Close
Radio Radio Radio Radio

Robo de vehículos aumentó a un 160% en este semestre

Pese a las múltiples diligencias realizadas en el mes de mayo por parte de Carabineros y de la PDI de Chillán, en relación a la recuperación de vehículos robados y la detención de los implicados, en la región de Ñuble, lo anterior lejos de ser un freno para los delincuentes, los robos aumentaron significativamente.

Así lo confirma el jefe de la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos, de la Fiscalía Regional de Ñuble, Álvaro Hermosilla, quien explicó a LA DISCUSIÓN, que “de acuerdo a las estadísticas que nosotros tenemos, hay un aumento del robo de vehículos motorizados, particularmente, si comparamos el primer semestre del 2021 con el del 2022, vemos un aumento de más de un 160%”.

Sólo en Chillán, este año la cifra alcanza a las 210 denuncias, en contraste con los 58 casos registrados hasta el 3 de julio del 2021, lo que significa un alza del 263%, siendo la capital de Ñuble la ciudad que concentra casi el 70% de estos delitos en la región.

Por otro lado, en la ciudad también se observó un aumento de robo de objetos desde el interior de un vehículo, con 207 casos a la fecha, mientras que en 2021 hubo 102.

Con 21 denuncias por robo de vehículos, le sigue en cantidad, la ciudad de San Carlos (12 en 2021), con 17 casos aparecen las jurisdicciones policiales de Chillán Viejo, con 17 casos (5 en 2021) y la de Bulnes (8 en 2021).

Finalmente, en la jurisdicción de Carabineros de Yungay se registró un alza de cuatro a 8 casos. La de Quirihue fue la única de Ñuble que experimentó una baja, con sólo un caso este año, versus las cuatro denuncias realizadas el primer semestre del 2021.

De uno a siete casos violentos

Conforme a las investigaciones que sucedieron a cada una de estas denuncias, se desprende que estas cifras obedecen mayormente a robos de bienes nacionales de uso público, es decir aquellos casos que los vehículos son sustraídos cuando están estacionados y sin personas en su interior, entonces cuando las personas vuelven ya no hay una precisión de quienes o cuantos eran los delincuentes ni hacia donde se lo llevaron.

En esos casos el protocolo exige intentar conseguir imágenes de alguna cámara de vigilancia y el empadronamiento correspondiente.

La Fiscalía también actualizó las estadísticas respecto a los robos más violentos que incluyen intimidación o sorpresa como los portonazos, las encerronas o cualquier otra modalidad que significa despojar el vehículo de su poseedor quien se encuentra presente en ese momento.

“Durante todo el año pasado, sólo hubo un caso de ese tipo, y este primer semestre ya se cuentan siete casos. Pero acá los resultados para el delincuente no son muy auspiciosos porque en general son detenidos, y más del 50% de las personas que han participado de estos delitos se encuentran en prisión preventiva”, aclaró el fiscal.

Finalmente, el persecutor explicó que pese a que las policías de manera rutinaria realizan fiscalizaciones a las desarmadurías y talleres de autos en la región, hasta el momento no se cuentan detenidos ni formalizados que pertenezcan a este rubro en la región de Ñuble.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top