Close
Radio Radio Radio Radio

Proponen subsidio de arriendo para empresas gastronómicas locales

En medio de la agonía que viven los emprendimientos gastronómicos, uno de los sectores más afectados por la crisis sanitaria, el diputado Frank Sauerbaum está levantando la idea de entregar un subsidio de arriendo que les permita aliviar en parte los costos fijos que han debido abordar a pesar de completar casi seis meses sin generar ingresos.

El legislador presentó un proyecto de resolución en el que se solicita al Presidente de la República disponer de los trámites administrativos que permitan ampliar los beneficios del subsidio de arriendo que entrega el Ministerio de Vivienda, con el fin de permitir la postulación de empresarios gastronómicos que hayan visto mermados sus ingresos.

Sauerbaum, quien se reunió con empresarios del rubro, planteó: “hemos propuesto ampliar el subsidio de arriendo con el propósito de colaborar con este sector productivo y evitar que la falta de ingresos decante en desvinculaciones, aumentando así los preocupantes números de cesantía”.

El parlamentario agregó que “observamos una oportunidad en los subsidios de arriendo, ya que según las cifras del Ministerio, las postulaciones este año han estado bajas. Por ello, creemos que desarrollando una modificación legal permitiremos aumentar la cobertura impactando en públicos distintos que necesitan colaboración estatal”.

En ese sentido, Sauerbaum sostuvo que “he conversado en más de una ocasión con los ministros de Economía y Vivienda, antes de generar este proyecto de resolución. Creo que es una modificación legal absolutamente posible que podría entregar un respiro a este gremio”.

“Ayuda. Agonizamos”

Según Rodrigo González, propietario del pub Caramelo y presidente de la asociación gremial Gayen (Gastronomía y Entretención), que reúne a 50 empresas del rubro (restaurantes, pubs, cafés y discotecas), el diagnóstico es muy preocupante, ya que al menos cuatro locales han debido cerrar definitivamente en este periodo, a los que se suman otros cinco “que están agonizando”.

Precisamente, desde esta semana los locales chillanejos exhiben una bandera negra en sus frontis, con un mensaje claro: “Ayuda. Agonizamos”.

Por ello valoró que la propuesta nacida en el seno del gremio chillanejo esté cobrando fuerza: “Es una muy buena medida, va por el camino correcto, porque uno de los mayores problemas que tenemos es el alto valor de los arriendos, así que eso nos ayudaría bastante, ya que, por otro lado, no hemos podido acceder a beneficios del Estado, salvo la Ley de Protección del Empleo”.

El dirigente añadió que el subsidio de arriendo y la apertura de terrazas sin pagar un permiso adicional al municipio de Chillán son dos medidas clave que están empujando y que sostuvo, “van bien encaminadas, porque el alcalde Zarzar ya se comprometió a permitir la instalación de terrazas sin pagar más”, comentó, al tiempo que recordó que había gran expectación en el gremio hasta que la intercomuna debió retroceder a Fase 1 de Cuarentena.

“Esperamos que después de Fiestas Patrias y como consecuencia de la cuarentena, los contagios bajen y podamos avanzar a Fase 3, y así poder habilitar terrazas y atender público de la misma forma que lo están haciendo en otras comunas del país”, manifestó González, quien también espera que más adelante, el toque de queda pueda partir una hora más tarde.

Por su parte, Alexandra Junge, socia del bar Magnolia, agradeció las gestiones a nivel gubernamental y expresó que “sabemos que las necesidades del país son múltiples y los recursos escasos, por lo que este tipo de ayuda y propuestas las recibimos con los brazos abiertos, ya que nos permitiría disminuir costos, generando un círculo virtuoso”.

Asimismo, Jonathan Flores, propietario del pub Decibel, advirtió que son muchos los locales que no han generado ingresos, “porque no hemos accedido a ningún tipo de ayuda, y porque no todos nos pudimos adaptar al modelo de delivery, ya que significa hacer inversiones adicionales en un contexto bastante incierto, hay locales con mayores fortalezas para el delivery y por otro lado, una abrumadora competencia informal de reparto de comida a domicilio”.

“Yo estoy quemando los últimos cartuchos, el negocio está agonizando, hemos seguido pagando los costos fijos, como el valor del arriendo, las patentes, las contribuciones, a pesar de que el local está cerrado desde el 13 de marzo, por lo que este subsidio nos aliviaría bastante”, confesó el empresario.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/