Close

Celular olvidado permite detener a presunto pornógrafo infantil de Chillán

El fortuito hallazgo de un celular permitió poner fin a una serie de delitos que un hombre de 51 años presuntamente cometía en contra de dos nietas de su pareja, de 5 y 8 años, en Chillán.

El imputado fue formalizado por el fiscal Eduardo Planck por abusos sexuales, abusos sexuales hiperagravados, producción de material pornográfico infantil y almacenamiento de este último en perjuicio de las menores, todos delitos en carácter de reiterados. Quedó en prisión preventiva en la cárcel de la capital regional.

El fiscal Planck explicó que una mujer encontró en el Cementerio Municipal de Chillán un teléfono móvil y que al buscar información para devolverlo a su dueño se dio cuenta de la existencia de imágenes y grabaciones pornográficas que involucraba a menores de edad.

Dio cuenta de ello a la PDI y de ahí, en un rápido trabajo de la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y del fiscal, se obtuvieron las órdenes judiciales para realizar pericias al aparato y dar con la identidad del propietario.

De esta forma, se logró determinar que las víctimas eran las nietas de la pareja del imputado. Una de ellas incluso está reconocida como su hija, aunque no lo es biológicamente. Ambas niñas estaban a su resguardo, tras fallecer la madre y precisamente el celular se le extravió cuando visitaba la tumba de la mujer.

El fiscal precisó que “los delitos tienen pena de crimen lo que afianza aún más la prisión preventiva que decretó el tribunal por estimar que el imputado es un peligro para la seguridad de la sociedad y, por cierto, para las víctimas”. Acotó que “más severa será la sanción, porque el agresor no sólo las vulnera en su indemnidad sexual sino que también las tenía bajo su cuidado”.

Además del teléfono, al hombre se le incautaron varias tarjetas de memoria con más de 1.000 fotografías y videos pornográficos. El fiscal Eduardo Planck afirmó que todo este material debe revisarse ante la eventualidad de encontrar nuevas víctimas.

El Juzgado de Garantía de Chillán decretó cuatro meses para la investigación.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

0 Comments
scroll to top