Close
Radio

Transportes espera licitar 14 cámaras en semáforos

La Secretaría Regional Ministerial de Transportes y Telecomunicaciones, debiera concretar durante este año un proyecto largamente postergado en la ciudad como es la instalación de cámaras en el sistema de semaforización.

El proyecto inicial, data de la anterior administración presidencial, de tal manera que mientras Chillán fue parte de Biobío, fue priorizado por la seremi respectiva, pero finalmente desechada por falta de fondos.

Ahora, la autoridad regional pretende reencauzar esta propuesta, que tiene como objetivo mejorar la circulación vehicular en el centro de la urbe, a través de la instalación de cámaras que serán operadas desde la Unidad Operativa de Control de Tránsito, UOCT.

Desde la seremi se informó que las cámaras tendrán como objetivo, “monitorear y hacer más eficiente el tránsito”, mejorando los tiempos y la sincronía de ellos en función de las condiciones de tráfico.

El proyecto respectivo, que está en análisis interno, debiera ser licitado durante este año, se confirmó desde la entidad estatal.

Según los antecedentes que se disponen en la actualidad, la entidad estatal pretende instalar 14 cámaras en diversas calles de la ciudad.

Con el fin de concretar esta iniciativa, el organismo cuenta con un presupuesto del orden de los $516 millones.

La secretaria regional ministerial de Transportes, Bárbara Kopplin, fundamentó la implementación de este proyecto como consecuencia del alza en la cantidad de automóviles en las calles de la zona.

“Debido al crecimiento de un 6% anual del parque vehicular en la región de Ñuble, es necesario implementar un sistema de gestión y control de tránsito integral. Por este motivo se tomó la decisión de implementar 14 cámaras en la comuna Chillán, concentradas en puntos estratégicos, con el fin de administrar los flujos en forma óptima y en tiempo real desde una sala de control”.

La autoridad, remarcó que esta propuesta tendrá como efecto el mejoramiento en la gestión del tráfico de vehículos motorizados por la UOCT.

“La sala de control nos permitirá hacer más eficiente el trabajo de los semáforos, dependiendo de las contingencias de tránsito que vayan presentando”, destacó Kopplin.

Los monitores que verificarán el estado de calles y avenidas de la capital regional, serán controlados a distancia desde las oficinas de la Seremi de Transportes Ñuble, por parte de la UOCT Ñuble.

De esta manera, el proyecto, viene a satisfacer una de las mayores falencias del sistema de semaforización de Chillán como es la falta de cámaras de televigilancia que permitan un seguimiento y control por parte de la Unidad Operativa de Control de Tránsito.

El modelo de semáforos actual, fue diseñado el 2011, sin aquellos elementos que son necesario para que los profesionales de Transportes, puedan intervenirlos y ajustarlos a las necesidades del momento y generar mayor fluidez al tránsito.

El proyecto, en su estado original, obtuvo recomendación técnica durante el año 2014 por parte del Ministerio de Desarrollo Social.

La propuesta que ahora se retoma y que busca avanzar en la sincronía de los controladores de flujo vehicular, considera habilitar cámaras de circuito cerrado de televisión, además de proveer de un sistema de visualización en la oficina de la UOCT. El proyecto inicial, consideraba una inversión menor, que llegaba a unos $446 millones.

El primer modelo que fuera presentado, tenía la virtud que las cámaras proyectadas se complementarían con las de seguridad que han sido instaladas en la ciudad en los últimos años.

Sin embargo, desde de la actual Seremi de Transportes se planteó que en esta ocasión no habría esa coordinación con Seguridad Pública.

Los monitores asociados a los semáforos, pretenden observar las condiciones de circulación del tráfico vehicular con el fin de poder reaccionar de manera eficiente ante problemas eventuales.

Con los equipos se podrán realizar distintos tipos de ajustes, como por ejemplo modificar repartos, ciclos, duración de fases, desfases, apagar semáforos, que no es distinto a lo que se puede hacer hoy. Pero la diferencia es que las cámaras de circuito cerrado permitirán reaccionar de manera rápida ante accidentes o desvíos de tránsito, protestas, entre otros fenómenos.

Ubicación 

Segun los antecedentes originales, las futuras cámaras de vigilancias estarían en Ecuador/ O’Higgins; Libertad/O’Higgins; Ecuador/Argentina; Argentina/Libertad; Argentina/Prat; Libertad/Isabel Riquelme; 5 de Abril /Maipón; Arturo Prat/O’Higgins; Carrera/El Roble; 18 de Septiembre/Constitución; 5 de Abril/Collín; Bulnes/Sargento Aldea; O’Higgins/Santa Blanca y Ecuador/5 de Abril.

Pero habrá que conocer el proyecto definitivo para ver si es que hubo cambios al modelo iniciado el 2014 y postergado hasta ahora.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top