Close
Radio Radio Radio Radio

Chillán escala al cuarto lugar de las comunas del país con más casos activos

Cristian Cáceres

Chillán pasó del séptimo lugar de las comunas con mayor número de casos activos a ocupar el cuarto puesto en menos de una semana, luego que el informe epidemiológico N°52 del Ministerio de Salud detallara el panorama nacional de la pandemia por Covid-19.

Las cinco ciudades del país con más casos activos, capaces de diseminar el virus, son Punta Arenas (1.154), Puente Alto (490), Concepción (411), Chillán (407) y Valparaíso (396).

Para el epidemiólogo y académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Cristóbal Cuadrado, los casos por coronavirus en la zona confinada de Chillán y Chillán Viejo podrían comenzar a descender en los próximas días, pues afirma que la restricción arroja los primeros resultados entre cuatro a seis semanas después de haber sido implementada.

“Las cuarentenas en Chile han demostrado que toman entre cuatro a seis semanas para reducir la cantidad de contagios, por tanto, en una cuarentena de tres semanas no se puede hablar de que la medida no está siendo efectiva sino que está en proceso de implementación, sobre todo cuando además hemos visto mucha dificultad para que las cuarentenas sean implementadas de manera adecuada, desde la fiscalización la gente cumple todo lo que uno esperaría y por otro lado tampoco están las condiciones para que las personas realmente cumplan con los tiempos de cuarentena”, explicó.

El experto sostuvo que la región de Ñuble actualmente promedia 14 casos nuevos por cada 100 mil habitantes, superior a los 10 y 12 casos nuevos por cada 100 mil habitantes que registró cuando atravesó “los peores momentos de brotes” por covid en los meses de junio y julio.

“Significa que hoy día estamos viendo la mayor cantidad de casos nuevos que ha mostrado la pandemia en la región y eso explica que los casos activos estén tan altos. En la misma línea, la tasa de positividad de los test PCR, que explica cuán alta es la circulación viral y cuántos test se están realizando, lamentablemente Ñuble no ha logrado bajar del 8%, ha estado bien pegado en ese número y eso indica que probablemente los esfuerzos de testeos no están siendo los suficientes como para detectar la mayor cantidad de personas que están cursando cuadros sintomáticos o asintomáticos por covid dentro de la región”, agregó.

El académico advirtió que mientras mayor sea el número de casos activos y casos nuevos diarios más tiempo demorará una cuarentena en lograr bajar el número de contagios, porque se siguen generando contagios durante al menos unas dos o tres semanas tras el inicio de la restricción.

“La gente está en cuarentena pero no implica que no se estén contagiando dentro de sus casas, por tanto, cuando la cuarentena se implementa de manera tardía eso leva un tiempo más largo poder generar un efecto. El caso de Santiago, que es emblemático, tomó más de seis semanas para que se viera un quiebre en la tendencia en el número de casos”, indicó Cuadrado.

A juicio del epidemiólogo la situación de la región de Ñuble es preocupante, y espera que en las próximas semanas la condición del territorio asome mejorías.

“Lo que esperaría es que la cuarentena que ya lleva un par de semanas, en las próximas dos semanas empiece  claro indicios en una disminución de los casos, todo esto sin que haya habido un incremento importante en la movilidad en el contexto de las fiestas patrias, porque sin duda eso hará retroceder cualquier avance que se pueda haber obtenido con las cuarentenas”, dijo.

Reducción de la movilidad

Por su parte, el académico de la Universidad de Concepción e investigador del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (Isci), Sebastián Astroza, que ha realizado junto a su equipo estudios de movilidad en diversas regiones, concluyó que las cuarentenas, en general, dada la experiencia anterior, logran reducir la movilidad en las zonas donde se aplica, entre 40% y 50%, y como máximo tienen un efecto en la baja de la circulación de un 60%.

“En ese sentido, nosotros hicimos un estudio de la movilidad de Chillán, en Ñuble en general,y también en Bío Bío, en el Gran Concepción, y nos dimos cuenta que luego del cierre de los establecimientos educacionales hubo una reducción de movilidad importante. El nivel de reducción de la movilidad dependía de la comuna, pero era de un 40% y 50% en comparación de la que había antes del 15 de marzo. Y en comunas que entraron a cuarentena y cordones sanitarios, en particular, Chillán- Chillán Viejo, a principio de abril, ese escenario se mantuvo a esos niveles, respecto a lo que pasaba el 15 de marzo, y apenas se levantaron estas medidas la movilidad empezó a subir durante mayo y junio,  las reducciones de movilidad no eran tan grandes, entre un 30% y 20%, dependiendo de la comuna”, recordó.

Respecto análisis en otros territorios, por parte de los investigadores del Isci, como en la región Metropolitana, Antofagasta, y Quinta región, se concluyó que la cuarentena reducen la movilidad, “pero pareciera que existe un piso que no podemos bajar más allá, independiente de la ciudad y periodo de cuándo fue la cuarentena. Me da la impresión que en todas estas ciudades, la reducción de movilidad, respecto de antes del 15 marzo, era de un 60%”, añadió.

Lo anterior se obtiene en base a una metodología que busca “capturar los viajes de trabajo”, para determinar si durante el horario laboral, de lunes a viernes,  la persona salió de la zona residencial, “trabajamos con datos totalmente anónimos, no tenemos información de quién es la persona y dónde está su hogar de lunes a viernes”, dijo el docente.

“A partir de los datos me imagino que la respuesta es multidimensional, porque hay gente que tiene que salir por trabajar, hay cierta precariedad de ingresos y algunas personas no tiene qué comer, necesitan de servicios básicos. Quizás la cuarentena debiera ser acompañada con otras medidas que acepten los servicios básicos de las personas, no todos tiene acceso al teletrabajo y no hay que desconocer que quizás personas tampoco se han tomado tan enserio la cuarentena”, comentó.

Respecto, a la actual cuarentena en curso aplicada en Chillán y Chillán Viejo hace casi tres semanas, hasta ahora no se ha finalizado la elaboración del estudio, porque aún no ha sido procesados los datos por parte de la empresa Entel que trabaja en convenio con el Isci. Sin embargo, dada su experiencia el docente sostuvo que los análisis realizados en la región Metropolitana, por ejemplo, demostraron que las cuarentenas tienen una relación directa con la reducción de contagios, demostrada en cifras, por lo que se puede inferir que sus efectos deberían verse reflejados en Chillán.

“Hay otros investigadores del Isci, que hicieron el análisis de cómo se correlacionaba entre estas bajas de movilidad y la tasa de contagio, viendo lo que hubo esta semana respecto de la semana pasada, es decir, cómo crecieron los contagios. Hicieron un análisis con datos de la región Metropolitana y concluyeron que una baja de 10% de movilidad se traducía en una baja de alrededor de 20% de la tasa de contagio. Es decir, al reducir la movilidad si ayuda a reducir los contagios”, destacó.

 

Texto: Antonieta Meleán|Susana Núñez

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/