Close
Radio Radio Radio Radio

“Cinco por ciento de cadetes y alumnos que ingresan a nuestras escuelas matrices son oriundos de Ñuble”

Foto: Agencia Uno|referencial

“La Fuerza Aérea de Chile siente a Chillán como su propia tierra, ya que el fundador del sistema aeronáutico nacional y creador de la Institución, comodoro Arturo Merino Benítez, nació un 17 de mayo de 1888, en esta capital regional, al igual como lo han hecho ilustres personajes de la historia de Chile”, asegura el comandante en jefe de la Fuerza Aérea de Chile, general del aire Arturo Merino Núñez, en entrevista con La Discusión.

Habla de su padre, el precursor de la aviación nacional. “Cada año conmemoramos su natalicio dada la importancia y significado de su obra, que trasciende desde el ámbito institucional al nacional. Su legado es tan importante que, entre otros logros, permitió conectar e integrar la difícil geografía del país a través de los medios aéreos existentes en aquella época, convirtiéndola en una condición esencial para el desarrollo del país, dada su repercusión estratégica”, precisa.

FACh

– De un tiempo a esta parte, la FACh ha estrechado el vínculo con la ciudad de Chillán y la Región de Ñuble, a través de la figura del comodoro Arturo Merino Benítez. ¿Cómo evalúa este vínculo y cómo se ha traducido en incrementar la presencia de la FACh en la zona?

-Cada integrante de la Institución se siente muy honrado y orgulloso de cómo se recuerda en esta tierra al comodoro. En ese sentido, los aviadores militares llevamos muy arraigado en nuestros corazones a la comunidad chillaneja, porque compartimos y admiramos a este hombre ejemplar y visionario, adelantado para su época, quien con valentía y profunda convicción construyó los cimientos del sistema aeroespacial nacional. Nuestra presencia en la región no solo se limita a las actividades cívico militares que realizamos cada año con motivo de su natalicio o a los apoyos aéreos brindados en períodos de emergencia, sino que nuestro vínculo va mucho más allá, gracias a los sólidos lazos que nos unen y que han permitido que un promedio del 5% de cadetes y alumnos que ingresan cada año a nuestras escuelas matrices, sean oriundos de esta región tan especial para la Fuerza Aérea.

– ¿De qué forma esta relación se reconfigura este año, tomando en cuenta el contexto del Covid-19?

– Conscientes de la pandemia ocasionada por el virus Covid-19 que afecta a nuestro país y a la asignación de gran parte de nuestros medios para enfrentar esta crisis, este año no realizaremos los actos cívico – militares que son ya una tradición para la ciudad de Chillán. Sin embargo, quiero señalar que a pesar de la distancia física, cada uno de los aviadores militares lleva en sus mentes y corazones a esta tierra tan generosa de hombres que han marcado a fuego la historia de Chile. Por tales razones, conmemoraremos al comodoro Arturo Merino Benítez, hijo ilustre de la ciudad de Chillán, haciendo uso de las ventajas que nos ofrece la tecnología en esta fecha tan especial para el país, para lo cual hemos preparado una serie de acciones comunicacionales a través de diferentes plataformas digitales disponibles de la Institución, resaltando su figura y su obra en nuestra página web y en redes sociales. Además, durante este fin de semana e inicio de la próxima, compartiremos a través de estas plataformas en directo a los dispositivos digitales en sus casas, una visita virtual al Museo Aeronáutico y del Espacio, Concierto de Gala de nuestra banda sinfónica y distintas publicaciones con motivo de esta significativa conmemoración.

– En relación con la pandemia, ¿cuál ha sido el rol de la FACh en el apoyo logístico al Gobierno y a su sistema de salud, en el contexto del combate al coronavirus?

– Desde el inicio de la crisis sanitaria, la Fuerza Aérea ha apoyado el cumplimiento de las disposiciones emitidas por el Ministerio de Salud, con el propósito de mitigar los daños que ha provocado la expansión del Covid-19. Una de las primeras acciones estuvo orientada a proveer de vacunas contra la influenza, a las personas que constituyen la población de riesgo en todo el país, desde la zona norte hasta los lugares más aislados en la zona sur y extremo del Chile. Esta acción fue llevada a cabo mediante el traslado aéreo de más de 26.700 vacunas. En relación al soporte aéreo para la atención sanitaria, traslado de ventiladores mecánicos, insumos médicos, kits de muestras de Covid-19 y apoyo a diferentes organizaciones de gobierno, los medios institucionales han transportado más de 65 toneladas de carga cubriendo gran parte de las regiones del país, incluyendo la operación de gran magnitud realizada hace pocos días en donde se trajeron 117 ventiladores mecánicos desde China, en una misión llena de complejidades por la situación mundial. El traslado de personal de salud, Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad ha sido realizado de forma constante en coordinación con el Estado Mayor Conjunto dependiente del Ministerio de Defensa. Asimismo, se ha trasladado a profesionales y técnicos de otros órganos del estado, quienes están realizando trabajos para la emergencia del Covid-19, sumando más de 4.500 personas hacia distintas regiones del país, completando cerca de 570 horas de vuelo en medios aéreos de transporte pesado, liviano y helicópteros de la Fuerza Aérea de Chile. Situación especial se ha dado en el traslado de pacientes críticos en cápsulas de aislamiento epidemiológico, donde estamos apoyando la distribución de pacientes a lo largo del país, incluyendo la recuperación de pacientes desde Isla de Pascua.

– El comodoro Arturo Merino fue el precursor de la aviación en general, y una de sus ramas, la comercial, hoy enfrenta una de sus más grandes crisis, debido a la pandemia. ¿Cómo ve usted el futuro de la aviación comercial, en el contexto actual con Covid-19, y dónde se podrían visualizar una esperanza para este sector, clave de la aeronáutica?

– Este tipo de catástrofe no había sido apreciada por el ser humano en los últimos 100 años. Resulta difícil hacer un análisis prospectivo o vislumbrar un escenario potencial, no solo en el ámbito de la aviación comercial, sino que en todo el espectro de desenvolvimiento social de la humanidad. Incluso para uno mismo resulta complejo planificar cosas en el ámbito personal en el corto plazo. Lo que si le puedo decir es que dada la condición estratégica y las ventajas que otorga el transporte aéreo en beneficio del país y a nivel mundial, este se irá recuperando con el tiempo con las nuevas medidas sanitarias aplicadas para su empleo.

– ¿Cómo habría actuado su padre frente a una emergencia nunca antes vista a nivel internacional como la actual y cómo él lo inspira para abordar esta crisis?

– Es muy difícil saber cómo habría enfrentado mi padre esta emergencia sanitaria, sin embargo, sin temor a equivocarme, me atrevería a decir que conociendo su carácter, tenacidad y espíritu nacionalista habría colocado a disposición de las autoridades, todas las capacidades de la Fuerza Aérea al servicio de nuestros compatriotas, a fin de mantener conectado e integrado todo el territorio nacional a través de los caminos del aire. Pese a que su fallecimiento lo viví desde muy niño, sin duda el legado y las enseñanzas que recibí de su parte son una valiosa herramienta que me ha permitido enfrentar situaciones complejas, como es el caso de esta emergencia sanitaria que azota por estos días con gran fuerza a nuestro país. En dicho contexto, he dispuesto que todos los medios humanos y aéreos disponibles de la Institución apoyen a nuestros compatriotas en esta crisis sanitaria que estamos viviendo, sin dejar de cumplir el rol en la defensa nacional que se nos asigna por mandato constitucional.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/