Close
Radio Radio Radio Radio

Impulso en pandemia

Cedida

Que nada será igual después de la pandemia nadie lo discute, como también que la crisis sanitaria, económica y social que ha generado está acelerando diferentes procesos en las empresas y organizaciones en general, que van más allá de las necesarias medidas de bioseguridad.

En un contexto donde avanza la desigualdad, la sociedad también le exige cambios a las empresas: que evolucionen desde el objetivo básico de rentabilizar al máximo el capital financiero, a tener una inversión social responsable que además de rentabilidad económica, busque generar bienestar social con los colaboradores, clientes, proveedores y la comunidad.

Ese camino llegó para quedarse. Las ocho empresas que fueron premiadas el miércoles por la Escuela de Negocios de la Universidad de Concepción y La Discusión ya lo están transitando. Son un ejemplo de organizaciones que tienen una visión más amplia que el rendimiento del capital y por lo mismo, han asumido una responsabilidad social muy fuerte con sus trabajadores y su ecosistema de proveedores y aliados en la cadena de valor.

Son un ejemplo también porque con mayor o menos dificultad, todas apostaron por los colaboradores, evitaron despidos y fomentaron la adecuación a entornos digitales, por ejemplo, lo que terminó por fortalecer la competitividad de la organización y evitó el deterioro social asociado al desempleo. Del mismo modo, varias de ellas también nos enseñan la importancia de comprender que ayudar a quienes son parte fundamental de nuestro negocio, es salvarnos a nosotros mismos.

El Premio Impulso nació para reconocer y promover entre las empresas de Ñuble las buenas prácticas laborales y la preocupación por las personas. Los ganadores de esta cuarta versión nos muestran precisamente la convicción que tienen sobre la importancia del capital humano en esta inédita y compleja coyuntura de crisis sanitaria y que destinar recursos a ese fin no debe mirarse como un gasto, sino como una inversión. El problema es que si bien las 22 instituciones que participaron de esta medición tienen conciencia de ello, no son la mayoría.

Y ahí creemos que la comunicación pública cumple un rol virtuoso al compartir y amplificar en diferentes audiencias, ejemplos tan valiosos como son las diferentes iniciativas que estas organizaciones han implementado en los últimos ocho meses. Es el valor multiplicador del buen ejemplo. Porque tan importante como hacer las cosas es contarlas. Esa es la contribución y permanente compromiso del Diario de Ñuble.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/