Close
Radio Radio Radio Radio

Potencian conservación del queule y el huemul en la Región de Ñuble

El Día Mundial de la Vida Silvestre se celebró el pasado 3 de marzo. Una fecha clave para las especies del planeta, y en particular en Ñuble para dos que están catalogadas en peligro de extinción: el huemul en la zona cordillerana y el queule (árbol) en la zona costera.

Ambas están incorporadas en la Iniciativa de Conservación de Especies Amenazadas MMA/FAO/GEF, puesta en marcha por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), implementada por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y financiada por el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF).

El seremi de Medio Ambiente de Ñuble, Patricio Caamaño, explicó que por un lado “tenemos la Reserva Nacional Los Huemules de Niblinto (comuna de Coihueco), donde efectivamente, gracias al proyecto GEF sobre la conservación y preservación del huemul. La última vez se colocaron cámaras trampa en ese sector, donde ya han habido avistamientos, incluso fecas”. Y, por otro lado, se encuentra el queule, “como especie de la flora, en este caso un árbol, de hecho tenemos en Cobquecura el sector donde está el queule más grande o el más antiguo del mundo”.

Agregó que “ojalá poco a poco, a medida que estemos en esta nueva normalidad, podamos colocarnos al día a nivel nacional justamente con lo que es el corazón del Ministerio del Medio Ambiente, que tiene que ver con este patrimonio natural que es heredado que no tiene límites geográficos”.

También, de forma paralela se está avanzando en el Plan Nacional de Humedales, con los humedales urbanos. “Hace poquito estuvimos en Quillón, también justamente por ello. Y hemos tenido conversaciones con la gente de Quirihue para poder seguir avanzando”, afirmó.

Especie única en el mundo

En la comuna costera de Cobquecura, específicamente en el Fundo de Quile, existe una de los pocos lugares donde germina naturalmente el queule, especie en peligro de extinción, presentes en el bosque nativo.

Por esto, el pasado 27 de enero comenzó el proceso de elaboración del Plan de Recuperación, Conservación y Gestión del Queule dentro del proyecto GEF, por parte de la Secretaria Regional de Medio Ambiente de Ñuble, de Biobío y Maule.

Fabiola Lara, coordinadora regional de este proyecto Conservación Especies Amenazadas MMA/FAO/GEF, comentó: “lo que estamos haciendo principalmente es proteger cerca de estos árboles e identificar los boquetes de queule que quedan dentro de las matrices de forestales o dentro de predios privados, donde increíblemente se realizan actividades productivas”.

Además, el seremi de Medio Ambiente de Ñuble indicó que se trata de “un programa importante y potente que también es parte de un patrimonio natural de Ñuble”.

Por esto, están trabajando en el expediente de declaratoria del predio de Quile como Santuario de la Naturaleza. “En esta etapa se está haciendo la línea base, qué es lo que hay y lo relevante de potenciar”, precisó Fabiola Lara, quien además indicó que a través de las cámaras trampa instaladas hay avistamientos de guiñas, monito del monte, sapito del queule, entre otras especies e insectos.

Huemul de Ñuble

En el caso de este ciervo, el huemul, también está en riesgo de que se extinga. Habita en toda la cordillera de Ñuble, con avistamientos desde la comuna de San Fabián de Alico hasta Pinto (Reserva Ñuble). Y específicamente en Jungla de Peumayén de Coihueco, correspondiente al valle del estero San José, se ha registrado presencia de huemules a través de cámaras trampa, esto bajo la iniciativa de Conservación de Especies Amenazadas MMA/FAO/GEF.

Esta especie está catalogada como “paraguas”, pues “en definitiva te aseguras que al proteger al huemul estás protegiendo a todo su ecosistema. Tiene que ver mucho con respetar las especies de flora y fauna que están en estos lugares”, afirmó Fabiola Lara.

Patricio Caamaño indicó que “lo complejo siempre es tener la cuantificación. Eso es algo que queremos trabajar, ya que el huemul tiene una característica diferente a otros tipos de mamíferos. Es muy territorial y en un sector de gran cantidad de kilómetros a la redonda probablemente solo exista una familia, en este caso macho y hembra”.

Además de los proyectos de conservación y creación de un corredor biológico en Coihueco para su protección, “estamos tratando que en el sector que se llama Peumayén ingrese al Plan de Humedales, donde la idea también es generar una denominación de conservación o de protección que también nos va a ayudar muchísimo en avanzar en ello”.

Turismo con conciencia ambiental

En la comuna de Cobquecura, la municipalidad y miembros de la Secretaría Regional Ministerial de Medio Ambiente de Ñuble están trabajando en un proyecto para generar un sendero de educación ambiental. “Mostramos al público objetivo, las comunidades, a los distintos servicios públicos, a las empresas de turismo que hay en Cobquecura, que la comuna no solamente es mar sino que tiene este pedazo de bosque nativo potente en esta zona”, recalcó Fabiola Lara.

Añadió que en Jungla de Peumayén, sus propietarios “aprendieron que un turismo responsable, un turismo de conservación es vital para poder proteger igual al huemul. Ellos en un mediano plazo van a poder generar unos ingresos de dinero para que la gente vaya a conocer el hábitat del huemul, pero por rutas ya definidas dentro del predio”.

De acuerdo al seremi de Medio Ambiente, Patricio Caamaño, en el Fundo Quile “parte de la gente que hizo los circuitos de ingreso al sector del queule ha sido justamente gente de la comunidad. Y por parte de Niblinto (huemul) hay trabajo de los dueños del lugar con personas no solamente de la región, sino también personas de otras partes que han venido a cooperar con la limpieza, la habilitación e implementación de los senderos que son internos, de sectores para avistamiento de flora y fauna que existen en los territorios”.

En torno a este tema, también desde la Seremi de Medio Ambiente de Ñuble se está trabajando en la definición de una ruta de turismo responsable en la cordillera de los Andes, principalmente en Las Trancas, en conjunto con Sernatur, Indap y Conaf.

Bosques como hábitat de especies en peligro

En la Región de Ñuble existen dos reservas naturales, la Reserva Nacional Ñuble (Pinto) y la Reserva Nacional Huemules de Niblinto (Coihueco). En ellas se resguarda la fauna, como el huemul, el gato colocolo, la güiña, entre otras; y la flora, como bosques de coigüe-roble, ciprés de cordillera, maitén, ulmo, por nombrar algunas.

Sin embargo, hay más especies que se protegen en otros sectores, Domingo González, director regional de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) de Ñuble, comentó que están trabajando “en proyectos relacionados con la conservación y preservación de dos especies con problemas de conservación, principalmente el pitao y el queule. Tenemos algunos reductos de estas especies que están ubicados en la zona de Cobquecura y sectores cerca de la Región de Maule”.

Para ello, desarrollan la producción de plantas de estos árboles en el Centro de Semillas, Genética y Entomología de Conaf ubicado en Chillán. “Estas especies tienen el propósito de ser transportadas nuevamente a los sitios de origen, de tal manera poder enriquecer estas poblaciones y con ello seguir procurando conservarlas y también que se vayan proliferando su desarrollo en estos sectores de donde son originarias”, indicó Domingo González.

En este sentido, Fabiola Lara, recalcó que “la protección de los bosques es fundamental para asegurar la sobrevivencia, no tan solo de la fauna o de la flora, sino también de nosotros como humanos. Los bosques pueden proporcionar distintos recursos ecosistémicos, por ejemplo el agua”.

Texto: Antonieta Henríquez

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/