Close
Radio

Pugnas narco de la calle se han trasladado a la cárcel de Chillán

No fue una semana fácil para Gendarmería en Chillán.Desde la Asociación de Funcionarios Penitenciarios (Anfup) Ñuble acusaron el lanzamiento de más de 550 papelinas con droga desde el exterior de la cárcel, entre los dos últimos fines de semanas. Además Gendarmería Regional confirmó querellas contra cuatro reos por reiteradas agresiones a funcionarios. Y todo ello redundó en una advertencia de la Anfup, respecto a una creciente reticencia de los gendarmes a seguir interviniendo para enajenar a los reos de los lanzamientos exteriores “porque tarde o temprano vamos a lamentar que se apuñale a un colega”, advirtió su presidente, el suboficial Cristián Montecinos.+

En contraste, se ha reducido la cantidad de internos en Chillán, hay cada vez más oferta programática de reinserción y de apoyo, incluso a los familiares de los reos, lo que no pareciera evitar el nivel de violencia.“Y esa violencia, en un 80% es por la cantidad de drogas y traficantes que están ingresando. Las peleas de ellos en la calle, continúan acá adentro”, afirma el dirigente.

Mayor capacidad

La seremi de Justicia, Jacque-line Guíñez, tomó este “fierro caliente” y plantea, al menos en cuanto a los lanzamientos, que “obedece a que el personal de Gendarmería ha hecho un excelente trabajo”

.Bajo su mirada, los funcionarios penitenciarios están “mucho más activo con ese tema, en el que se ha apoyado con tecnología. Entonces, el que se hable de más incautaciones, no necesariamente significa que hay más droga al interior de la cárcel, sino que hay mayor capacidad de respuesta”.También es positiva su postura al que se comiencen a realizar querellas contra la población penal por agredir a los celadores.

“Hay una mejor relación entre los gremios y la dirección regional de Gendarmería, y por tanto más apoyo para lo de las querellas, lo que antes no sucedía con la dirección regional del Biobío por abarcar una área demasiado extensa”, plantea.

Y si en la Anfup admiten que las relaciones con el actual director, comandante Gonzalo Hermosilla, son buenas “y hay un diálogo más fluido y fructífero. Lo de la violencia pasa porque se ha aumentado el nivel de peligrosidad de los reos que han ingresado. No se puede pensar en reinserción si la droga entra como está entrando a la cárcel hoy en día”, zanja Montecinos.

El número de internos hombres, al menos hasta el viernes pasado, en la cárcel de Chillán, es de 446 internos según cifras de la Seremi de Justicia.Lejos de los casi 600 que llegó a haber en 2015, ratificando a Gendarmería Regional cuando ha afirmado que “en Chillán no hay problemas de hacinamiento”.

La malla y los pelotazos

Cuando se habla de esas 550 papelinas que ingresaron entre los dos fines de semanas anteriores, “hablamos de solo dos incautaciones, pero en total, ya llevamos más de 4 mil papelinas incautadas y cada vez que cae una al patio, las peleas son inminentes, o bien entre los mismos reos o entre ellos y el personal que trata de incautar estos paquetes”, dicen en la Anfup.La esperanza más pronta es la instalación de una malla perimetral, proyecto presentado por la dirección regional de Ñuble, el año pasado, por $300 millones.

“El intendente (Martín Arrau) está muy consciente de la urgencia de esto, pero el estudio ya está en las etapas finales y esperamos que, ojalá este mes, contemos con la aprobación del Consejo Regional”, apunta.

Con la malla se espera, si bien no reducir a cero, minimizar al máximo los “pelotazos”, que se han concentrado últimamente en los fines de semana, puesto que de lunes a viernes se han intensificado los patrullajes por el entorno del recinto.“Pero se debe entender que este problema se repite en todas las cárceles del país que se encuentran dentro del radio urbano.

El Gobierno ya ha dado pasos concretos en lo que con-cierne a la nueva cárcel regional que tendrá grandes estándares de seguridad, y esperamos conocer lo antes posible, al menos, cuál será su ubicación definitiva”.

Reinserción laboral

En materia de reinserción laboral, hay buenas y malas.Las malas, es que hubo pro-blemas con el lanzamiento del programa R+, que buscaba perfilar a los reos de mejor conducta al mundo laboral, estableciendo convenios con municipios y empresas.Pese al compromiso, enérgico y poético de los reos beneficiados, ya hubo unos que cumplieron sus condenas y no volvieron.

“Pero se está trabajando fuerte en eso, y ya la próxima semana se celebrarán los primeros contratos laborales con la Municipalidad y esperamos que esto se replique en otras instancias públicas”, adelanta Guíñez.Sobre otros programas, el nuevo taller de música y la escuela, se confirma que está funcionando conforme a lo programado.

“Pero siempre será difícil sin los espacios adecuados”, advierte la seremi, apuntando una vez más, a la necesidad ineludible de contar con la nueva y moderna cárcel de la Región de Ñuble.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top