Close
Radio Radio Radio Radio

Regantes lamentan nulo avance de embalse Punilla

El proyecto embalse La Punilla, que se pretende construir en la zona alta del río Ñuble, en las comunas de San Fabián y Coihueco, sigue paralizado después de un 2019 en que no solamente no avanzó, sino que retrocedió, según manifestó el diputado Jorge Sabag.

La iniciativa, liderada por el Ministerio de Obras Públicas, fue entregada en concesión a la empresa italiana Astaldi, en junio de 2016, y representará una inversión total que superará los 500 millones de dólares. Sin embargo, hasta la fecha no se ha iniciado la construcción de la presa.

Como se recordará, en 2018 detonó la crisis financiera de Astaldi, tanto en la matriz italiana como en la filial chilena, así como también el conflicto de la concesionaria con el MOP, pues según este último, la empresa no cumplió con el contrato, mientras que la empresa reclamó un error del MOP en el cálculo de la capacidad de almacenamiento del embalse y exigió una compensación.

En agosto, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, visitó Chillán para reunirse con los regantes y reafirmarles el compromiso del Gobierno de llevar adelante el proyecto. Ese mismo mes, el MOP cobró la garantía de Astaldi por el incumplimiento del contrato en lo referido a enterar el capital de la sociedad concesionaria.

Y al poco tiempo, al no haber respuesta de la concesionaria, en septiembre de 2019 el MOP pidió poner fin al contrato de concesión con Astaldi, tema que está en manos de la comisión arbitral.

A ello se suma el flanco judicial abierto luego que en noviembre de 2018 el MOP solicita ra  el auxilio de Carabineros para iniciar el desalojo de los expropiados que aú n  permanecen en la zona A y se niegan a firmar el convenio de relocalización. Luego de una lluvia de críticas al MOP por la violencia del proceso, diez afectados solicitaron al Tribunal Ambiental medidas cautelares, lo que fue acogido por el Tribunal, que en diciembre ordenó paralizar los desalojos y la ejecución del proyecto, mismo mes en que una decena de expropiados presentaron una demanda por daño ambiental en el mismo tribunal contra Astaldi y el MOP. Y si bien en julio de 2019 el Tribunal dejó sin efecto las medidas cautelares, la demanda sigue su curso.

Nulo avance

Para los regantes que serán beneficiados con el futuro embalse resulta preocupante el nulo avance exhibido por el proyecto, y no son pocos los que ven con inquietud una eventual judicialización del proceso para poner fin al contrato con Astaldi.

Margarita Letelier, presidente de la Junta de  V i gilancia del río Ñuble, señaló que “s i bien las acciones que impulsó el MOP en los meses de agosto y septiembre van en la línea correcta, primero haciendo efectivo el cobro de la garantía a la sociedad concesionaria y después presentando ante la comisión arbitral una demanda de extinción de dicha concesión por incumplimientos graves, nos parece bastante delicado que en estos cuatro meses no conozcamos avances concretos ” .

La dirigente enfatizó que “e stamos en una situación crítica y de gran desesperanza por la peor sequía de nuestra historia, porque incluso ha sido el propio Gobierno que la ha calificado como un  ‘ terremoto silencioso ’  iniciando campañas en todo el país para generar conciencia sobre el uso del recurso ” .

Por su parte, el seremi de Obras Públicas, Cristóbal Jardúa, informó que el conflicto con los expropiados no registra avance alguno. En ese sentido, tampoco se han producido acercamientos entre el MOP y los demandantes, como lo solicitó el Tribunal.

“Hasta la fecha, las personas que fueron expropiadas no han firmado los convenios que inician el proceso de relocalización, pero más allá de eso, es importante enfatizar que como Ministerio de Obras Públicas tenemos toda la disposición para trabajar con ellos y que reciban los beneficios del Plan de Desarrollo Social”, expresó Jardúa.

En ese sentido, agregó que “luego del levantamiento de la medida cautelar, estamos a la espera de la sentencia definitiva”.

En cuanto al conflicto con Astaldi, el seremi afirmó que “el proceso sigue en la comisión arbitral. Salvo por el eventual recurso de queja en contra del fallo, el conflicto no se ‘judicializa’, pues la comisión arbitral es vinculante para ambas partes”.

Consultado por los avances que se espera lograr para el proyecto La Punilla durante el presente año, Jardúa sostuvo que “el objetivo de este año 2020 es que se ponga término al contrato y claramente avanzar con la alternativa por la cual seguirá el proyecto. Ya sea si se construye como obra pública a través de la Dirección de Obras Hidráulicas o si se vuelve a licitar. Cualquiera sea la opción, acá el objetivo por el que trabajamos, junto con lo propuesto por el Presidente Sebastián Piñera, es que Punilla se materialice sí o sí, más aún con la situación de sequía que vive el país. Esta obra sería un alivio para la  R e gión de Ñuble y no tan s o l o para los agricultores, sino que para todos los habitantes, puesto que con la actual sequía los recursos hídricos son cada vez más escasos”.

El año pasado, luego que el MOP solicitara el fin del contrato, surgieron voces de parlamentarios y desde los regantes que planteaban la conveniencia de abordar el proyecto La Punilla con recursos fiscales y no a través de una concesión, una decisión que aún no se toma, pero que podría enfrentarse al incremento del endeudamiento fiscal para financiar la agenda implementada por el Gobierno en respuesta al estallido social.

Reunión con subsecretario

Letelier adelantó que mañana lunes se reunirán  con el nuevo subsecretario de Obras Públicas, Cristóbal Leturia, “para conocer de primera fuente cuáles han sido las últimas gestiones del MOP para concretar de una vez por todas el embalse La Punilla, obra indispensable para el futuro de nuestra región”.

“Por estas razones, el Gobierno debe tomar una decisión pronto en términos de que el embalse sea financiado con recursos fiscales; es la vía de solución que visualizamos para cumplir con el compromiso asumido por el propio Presidente”, sentenció la dirigente de los regantes.

La cita de mañana fue coordinada por el diputado Jorge Sabag, quien también observa con inquietud el nulo avance del proyecto.

“Queremos saber cuál es el plan de trabajo para el año que comienza, para que éste sea un año en que avancemos y no retrocedamos, como el año pasado; y podamos plantearle las posibles soluciones que los regantes ven para la concreción del embalse, y cotejarla con la visión que tiene el Gobierno”.

“Estamos en un momento complejo, en que se caen proyectos emblemáticos, como el puente Chacao, entonces, ante ese panorama negativo nosotros creemos que podemos rectificar el rumbo y concretar este gran proyecto”.

El parlamentario expresó su deseo de que el MOP y Astaldi lleguen a un acuerdo y se evite la judicialización del proceso.

Consultado por la alternativa del financiamiento fiscal, el diputado reconoció que “no es fácil, pues significa una gran cantidad de recursos, sin embargo, hay que explorar todas las posibles alternativas. Creo que la empresa Astaldi podría traspasar el contrato, manteniendo la RCA  (R e solución de  C a lificación  A m biental), hay que buscar las condiciones para ello, sería importante, de lo contrario tendríamos que volver a fojas cero, y eso significaría un atraso muy grande. Si queremos que el Estado lo haga, necesariamente habría que presentar un nuevo estudio de impacto ambiental, por lo tanto, hay que evaluar todas las alternativas y ver cuál es la más viable para solucionar este problema para la  R e gión de Ñuble”.

Para Sabag “sería muy positivo que durante 2020 se logre que Astaldi pueda traspasar el contrato sin una nueva licitación, y con eso dar garantía del inicio de las faenas en 2020”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/