Close
Radio Radio Radio Radio

Al menos 26 candidatos a alcalde de la región optaron por “descolgarse”

Jaime Castro

Si bien la información oficial por parte del Servicio Electoral estará disponible a partir del 21 de enero, cuando se den a conocer las candidaturas aceptadas y rechazadas para los comicios del 11 de abril; hasta el momento, la región registraría un récord de al menos 26 candidaturas a alcalde independientes.

Un ejemplo claro de ello es Chillán Viejo, donde además de las cartas de los dos grandes bloques políticos (Unidad Constituyente, con el socialista José Antonio Silva) y Chile Vamos (con el ind.-RN Rodrigo Arzola), competirán otros cuatro postulantes: Jorge Del Pozo, Rodolfo Gazmuri, Carlos Hernández y Esteban Misle, que en algunos casos, son más bien “descolgados”, que cuentan con un pasado político, y que solo renunciaron a su militancia para poder competir.

Es el caso de Del Pozo, quien no lo niega, pues venía buscando desde hace años que se realizaran primarias, y los partidos de su coalición prefirieron confirmar a Felipe Aylwin, por lo que renunció al partido de toda su vida, el Radical, para poder asegurarse de estar en la papeleta de abril como independiente.

Gazmuri y Hernández también tienen domicilio político, el primero fue concejal socialista en Chillán; y el segundo fue elegido edil chillanvejano por el PRO para el período 2012-2016.

El 2016, la elección municipal en la comuna histórica también fue a seis bandas, y uno de los efectos que tuvo la multiplicidad de candidatos, fue el bajo porcentaje con el que ganó el socialista Felipe Aylwin (33,9%), algo que sin duda, influyó en el convulsionado período que le tocó dirigir.

Independientes no es igual a ‘descolgados’

Según la experta en Marketing Político, Paulina Pinchart, “hay que poner esto en contexto”.

“Vivimos una tendencia de los independientes. Llegó a Chile, y por lo tanto, producto de la mala reputación de los políticos, los partidos y el congreso, hoy no rinde mucho competir representando a un partido político”, precisó.

“Producto de la presencia de los independientes en la convención constitucional, se le está dando una importancia superior al hecho de ser independiente. Ahora bien, en la repartición de candidaturas que realizan los partidos políticos, tradicionalmente algunos quedaban muy satisfechos, y otros muy descontentos. Estos últimos normalmente seguían en sus colectividades, pero muchos de ellos sienten que la mejor opción hoy es ‘sacudirse’ la militancia e igual tomar su opción e ir por fuera como independientes. Por ello, es importante diferenciar a los ‘descolgados’, con pasado político, de los verdaderos independientes”, aseveró.

Muchos de estos ‘descolgados’, sostuvo, vuelven después de las elecciones a sus partidos, ya que estos últimos, debido a la fuga de militantes que han tenido, están dispuestos a perdonar estos ‘arranques’.

“Aquí lo importante es ver qué sucede con los electores. Durante la campañas, estos ‘descolgados’ omiten su procedencia y dicen ser independientes, pero nadie se saca una ideología de un día para otro. Entonces, hay que pensar que si ganan y asumen, deben gobernar con alguien, y ahí es cuando vuelven a buscar a su equipo a sus partidos de origen, algo que el electorado no entiende”, manifestó.

Otro efecto no deseado de la multiplicación de candidatos, es que normalmente el ganador triunfa con un porcentaje menor, que no le otorga una mayoría que le permita gobernar de manera empoderada.

“Yo siempre enfatizo que aunque el porcentaje no sea representativo, es legítimo. Sin embargo, ganar con un 30% genera una gobernanza más cuestionada, y es el peligro de que existan muchas candidaturas en una comuna. No es sano, porque independiente que no gusten o no los partidos, al final del día siempre serán los que recojan de mejor forma la voluntad de los ciudadanos”, sentenció.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/