Close
Radio Radio Radio Radio

56% de los niños en la región tiene sobrepeso u obesidad

Agencias

El impacto de la pandemia en la dieta escolar quedó reflejado en las cifras de obesidad infantil de acuerdo a cifras entregadas por la Junta Nacional de Auxilio y Becas (Junaeb).

Ñuble no estuvo ajena a la tendencia nacional y anotó hasta un 26% de obesidad infantil durante el año pasado, primer año en pandemia, respecto al 2019.

Así se desprende del mapa nutricional Junaeb, que ayer dio a conocer los resultados de la muestra en la región.

De acuerdo a las mediciones realizadas anualmente, entre un 24,8% y un 26,3% de los niños de la Región del Ñuble presenta obesidad.

De acuerdo al estudio, en cuanto a los alumnos de Prekínder, un 24,1% presenta sobrepeso, mientras que un 17,1% obesidad y un 10,9% obesidad severa, por lo que la obesidad total suma un 28,0%.

Para los alumnos de Kínder, el 24,6% se encuentra con sobrepeso, el 18,2% con obesidad, el12,2% con obesidad severa, (30,4% obesidad total).

E 1º Básico, el 28,5% tiene sobrepeso; el 19,7% obesidad; el10,6% obesidad severa y el 30,3%, obesidad total.

Para 5º Básico, el 35,5% tiene sobrepeso; el 25,3% con obesidad; el 5,1% con obesidad severa. Sumando, un 30,3% tiene obesidad total.

Finalmente, respecto a 1º Medio, un 34,7% presenta obesidad; un 12,7% obesidad; un1,5% obesidad severa y el 14,2%, obesidad total.

Considerando el promedio entre todos los niveles encuestados, en Ñuble, un 29,7% de los escolares tiene sobrepeso; 18,5% tiene obesidad; 7,8%, obesidad severa. Sumando la obesidad y la obesidad severa, la cifra llega al 26,3%.

Lo preocupante es que sumando a los niños con sobrepeso y obesos totales, se tiene que el 56% de los escolares en Ñuble presenta sobrepeso u obesidad, dos puntos más que el promedio nacional 54,1%).

Análisis de las cifras y causas

Las cifras fueron analizadas por la Junaeb en Ñuble. Desde la entidad afirmaron que en un año afectado por la pandemia, también se detectó un impacto en la desnutrición de algunos alumnos, principalmente de la población más vulnerable

“Vemos una relación muy directa entre vulnerabilidad y obesidad, lo que significa un complejo círculo vicioso pues puede generar consecuencias a la salud, educación, autoestima e ingresos de esas familias en el mediano y largo plazo. Esto refuerza aún más la necesidad de que en tiempos de crisis, como Estado debemos estar más presente que nunca”, afirmó el director regional de Junaeb, Carlos Gajardo.

“Estamos trabajando en una batería de medidas urgentes que buscan impactar positivamente en la nutrición de nuestros escolares, por ejemplo, la disminución del consumo de pan y aumento de fruta y huevos al desayuno a partir de este año en el Programa de Alimentación Escolar, además de continuar incorporando mayores estándares de calidad en los menú a través de platos más atractivos, con mayor frecuencia de productos del mar, productos integrales y legumbres”, enfatizó.

Para la secretaria ejecutiva de Elige Vivir Sano, Daniela Godoy, “la pandemia ha tenido efectos en distintos ámbitos de nuestras vidas y también ha impactado a los niños, niñas y adolescentes, quienes han disminuido sus posibilidades de tener espacio para hacer deporte o hacer actividad física, por ejemplo. Además, por lo que hemos visto en la Radiografía de la Alimentación del Observatorio Elige Vivir Sano y otros estudios, las familias han cambiado sus hábitos de alimentación y en algunos casos se ha aumentado el consumo de alimentos ultraprocesados o que no son tan saludables y las porciones de las comidas”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
http://www.ladiscusion.cl/feed/rss/