Close
Radio Radio Radio Radio

Primera muerte por inmersión de la temporada adelanta campaña preventiva en Ñuble

Referencial

Fue ese “calor que no se aguanta” lo que cobró la primera víctima por inmersión en lo que va del año en la Región de Ñuble. Obviamente, en el contexto de las desgracias que afectan a quienes buscan darse un baño en algún río, canal, laguna o playa -generalmente- no habilitadas de nuestra región.

Esta vez, un trabajador del rubro de la mueblería, quien venía junto a un colega desde Concepción, murió cuando se bañaba en el río Itata, en el sector del puente El Roble, entre las comunas de Bulnes y Quillón.

  [bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

Conforme a su colega, Paul Terán Toro, de 29 años, pidió que hicieran un alto en la ruta para darse un chapuzón y capear el calor. Al no salir a la superficie, debió llamar a las unidades de emergencia, siendo el grupo Gersa, de Bomberos Quillón quienes lograron rescatar su cuerpo, a unos 12 metros de profundidad del río.

Cerrando el lado policial del caso, se debe apuntar que la Fiscalía de Bulnes dijo que, preliminarmente, fue un accidente y no habría terceros a quien responsabilizar por este deceso. El primero en lo que se puede ya considerar época estival 2022-2023, si se tiene en cuenta que cinco de los próximos 15 días marcarán temperaturas sobre los 30 grados y casi ninguno bajo los 28.

En la temporada de verano 2021-2022, la Brigada de Homicidios de la PDI de Chillán totalizó siete concurrencias, casuística menor a la que promediaba Ñuble antes de los años de pandemia. Casi siempre se hablaba de 12, 13 o más casos.

“Y así como estamos preparando diversas campañas de seguridad, en torno al comercio o en Navidad por ejemplo, también tenemos que hacernos cargo de la seguridad en este tipo de lugares de la región, realizar campañas comunicativas y realizar llamados a la prevención”, anticipó el coordinador de Seguridad Pública, de la Delegación Presidencial, Jorge Muñoz.

Pese a que la autoridad destacó el que “en los últimos años hemos visto una baja en los decesos por inmersión, no podemos dejar de insistir en llamar a la comunidad a que tomen medidas de autocuidado y a no acudir a lugares no aptos para el baño, menos si se está bajo la influencia del alcohol”.

Sin embargo, es en este llamado donde destaca un factor no siempre tan considerado a la hora de los balances o diseños de campañas.

La gran mayoría de las personas fallecidas en las aguas ñublensinas en los últimos años tienen residencia fuera de la región, por lo que las campañas comunicativas locales, si es que han generado un efecto positivo, ha sido precisamente con la gente local y no la de afuera.

Víctimas de Concepción, Santiago, Quillota, Rancagua o venezolanos de paso por Ñuble, se suman a la dolorosa estadística.

“Las recomendaciones son las mismas en todas partes del país, pero es cierto que el desconocimiento de los lugares potencialmente peligrosos de la región es un factor a considerar. Más que campañas radiales o con la prensa, las plataformas digitales y la fiscalización que podamos coordinar con la Delegación, con Salud o Carabineros serán fundamentales”, concluyó.

La mayoría son hombres

El jefe de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Chillán, subprefecto Luis Garrido, advierte que en los veranos, las víctimas suelen ser hombres, presumiblemente porque tienden a ser más arriesgados “y porque tienden a bañarse en soledad o tras consumir alcohol.

“Como principales sugerencias está el evitar las aguas oscuras, turbias o aquellas respecto a las que desconocemos su nivel de profundidad, la existencia de corrientes o contracorrientes, los llamados remolinos. También sugerimos bañarse siempre en compañía de a lo menos una persona, respetar los tiempos de digestión, no zambullirse de cabeza, si es que no se conoce el fondo”, sugirió.

 

[/bg_collapse]

Felipe Ahumada

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top