Close
Radio Radio Radio Radio

Robo a rostro descubierto

Señor Director:

Uno de los conceptos que ha informado mi postura política, y la ha moldeado desde hace años, es el siguiente. Está mal que el Alcalde del pueblo entre a robar el banco del mismo. Es un ladrón. Pero es mucho peor si ese Alcalde lo hace a vista y paciencia de todo el mundo, y sin máscara, porque eso habla incluso peor de sus electores. Como el susodicho sabe que su conducta no va a ser sancionada, le da lo mismo que lo reconozcan.

Algo así está ocurriendo hoy con el llamado vacunagate. Según France24 y la DW, 37 mil personas se saltaron la fila establecida por el gobierno para inocularse, conforme informa el DEIS. Un escándalo de grandes proporciones que ha pasado casi desapercibido. Parece no importarle a nadie.

Esto me hace recordar también lo que pasó hace poco con el escándalo del Bono Clase Media, donde más de 400 mil personas “abusaron” de él; el mismo que el gobierno y los políticos están intentando barrer bajo la alfombra. Total y absoluta impunidad para los sinvergüenzas, lo que parece ser lo socialmente correcto hoy. Los chilenos estamos permitiendo que nos atraquen sin siquiera quejarnos, y eso está permeando en la sociedad. Ahora el Alcalde no necesita más su pasamontañas. Es tan poco el nivel de confianza y respeto que tenemos por las instituciones, por quienes nos gobiernan, y por nosotros mismos, que no esperamos otra cosa que no sea sinvergüenzura, corrupción y escándalo. En Argentina, una de las sociedades más corruptas del mundo, algo similar le costó el puesto a un ministro. Acá… cri, cri, cri. Literalmente como sociedad topamos fondo. Encontramos normal hasta que nos roben, lo que está haciendo que mucha gente crea que es normal robar.

Cristián Gabler, Abogado

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/