Close
Radio Radio Radio Radio

Directora de Odepa: “El mundo rural ha sido tratado como sinónimo de pobreza”

María Emilia Undurraga, directora de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), del Ministerio de Agricultura, asegura que su pasión es el mundo rural, no solo como paisaje o como una explotación agrícola, sino como un espacio cultural y social muy rico, que no ha tenido el tratamiento adecuado desde la esfera pública. Por ello, destaca con orgullo la reciente promulgación de una política de desarrollo rural que tiene una mirada integral de las brechas y sus soluciones a través de la coordinación de 14 ministerios.

Los temas rurales siempre han sido postergados en la definición de políticas públicas. En esta administración, sin embargo, se ha anunciado una preocupación especial, ¿qué cambios se están produciendo ahora?

El cambio que se está produciendo es que desde el Ministerio de Agricultura se ha entendido la relevancia de la agricultura para el desarrollo de las personas y el impacto que tiene en el medio ambiente. Se ha ampliado esta mirada del Ministerio, desde lo netamente económico hacia estas estrategias que van más allá, que es una estrategia de sustentabilidad, por una parte, y esta estrategia de desarrollo rural, que más que estrategia es una recién promulgada política de desarrollo rural, y es en este marco que el subcomité de ministros para el desarrollo rural, que integra 14 carteras lideradas por el titular de Agricultura, al alero del comité de ministros de ciudad, infraestructura y territorio, y lo que se plantea es una solución integral a las necesidades del mundo rural, porque esas necesidades van mucho más allá de las herramientas que tiene el Ministerio, lo que necesitamos es conectividad, salud, mejor acceso a la educación, conectividad digital.

¿De qué manera esta política se relaciona con el futuro Ministerio de Agricultura y Alimentos?

Esta política también está en el marco de la propuesta del nuevo Ministerio de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural, que justamente viene a hacerse cargo de esta nueva mirada más integral, entonces, en el proyecto de ley que se está discutiendo en el Congreso, se le dan las atribuciones al Ministerio para coordinar la política de desarrollo rural, de esta forma, quedan engranados estos dos instrumentos para poder dar cuenta de este desarrollo rural integral en cada uno de los territorios.

Pero en la práctica, ¿qué cambia? Porque las herramientas son las mismas…

Esta política parte por definir de manera distinta el territorio rural, y parte por definir concretamente que la ruralidad es un espacio de oportunidades. Cuando tú me dices que ha sido postergado, diagnóstico que yo comparto, pero yo le agregaría otra cosa que es peor, ya que el mundo rural ha sido tratado desde la ciudad como un espacio sinónimo de pobreza o de atraso, entonces, cuando uno tiene una aproximación con esa mirada, no cabe ninguna otra opción que sacar a la gente de ahí, o tener políticas que hagan que la gente migre; y con esto no quiero desconocer la realidad del mundo rural, que tiene muchas brechas, pero la primera concepción de esta polítca es que declara que el mundo rural es un espacio de oportunidades para el país, es un espacio para descentralizar, para hablar de desarrollo sustentable, del futuro del territorio; y ya con el hecho de partir con esta mirada positiva, creemos que el enfoque de todas las políticas va a tener otra mirada, no de cómo traigo a la gente a la ciudad, sino de cómo planteo el territorio para que hayan distintos tipos de asentamientos que permitan un desarrolo integral, que las personas puedan desarrollar sus proyectos de vida con libertad.

Entonces, ¿no son nuevas atribuciones, sino que la política establece lineamientos?

Exactamente, y establece una jerarquía en el Comité de ministros de ciudad, infraestructura y territorio, así como también lo hace la política de desarrollo urbano. La idea es que este comité vaya bajando no solo los mismos programas que ya tienen los ministerios en el mundo rural, sino que logre coordinar programas para llegar en conjunto a estos territorios. Lo voy a explicar con un ejemplo. El año pasado comenzamos un piloto en Melipeuco y en Los Sauces, en la región de La Araucanía, donde se generó una mesa territorial a nivel comunal. La idea es llegar con esta mirada a los Pladeco, para que sean los propios habitantes los que prioricen sus necesidades, y desde ahí poder solicitar esto, de forma coordinada, a este comité de ministros que va a ver el desarrollo rural en su conjunto.

-¿En la política se establecen plazos?

La política misma no tiene ningún plazo. Lo que va a ocurrir ahora, ya promulgada, es que vamos a llamar al consejo público-privado, estamos siguiendo la misma lógica de la política urbana. Este consejo va a asesorar al comité de ministros para dar lineamientos de largo plazo, y en esa instancia se van a crear los planes, los que a dos años van a comprometer cada uno de los ministerios para ir ejecutando en cada una de las comunas.

Y lo otro que nos tiene muy entusiasmados, es mucho más lento de lo que uno quisiera. Queremos dejar la estructura para que podamos seguir avanzando, entonces, está la política por una parte, se va a crear el consejo; y por otra parte, a fines de este año vamos a poner a disposición del comité un sistema de indicadores de calidad de vida, ese ha sido un proyecto muy bonito que ya lleva casi dos años, de una construcción participativa con personas del mundo rural, donde ellos mismos definen cuáles son sus criterios para medir la calidad de vida rural, y a partir de eso tenemos 166 indicadores, porque ésta no es una política económica, sino que tiene cuatro pilares: de bienestar social, de oportunidad económica, de sustentabilidad ambiental y de cultura e identidad. Entonces, en cada uno de esos pilares se identificaron indicadores que nos pudieran dar cuenta de cómo va mejorando el desarrollo de esos territorios. Al tener información a nivel comunal, al final de este año nosotros vamos a describir la situación en cada comuna, en cuanto a educación, acceso a salud, cultura, activos ambientales, entre muchos otros. Y así podremos discutir los planes para cada comuna a dos o tres años, entonces va a haber una oportunidad desde los distintos actores -el mundo público, privado, la sociedad civil, la academia en cada una de las regiones- para poder ir aportando, porque esta política involucra al sector privado y a la sociedad civil como actores relevantes para el desarrollo del territorio, entonces, no es una cosa de cuándo me van a dar esto, sino que cómo lo vamos a hacer juntos y qué voy a poner yo de mi parte para que esto ocurra.

-En Ñuble ha sido muy difícil lograr estadísticas a nivel comunal, porque básicamente es muy caro y el INE tiene que priorizar sus recursos. ¿Cómo van a implementar políticas si no hay plata para recoger la información?

Bueno. Ése es el primer esfuerzo que estamos haciendo con esta política, con el sistema de indicadores. Nos juntamos con el INE, y ahora vamos a tener recursos que van a salir de este comité de ministros, para tener información a nivel comunal, porque sin información no podemos tomar buenas decisiones. Ése es el primer paso. Imagínate tener los datos del empleo o de la Casen.

Nuevo ministerio

-Una de las críticas que se han levantado contra el nuevo ministerio de Agricultura y Alimentos es que su enfoque dejará de estar en la agricultura para abrirse a los alimentos, incorporando incluso la pesca.

Sí, la lógica es que se abre a mirar los alimentos desde un Ministerio, a entender que son un sector crucial tanto en la producción como en el acceso. Esta crisis sanitaria nos ha mostrado la importancia de los alimentos (…) Hoy más que nunca es importante tener una entidad que se haga cargo de la cadena completa, porque no sacamos nada con producir si no somos capaces de vincularlo con la cadena y que llegue a cada mesa chilena, entonces, entender que es una cadena muy difícil de separar, y al tenerlo todo junto en un ministerio enriquece las coordinaciones internas necesarias para poder fomentar el sector, y en ese sentido, la pesca es parte importante de los alimentos.

-¿Y por qué es importante para los chilenos que las entidades públicas se coordinen mejor en términos del enfoque que le van a dar a esta cadena? ¿Cómo le toca al chileno?

Le toca por muchas partes. Primero, a los productores, tener un ministerio que entienda que su producción no termina en la puerta del potrero, sino que en la mesa del consumidor, finalmente es ahí donde hay más valor en ese alimento. Y ya que estamos hablando de Chillán, son las eternas peleas que hay en muchos rubros, no quiero nombrar ninguno en particular, que finalmente creen que la pelea está entre el que produce carne, por ejemplo, y la industria, y si no entendemos que para salir adelante en la industria de la carne, tenemos que aliarnos dentro de la cadena, productores, industriales, exportadores, ojalá procesadores, transformadores, restoranes, da lo mismo donde termine, pero si no tratamos de alargar la cadena, cada vez vamos a parcializar el valor que se agrega en esa cadena; no sacamos nada con tener las mejores políticas de fomento a la producción ganadera, si después tenemos la cadena cortada para después, porque el producto tiene que llegar a la mesa.

-¿Este enfoque integral incorpora los cambios que están ocurriendo en el consumo de alimentos?

Yo creo que estamos hoy frente a la oportunidad de posicionar a nuestros alimentos de forma distinta, con un valor agregado de consumidores que están cambiando sus hábitos de compra, ahora las personas están más informadas y van a requerir productos alimenticios producidos sustentablemente, por ejemplo, con ciertas condiciones, de calidad, de nutrición, y si es que no somos capaces de coordinarnos dentro de esa cadena, vamos a perder la oportunidad de ingresar en este mundo de los alimentos un poco más complejo, que sin duda va a tener más valor.

-Y con el nuevo ministerio ¿también hay nuevas atribuciones en temas como la inocuidad o con la perspectiva de ser potencia alimentaria?

Sí, tiene distintas atribuciones relacionadas con salud, donde hay algunas duplicidades que se producen en ciertos rubros, donde el límite y lo que hace el SAG, Achipia y Salud, no es tan claro, y lo que pretende este nuevo proyecto de ley, es poner límites a esas atribuciones para que no dupliquemos en ciertas áreas esas competencias.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/