Close
Radio Radio Radio Radio

Tras 48 años, encuentran vestigios del Mural de Escámez en municipio

Tras 48 años de lamentaciones, el equipo de investigadores que comanda las labores de rescate del mural “Principio y fin” del artista Julio Escámez, logró esta semana dar con vestigios de la pintura. Así lo confirmaron este viernes desde la Municipalidad de Chillán a través de un comunicado en donde las autoridades comunales exponen su alegría tras el hallazgo.

El Mural “Principio y fin” fue pintado por Escámez en la Municipalidad de Chillán durante dos años, desde 1970 a 1972, año en que fue inaugurado ante la presencia del Presidente Salvador Allende. Sin embargo, y tras el golpe de estado militar en septiembre de 1973, las autoridades provinciales de la época decidieron acabar con él.

A 48 años del ilícito incitado por el desconocimiento, se abre una esperanza para quienes sí valoraron la pintura y lamentaron el acto irracional del gobierno militar. Tal como expresa el comunicado, fue Carlos Inostroza, arquitecto de la consultora Estudiocero, quien dio a conocer la noticia al alcalde Camilo Benavente, quien ha estado estos días pendiente de los resultados de esta investigación.

“Lo importantes es que después de casi cincuenta años de la ‘destrucción’ del mural, en donde distintas versiones indicaron que se botó el muro, se le echó alquitrán y luego picó, hoy pudimos hacer unas cata hasta descubrir la capa pictórica, lo cual es una gran noticia ya que podemos decir que encontramos vestigios del mural, y también que después de cincuenta años el mural de Julio Escámez está vivo”, indicó el experto.

Inostroza señaló que a pesar de la felicidad incial, se desconoce por completo el estado real de la pintura. “Puede que esté a muy mal traer, pero está vivo y lo podemos recuperar. Tenemos que hacer los estudios siguientes para ver el estado general y las técnicas que necesitaría para poder ser restaurado. Eso se puede, es un trabajo muy lento, pero técnicamente se puede y tenemos equipos profesionales en Chile capacitados para ello”, explicó Inostroza.

El comunicado añade, en concreto, el hallazgo consiste en una porción de pintura de una parte del mural, la cual fue comparada en color y posición gracias a las imágenes de archivo. Esto permitió al experto concluir que lo encontrado era efectivamente un indicio del mural que la dictadura intentó eliminar.

Felicidad en el municipio

El alcalde Camilo Benavente había estado estos días pendiente de las investigaciones y no escondió su felicidad al saber que se encontraron estos vestigios.

“Estamos muy contentos porque hay vestigios evidentes, además contamos con un profesional de primera línea que ha podido identificar colores que evidentemente son parte del mural ‘Principio y fin’ de Julio Escámez. Esto significa que hay un primer hallazgo que nos permitirá ahora hacer un estudio más profundo para el cual este municipio entregará toda su colaboración”, concluyó el edil.

La Unidad de Patrimonio es el ente que ha estado coordinando el trabajo con los expertos. Su encargada, Karin Cárdenas, explicó que la unidad se está haciendo cargo de la realización de entrevistas a ex funcionarios de la época y a la fotografías del mural.

Familia

Paralelamente, existen dos sobrinas del artista que también han estado pendientes de los trabajos. Se trata de Cecilia Escámez y Orietta Duvauchelle, quienes agradecieron el apoyo del municipio.

“Como familia, nos emociona profundamente saber que existe al menos la posibilidad de recuperar para la ciudadanía parte de la obra de Escámez. Con esto se abre la esperanza de avanzar en un acto de justicia y de memoria no solo con el artista, sino con el potente mensaje que reside en la obra artística, siempre vigente y actual. Agradecemos especialmente a la Municipalidad de Chillán por no olvidar el legado de Escámez y también a Carlos Inostroza, arquitecto de patrimonios encargado del proyecto”, dijeron.

Cabe recordar que Escámez visitó la ciudad hace algunos años con la clara intención de hacer nuevamente un mural. Sin embargo, su avanzada edad hacía necesaria la ayuda de varios otros pintores, lo que encarecía el trabajo en términos económicos. Julio Escámez falleció en Costa Rica el 23 de diciembre del 2015, pensando siempre en la recuperación de su legado.

Por estos días, su familia también se está haciendo cargo de los trámites para restaurar el mural de la Farmacia Maluje de Concepción. “Historia de la medicina y la farmacología en Chile” está en pleno proceso de recolección de firmas para lograr el apoyo necesario para ser restaurado, a pesar que es Monumento Nacional Histórico.

Mientras, en el municipio de Chillán continuarán los trabajos para esclarecer si el mural se puede recuperar en su totalidad. Si no es así, la idea es hacer una nueva versión por sobre lo hallado y devolverlo a la vida, desde donde nunca debió haber salido.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top