Close
Radio Radio Radio Radio

85% de los funcionarios de la educación completó la vacunación contra el Covid

Cristian Cáceres

De manera paulatina comunas de la región de Ñuble han ido avanzando hacia el desconfinamiento de la fase 2 en el Plan Paso a Paso, y se espera que eventualmente en los siguientes días más territorios, incluida la intercomuna Chillán-Chillán Viejo, podrían salir de la etapa de cuarentena producto del descenso de contagios por Covid-19.

En este escenario que anticipa un probable retorno a las clases presenciales, hay que mencionar que Ñuble es la región que lidera a nivel nacional la vacunación contra el coronavirus en los profesionales de la educación. A la fecha de los 17.470 funcionarios que representan la población objetivo, 14.782 ya completaron el esquema de inmunización.

“Gracias a la priorización que realizó el Gobierno durante el mes de febrero, se ha avanzado rápidamente con este proceso en nuestra región. En Ñuble ya han sido inoculados con ambas dosis el 85%, lo que equivale a 14.782 funcionarios, incluso superando al promedio nacional que llega al 82%. En tanto, de los que recibieron la primera dosis, el 96% ya fue vacunado con la segunda vacuna”, informó el seremi de Educación, Daniel San Martín.

Las comunas que lideran este proceso de inoculación son Coelemu y Yungay, que presentan un 90% y 89% de funcionarios vacunados con las dos dosis.

De acuerdo a las funciones que desarrollan los trabajadores, la cobertura de vacunación con ambas dosis es un 83% de los asistentes de la educación; el 86% de los docentes y directivos; el 75% de los educadores; el 88% de los manipuladores de alimentos y el 80% de los técnicos en párvulos.

El seremi de Educación agregó que “respecto a la dependencia de los establecimientos, quienes lideran el proceso son los funcionarios de establecimientos de Administración Delegada con un 89% con ambas dosis, seguidos de la educación municipal con el 86% y la educación particular subvencionada y particular pagada con el 84% ambos grupos, mientras que en los jardines infantiles llegan al 81%”.

En relación al rango etario la población con mayor nivel de vacunación son los trabajadores mayores de 50 años, mientras que los jóvenes entre 18 y 24 años son los que menos lo han hecho (74%).

Retorno a clases

El titular regional de Educación sostuvo que contar con el 85% de los profesionales inmunizados contra el Covid favorecerá la asistencia de los alumnos a las escuelas.

“Sin duda de que esto permite entregar mayor confianza a las comunidades educativas y familias, para potenciar la asistencia presencial de nuestros estudiantes, que como hemos dicho es irreemplazable para la continuidad de sus aprendizajes y bienestar socioemocional”, dijo.

Desde el Colegio de Profesores de Ñuble también valoraron el proceso, sin embargo, reiteraron que aún no están dadas las condiciones para volver al salón de clase, y que esto sólo sería posible en etapas más avanzadas del Plan Paso a Paso para garantizar la salud de la comunidad educativa.

“La vacunación obviamente es un paso importante para prevenir contagios graves a nivel de los docentes, pero las comunidades educativas están constituidas también por los estudiantes, apoderados y otras personas que colaboran como los transportistas escolares. Por otro lado, tenemos que en la fase 2 todavía los niveles de contagios son altos, el año pasado habían 250 casos activos en Ñuble y hoy día tenemos el triple o cuatro veces más, los hospitales siguen colapsados, por tanto, todo indica que no es seguro para la salud de la población que se reinicien las clases presenciales dado que implica mayor movilidad de las personas, desde sus casas a los establecimientos y viceversa, y se corre el riesgo de que hayan más contagios. Además, se habla de cepas nuevas más contagiosas y virulentas”, explicó el presidente del gremio, Manuel Chávez.

El dirigente argumentó que desde el nivel central hacen caso omiso a las observaciones planteadas por el Colegio Médico y especialistas, quienes han insistido en que no antes de la etapa 3 de Preparación se permita la vuelta gradual a las clases presenciales.

“Hay otras situaciones que entendemos y son complicadas, que tienen que ver con la salud mental producto del estrés, el agotamiento que hay de las comunidades educativas de estar confinados y obviamente también nos preocupa, pero hoy día se trata de salvar las vidas y las secuelas producto de los contagios, y el retorno no antes de la fase 3 para poder controlar la pandemia”, indicó el presidente regional del Colegio de Profesores.

Aulas seguras

La infectóloga de Clínica Universidad de los Andes, Mabel Aylwin, aseguró que las clases presenciales no representan riesgos de contagios por Covid-19, según lo han demostrado estudios efectuados en Chile y en otros países.

“No se ha visto que la ida al colegio de los menores tenga un impacto en el aumento de casos, y eso debe a que los niños son muy poco propagadores del virus, hacen un control viral bastante adecuado y rápido. Son las reuniones familiares y sociales entre núcleos las que son de mucho mayor riesgo, no la de los niños. Los profesores en este minuto están todos vacunados con dos dosis con más de dos semanas, así que la vuelta a las aulas no debiese generar un impacto así como no lo generó en las primeras semanas de marzo, y tampoco lo generó en los países que han hecho estudios sobre el impacto de la vuelta a clases, no ha habido mayor efecto como si lo ha sido con las reuniones de los adultos”, subrayó.

Decisión de apoderados

Si bien el proceso de inmunización avanza de manera eficiente y la situación epidemiológica ha presentado una leve mejoría en Ñuble, el Presidente de Centro de Padres y Apoderados del Colegio San Vicente, Alex Ferrada, comentó que aún existe un clima de inseguridad que limitaría la posibilidad de que padres envíen a sus hijos a clases presenciales si es que Chillán logra transitar a fase 2.

“Seguimos manteniendo una postura en la cual creemos que volver en fase 2 no es lo más apropiado. Sentimos que independiente que la vacunación ha logrado un nivel alto y quizás más adelante van a estar las condiciones, que bajen la tasa de casos, lo más probable que los papás van tomar una decisión. Nosotros habíamos planteado ojalá volver en fase 3 como mínimo, y también poniéndonos en la postura que dice el colegio de Profesores de Ñuble, lo más adecuado sería entre fase 3 y 4, hemos conversado con los papás que tendríamos mayor tranquilidad para enviar a nuestros hijos a una clase presencial”, sostuvo.

El representante enfatizó que la aparición de las nuevas cepas y el Pims complican aún más el escenario epidemiológico, lo que eleva la preocupación de los padres, asegurando que a la vez confían en las medidas preventivas que el colegio implementó en la anterior fase 2, para evitar contagios al interior.

“Creemos que con fase 2 sigue siendo muy prematuro, porque muchas de nuestras familias trasladan a sus hijos en transporte público. Entonces, nosotros tuvimos contagios en el colegio a causa de lo mismo, por los trayectos, no en el colegio, porque sabemos que cumplen las medidas y hay resguardo. Hemos decidido, hasta el momento, que las condiciones para nuestro colegio no son las adecuadas, aunque reconocemos que tal vez algunos apoderados, que tienen que trabajar,  se vean obligados a enviar a sus hijos, pero no es un decisión que ellos quisieran tomar”, explicó.

Para Alex Ferrada el alto nivel de vacunación otorga tranquilidad a las familias, sin embargo, consideró que no es suficiente para un eventual retorno que podría darse.

“No basta, porque recordemos que hay gente joven hospitalizada. La cuarentena ayudó a que nuestros hijos pudieran estar en sus casas. Si hubiésemos estado con ellos en los colegios, hubiese aumentado el número de niños en los hospitales a causa de las nuevas cepas. No nos da la seguridad el alto nivel de vacunación, al menos en estas condiciones, y también recordar las salas tienen que tener un alto flujo de ventilación por pandemia, y las temperaturas son bajísimas, por lo tanto, se puede transformar en otro problema para que asistan los niños”, dijo.

En el Instituto Santa María (ISM) de Chillán informaron que se desarrolla una encuesta dirigida a padres y apoderados con el objetivo de conocer si están dispuestos a enviar a sus hijos a clases presenciales en mayo próximo.

Así lo confirmó la presidenta del Centro de Padres y Apoderados del ISM, Olga Alarcón, quien expresó que el buen desempeño de la campaña de vacunación contra el Covid-19 en Ñuble, otorga mayor tranquilidad a los padres a la hora de tomar una decisión respecto al eventual regreso a las aulas. Sin embargo, reconoció que existen otros factores que preocupan como el Pims.

“Todo lo que sea en beneficio de evitar tanto el contagio como la gravedad de la enfermedad, claro que da tranquilidad a los padres. El presidente del Centro de Alumnos de nuestro colegio señaló que los alumnos que habían retomado en marzo pasado, cuando estuvimos en fase 2, se sentían muy seguros con las medidas que el colegio había tomado”, expresó.

Respecto al ánimo que existe entre padres y estudiantes de retornar a clases presenciales en caso de que Chillán avance a Transición, Olga indicó que aún existe incertidumbre, ya se deben esperar los resultados de la encuesta sobre el tema. Sin embargo, reconoció que en el establecimiento existen diferentes realidades como el caso de padres que trabajan y no tienen otra opción que enviar a los alumnos al recinto o aquellos que sienten sus hijos, por diversos factores,  no aprenden lo suficiente en las clases virtuales en comparación a las presenciales.

“Es incierto en estos momentos, porque el colegio está haciendo una encuesta. Pero por las medidas que tomó el colegio anteriormente, los comentarios de los niños respecto al protocolo, el premio que recibió el colegio por la seguridad, o sea, todo eso nos da una tranquilidad. Ahora nos da más tranquilidad que sea voluntario y que cada papá decida si quiere esperar dos o tres semanas más para ver si esto se estabiliza o no”, sostuvo.

Desde el Colegio Seminario Padre Hurtado informaron que también han desarrollado encuestas periódicas para conocer el sentir de la comunidad y el total de alumnos que está dispuesto a participar de clases presenciales en fase 2, con protocolos sanitarios aprobados por el Ministerio de Salud.

Cuando en marzo pasado Chillán estuvo bajo fase 2, se contabilizaron 745 estudiantes del CPH inscritos en una encuesta previa, mientras que en otra consulta realizada a inicio de abril, la cantidad bajó a 394 alumnos que estarían dispuestos a volver al establecimiento, en caso de que las condiciones sanitarias así lo permitan.

Texto: Susana Núñez / Antonieta Meleán

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/