulsar un proceso de mejoras”, sostuvo.

Agregó que “para eso es importante entender que los escenarios de Apruebo y Rechazo son distintos: Si se aprueba el proyecto de nueva Constitución no se va a depender del veto histórico que ha tenido la derecha durante los últimos 30 años respecto de la Constitución actual. Si se rechaza, vamos a volver a fojas cero y tendríamos que empezar un nuevo proceso constituyente, tal como lo decidió el pueblo de Chile y yo ya manifesté de manera clara que ésa es la posición del Gobierno…( ) Creo que las coaliciones están de acuerdo con lo sustantivo, que el proyecto es perfectible, y son ellas las encargadas de dar las garantías de que eso se va a llevar adelante. Cuentan para ello, respetando las legítimas opciones que hay para el plebiscito, con el respaldo del Gobierno”, agregó.

Dispuestos(as) a reformar

A nivel local, la presidenta regional del PS, Brígida Hormazábal, sostuvo que “los socialistas estamos por aprobar esta Constitución sin vacilación. Sin embargo, como toda construcción humana, es posible mejorarla, en eso estamos de acuerdo, es perfectible, y para ello debemos aprobarla primero. Consideramos que el llamado del Presidente es un gesto bastante positivo en función de aunar la mayor cantidad de opiniones y criterios en relación a los artículos que no tienen consenso en general, y así abrir una profunda discusión, generando así una carta que nos va a regir por los próximos cuarenta años. Tener una visión a largo plazo es fundamental en una sociedad tan cambiante día a día como la nuestra. Por ello, debemos preocuparnos el día después del plebiscito, y allí estaremos los socialistas para posibles conversaciones y/o acuerdos. No le creemos a la derecha cuando habla de rechazar para reformar, esas promesas ya las conocemos, conocemos el comportamiento de ellos, no han cambiado nada durante cuarenta años, pues prometieron cuando llegó la democracia reformar la actual Constitución y nunca tuvieron la disposición para ello”.

En tanto, el presidente regional de Revolución Democrática, Rodrigo Polanco, planteó: “creemos que el 4 de septiembre se impondrá el Apruebo, por ello es importante ver de qué forma se llevarán a cabo los principios consagrados en la nueva Constitución. Así nace el Apruebo para concretar, pero ésta es una conversación que aún no está zanjada, en ningún caso creemos estar al final del camino, pues consideramos que hay varios aspectos que se pueden mejorar y siempre lo hemos visto así. Por lo mismo, la propuesta cuenta con los mecanismos para ser modificada, como son la iniciativa popular de ley, los 4/7 y el plebiscito ciudadano. En este sentido, la nueva Constitución siempre podrá ser reformada si es que la ciudadanía así lo expresa democráticamente”.

Desde los movimientos sociales, el exconvencional, César Uribe, manifestó que “el debate en este momento de campaña se está dando mucho en relación a las reformas que pudiesen venir después. Por una parte, se habla de rechazar para reformar, que desde mi punto de vista es una señal reiterativa que se viene escuchando desde el plebiscito de entrada y que de acuerdo al antecedente histórico, en los últimos treinta años no se hicieron las modificaciones que se requerían, porque la actual Constitución es pétrea, con muchas dificultades para alcanzar grandes mayorías y con una tercera cámara como el Tribunal Constitucional, que ha frenado grandes reformas. También, sabemos que esta propuesta que construimos durante un año tiene algunos temas abiertos o que falta depurar o profundizar. Es necesario entender que ese proceso se va a dar en el poder legislativo, y es bueno que desde ya exista compromiso desde los grupos transformadores que están en el congreso, como Apruebo Dignidad o Socialismo Democrático para darle seguridad a la gente que aquellos temas que generan dudas se van a cerrar, como la plurinacionalidad, lo asociado al sistema jurídico indígena, que se reconoce, pero sin mayor detalle. Creo que por ahí se puede avanzar para entregar más certezas a la gente. El resto, siento, está bien abordado, y más que hacer reformas, se necesitará de mucha legislación y la prioridad debe ser concretar dichas leyes, como es el caso del Sistema Nacional de Salud”

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top