Close
Radio Radio Radio Radio

Fiscalización a prueba de pandemia

Al finalizar el pasado fin de semana largo y suspenderse el cordón sanitario que regía en las comunas de Chillán y Chillán Viejo, el Jefe de la Defensa Nacional en Ñuble, el General Cristián Vial, informó 269.931 vehículos y 200.077 personas controladas durante los 42 días por los que se extendió la medida. Controles que tuvieron, y tienen, por fin único, resguardar la salud y la seguridad de nuestra comunidad ante la amenaza aún latente del coronavirus. Para el momento en que usted lea estas líneas, estos números ya habrán aumentado en algunos otros miles de ñublensinos fiscalizados.

A pesar de la contundencia de estas cifras, en una parte de la opinión pública persiste una crítica impulsada por aquellos empeñados en cosechar soluciones, sin haber sido nunca parte de la siembra. Para algunos pareciera poco el trabajo que se ha hecho en fiscalización, desconociendo el esfuerzo titánico del Ejército, junto a Carabineros y la PDI. Me pregunto si estas voces se habrán acercado a un cuartel para saber que han redoblado sus esfuerzos y sus turnos, si habrán golpeado la puerta de un retén para saber lo corto que son sus descansos y los tiempos mínimos que sus funcionarios tienen para dedicar a sus propias familias. Parece que -desde la seguridad que les brindan aquellos a quienes critican- es más fácil limitarse a pedir lo imposible.

Mi voz, no es tampoco la de la verdad. Pero el trabajo en terreno a diario y la coordinación, minuto a minuto, con nuestras Fuerzas Armadas y nuestras Fuerzas de Orden y Seguridad Pública, me permiten reconocer su esfuerzo e inmensa labor en estos tiempos de paz. No sólo he podido compartir con ellos en la relativa calma que ofrece una aduana sanitaria o un control de temperatura a transeúntes, sino también en los riesgos que alberga la noche. Bajo la coordinación del General Vial hemos participado ya de varias rondas nocturnas, que han tenido por objeto velar por el cumplimiento del toque de queda, responder a denuncias ciudadanas y llevar seguridad a nuestros barrios. La opinión y los agradecimientos que hemos recogido en esas veredas son la mayor razón para creer que vamos por el camino correcto.

Puedo asegurarles que es justamente gracias al gran trabajo de los equipos de Salud en nuestros hospitales y al gran despliegue de las Fuerzas en nuestras calles y caminos, que hoy Ñuble tiene un futuro más auspicioso que el que tenía semanas atrás.

Ahora bien, no nos confundamos, no hay espacio para el más mínimo triunfalismo. Somos los primeros en reconocer la fragilidad de esta buena salud regional ante esta amenaza, pues el Covid-19 está lejos de marcharse. Los buenos indicadores de contagios que tenemos hoy, junto al inmenso trabajo fiscalizador del Ejército, Carabineros y la PDI, mañana pueden no ser suficiente. Pero eso, dependerá de todos.

Es por ello que los invito a sumar, a contribuir, porque esta pandemia necesita de cada uno. Del joven que hace las compras al anciano de su edificio, de la señora que exige su metro de distancia en la fila del banco, del señor que reclama al vendedor que no lleva mascarilla. En manos de ellos también está nuestro futuro y la manera en que la historia habrá de recordarnos como sociedad. No seamos irresponsables, no podemos pedir un guardián para cada ciudadano, es hora de que todos cumplamos con nuestra parte. Ñuble puede.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/