Close
Radio Radio Radio Radio

Critican cierre del Centro de extensión vitivinícola

Actores locales expresaron su preocupación por el término del proyecto Centro de extensión vitivinícola del Sur (CEV del Sur), ejecutado a partir de diciembre de 2016 por UC Davis Chile en alianza con INIA y la Facultad de Agronomía de la Universidad de Concepción, debido a que al cumplirse los tres años de financiamiento otorgados por Corfo ($850 millones) no se logró allegar más recursos para darle continuidad.

El CEV del Sur, mediante el modelo de extensionismo, entregó asesoría a 180 viticultores de Maule, Ñuble Biobío y La Araucanía, con el objetivo de mejorar la productividad y calidad de los vinos, a través de la asesoría técnica permanente, buscando soluciones a problemas o brechas tecnológicas, desde el manejo del cultivo, pasando por la vinificación y el embotellado.

Felipe Neira, productor de Ránquil (Viña De Neira) y dirigente de la Asociación gremial de enólogos y profesionales del vino para el Valle del Itata (Agepvvi), afirmó que el cierre del Centro lo sorprendió. “Considero que hicieron una buena asesoría con nosotros, los vitivinicultores. Además, siempre tuvieron una preocupación por conocer nuestros problemas y necesidades, que iban desde el cultivo hasta la vinificación. Un ejemplo en que nos ayudaron, es que logramos identificar un problema de desnutrición en vides gracias a un análisis de suelo, lo que pudimos corregir e implicó en un mejor rendimiento productivo. Otro punto que se agradece, es el seguimiento a todas nuestras actividades y tener una planilla con indicadores de producción, lo que nos ayuda a mejorar periodo a periodo. Finalmente, el CEV me ha permitido ampliar mis redes, no solo de proveedores, sino de otros vitivinicultores del Maule, Bío-Bío, la Araucanía, y por supuesto, de Ñuble”.

El representante de los vinos Bandido Neira añadió que “sería una gran ayuda que pudiese seguir trabajando el CEV, cuenta con grandes profesionales y se siente que hay una preocupación para que podamos mejorar nuestros procesos y productos”.

Oficio a ministro

Precisamente, con el objetivo de buscar una solución, el diputado Carlos Abel Jarpa envió el 24 de julio un oficio al ministro de Economía, Lucas Palacios, en el que solicita información sobre la situación de la iniciativa “que ha sido muy valorada por los pequeños y medianos viticultores para facilitarles el acceso personalizado a las tecnologías aplicadas a sus procesos productivos”.

El parlamentario comentó que existe incertidumbre entre los beneficiarios, “quienes me han manifestado sus inquietudes con la continuidad en el tiempo del proyecto, que consignaba en su primera etapa, un financiamiento por tres años a cargo de Corfo y cuya prolongación en el tiempo hoy se desconoce, pese a los buenos resultados de la iniciativa”.

En esa línea, Jarpa pidió al ministro “profundizar qué medidas adoptará Corfo con este proyecto en particular e informar si existen problemas en su financiamiento”.

Corfo

Consultado el director regional de Corfo, Daniel Sepúlveda, expresó que “el Centro cumplió el periodo de financiamiento que le entregó Corfo mediante programas de extensionismo para desarrollar sus actividades durante tres años. Ellos postularon al nuevo programa Fortalece Pyme, sin embargo, no pasaron la etapa de admisibilidad en el proceso, hecho que lamentamos, porque desde Corfo valoramos su aporte y queremos que tengan continuidad”.

En este sentido, la autoridad anunció que “presentaremos una propuesta al Gobierno Regional, para que a través de un FIC puedan seguir funcionando y entregando apoyo y asesoría a los viticultores de la Región de Ñuble”.

“Se terminó”

Mauricio Cañoles, gerente general de UC Davis Chile, reconoció que cometieron errores de forma en la postulación al programa de Corfo, lo que implicó que no superara ninguna etapa.

Explicó que el centro terminó en mayo, por lo que se desvinculó a todos sus colaboradores. “Originalmente, debía terminar en noviembre, pero estiramos los recursos, tal como lo hicieron otros centros financiados por Corfo, y logramos llegar hasta mayo”.

Detalló que “estaba prevista una convocatoria de continuidad que iba a lanzar Corfo el año pasado, en noviembre, que finalmente se postergó para marzo de este año y que cerró en abril, pero por temas administrativos quedamos fuera en la primera etapa de selección, sin evaluación de la parte técnica. Fue culpa nuestra, porque incluimos por error la lista de productores de Biobío, y la postulación la estábamos presentando en Ñuble con productores del Valle del Itata. Quedamos fuera por un tecnicismo, tratamos de apelar, pero nadie nos escuchó”.

Cañoles acotó, sin embargo, que la contuinuidad no era en las mismas condiciones. “La nueva convocatoria era más restrictiva en recursos, no nos alcanzaba para seguir con el mismo nivel de actividad que teníamos (…) Por lo que había que buscar otras fuentes de financiamiento complementarias y restringirnos en el presupuesto, bajando el número de beneficiarios o prestando un servicio más amplio.

Consultado por el modelo de financiamiento permanente del Centro, el profesional indicó que “todos los centros pretenden que sí exista un financiamiento parcial de las operaciones, la idea es que a futuro haya un componente fuerte de pago por parte de las mismas empresas”.

Respecto a una reactivación del Centro, Cañoles comentó que están buscando alternativas, como el FIC del Gobierno Regional de Ñuble y Corfo. “Para nosotros, el centro como tal, el proyecto terminó, pero la idea del centro, nuestra idea es que no muera y siga con un financiamiento alternativo, y poder seguir trabajando en la forma que los recursos nos permitan”, dijo.

“Nuestra evaluación es positiva, logramos un mejoramiento, un alto grado de adaptación a buenas prácticas y tecnologías por parte de las empresas atendidas, buena evaluación por parte de los usuarios en términos de la calidad del servicio, de lo que ellos pudieron aprender e incorporar, y desde el punto de vista de política pública, es importante destacar que los beneficios económicos que esto produce, en términos de impuestos, por ejemplo, de estas empresas con sus aumentos de producción, compensa el costo fisacal del susbidio”, cerró el gerente de UC Davis Chile.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/