Close
Radio Radio Radio Radio

Precios de las carnes suman alzas mayores a 30% en algunos cortes

Alzas que incluso superan el 30% exhiben los precios de los cortes de carne de vacuno en los supermercados y carnicerías en la región de Ñuble, en la comparación a 12 meses.

Según el monitoreo de precios de Odepa, del Ministerio de Agricultura, en el caso de la posta rosada, ésta ha tenido un aumento de 23,1% en carnicerías, ubicándose en un promedio de $9.700 por kilo durante octubre, mientras que en los supermercados la variación llegó a 14,1%, con un precio de $7.811.

En el caso del lomo liso, el aumento respecto a octubre de 2020 llega a 31,1% en carnicerías y a 18,9% en supermercados, mientras que el asiento subió 34,7% en carnicerías y 8,9% en supermercados. Lo mismo se repite para la sobrecostilla, que se elevó en 29,4% en carnicerías, y aumentó 4,2% en supermercados.

Conviene mencionar que la mayoría de la carne importada, que es más barata y de inferior calidad, se comercializa en los supermercados, mientras que la carne nacional se vende principalmente en las carnicerías.

Según manifestó el presidente de la Asociación de Productores de Carne de Ñuble (Aprocarne), Carlos Smith, el aumento de la liquidez entre los chilenos ha empujado un aumento de la demanda, lo que ha presionado los precios al alza, particularmente en la carne nacional, aunque no es el único factor.

“Los precios se regulan por la oferta y la demanda; y con los IFE y los retiros de las AFP ha habido una liquidez en el mercado muy alta”, explicó el dirigente, quien señaló que “esta era plata con la que no se contaba, entonces, mucha gente se dio gustos que quizás nunca se daba, y eso significó comer más carne o mejores cortes o reemplazar la importada, que es más barata, por la nacional, que es más cara porque es mejor. Todo esto ha generado un aumento de la demanda por carne nacional, para una oferta limitada, porque nuestra producción es limitada. Tenemos una masa ganadera pobre, escasa, que sigue disminuyendo”.

Smith también apuntó como otro factor relevante el aumento de los precios internacionales de la carne, principalmente de los países del Mercosur, que son los que abastecen a Chile.

Ello, en un contexto de incremento de los precios internacionales de todos los alimentos, empujado por una mayor demanda y por las limitaciones derivadas de la pandemia, como los problemas logísticos y los mayores costos de transporte, por ejemplo.

“Si consideramos que Chile, importador del 60% de la carne que consume, y la gente se vio con una liquidez tremenda, se importó más carne, pero fue insuficiente; y con el aumento de la demanda a nivel mundial, también subieron los precios de los proveedores de carne de Chile, que son principalmente Paraguay, Brasil, Uruguay y, en menor medida, Argentina. Como tenemos una oferta limitada, subió más fuerte aquí que afuera, al punto que tenemos los precios más altos del Mercosur; lo que ha llevado a que los mejores animales, a nivel de feria, a venderse a precios equivalentes a lo que vale en Europa”, analizó.

Otro elemento que ha incidido en el mayor valor de la carne en el mercado chileno es el tipo de cambio, con un dólar en niveles muy altos.

Masa ganadera

Desde la perspectiva de la ganadería nacional, si bien se trata de precios históricamente altos, Carlos Smith advirtió que ello conlleva un riesgo, pues algunos productores están vendiendo vaquillas para aprovechar los buenos precios, lo que en la práctica significa reducir el número de vientres, y en consecuencia, reducir el potencial de crecimiento de la masa ganadera.

Un ejemplo de ello es lo que está ocurriendo con la exportación de vacas vivas a China, así como también lo que se constata en las ferias de animales.

“El valor del ganado hoy tiene un precio histórico, nunca había tenido el valor que tiene hoy, y eso hace que mucha gente que estaba dudando si seguir con la ganadería, se encuentra con que los vientres valen hoy el doble de lo que valían hace 3-4 años, y al costar el doble, en vez de incentivarlo a crecer con su ganadería, sea un incentivo para terminar con ella, es decir, liquidar los vientres (las madres)”, aseveró Smith.

El empresario ganadero argumento que “si uno no tiene confianza en el futuro, uno quiere salirse de un negocio en el momento en que el capital que tiene alcanza un mayor valor, se busca vender en el mejor momento, y ese momento creo que es ahora”.

Según estimaciones de Aprocarne Ñuble, el precio de la carne en vara (unidad mayorista) ha experimentado un aumento superior al 20% en los últimos 12 meses, pues si en octubre de 2020 bordeaba los $3.400 por kilogramo, actualmente ronda los $4.100, por lo que reconoció que estas alzas también han favorecido a los productores.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top