Close
Radio Radio Radio Radio

Pese a que en Ñuble ganó Kast, Boric casi igualó aumento en número de votantes

Mauricio Ulloa

Conocidos los resultados de la primera vuelta presidencial, las cosas no se veían fáciles para el comando de Gabriel Boric.

Había perdido en diez regiones del país, principalmente en las del centro-sur ligadas al Agro, entre ellas, Ñuble.

Por ello, la estrategia de segunda vuelta cambió radicalmente en el comando del representante de Apruebo Dignidad, logrando revertir sus resultados en cinco regiones en las que Kast había triunfado el 21 de noviembre.

La jornada del domingo, Boric se quedó con doce de las 16 regiones del país, no pudiendo superar a Kast en Maule, Ñuble, Biobío y Araucanía, corazón del Chile rural.

En el caso de Ñuble, el mandatario electo alcanzó los 96.782 votos (41,4%), frente a 136.610 (58,5%) del líder del Frente Social Cristiano.

Comparado con la primera vuelta, Boric estrechó la ventaja de Kast de 20 a 17 puntos en la región, y si bien el republicano mantuvo una holgada diferencia, el Presidente electo logró casi igualar la cantidad de votos nuevos entre vueltas, obteniendo 65.098 sufragios más que en primera vuelta, frente a 66.722 que sumó Kast.

En la mayor parte de las comunas de la región las cifras de votos nuevos fueron similares entre ambos candidatos, logrando Gabriel Boric eso sí capturar mayor cantidad de sufragios en Chillán, donde aumentó en 25.533, versus los 21.040 que sumó el republicano. Esto le valió acortar la brecha en la capital regional de 14 a 5,9 puntos.

En otras comunas pobladas de Ñuble, Boric también logró un aumento de votos mayor, como en Chillán Viejo, Bulnes y Quirihue; mientras que en otras, como Coihueco, Kast aumentó considerablemente su votación.

Oportunidad para conectar con regiones

Según el experto en Comunicación Política, Rodrigo Landa, en Ñuble se dio un resultado previsible, “como corolario de una serie de elecciones en que la derecha ha logrado sintonizar de mejor forma con nuestra identidad agrícola y rural. Lo mismo pasó en la Araucanía, donde los temas de orden y seguridad influyeron significativamente en el resultado”.

Según Landa, los números del balotaje, considerando la distribución de apoyos de primera vuelta, muestran un resultado absolutamente esperable.

“Los votos de Sichel y Parisi fueron en una mayor proporción a Kast, y los votos de Provoste en una mayor proporción a Boric. En el caso de Chillán, el resultado fue más estrecho, y una conclusión es que el votante de Parisi prefirió mayoritariamente a Boric. Puede ser un fenómeno más urbano, que también se observa en comunas del norte, recordando que Kast tenía una mayor fortaleza en zonas rurales. Influyó también la campaña de segunda vuelta, en que Boric tuvo una mejor performance, tanto en la moderación de su discurso, como en la búsqueda de apoyos de sectores de centro izquierda y de centro. En Chillán, muy probablemente, la ex Nueva Mayoría se plegó transversalmente a la campaña de Gabriel Boric”, aseveró.

Respecto de los desafíos que tiene Gabriel Boric en estos territorios donde no obtuvo buenos resultados, Landa precisó que “el presidente electo tiene una gran oportunidad para conectar con las regiones, especialmente donde no le fue muy bien. Y eso implica que dentro de su diseño estratégico deberá equilibrar sus grandes prioridades de política pública con los proyectos regionales. La mirada macro y micro deben convivir armónicamente, sacando lo mejor de cada región y escuchando a los distintos actores. Ñuble, por ejemplo, tiene grandes desafíos para alcanzar el estatus de potencia agroalimentaria, pero para que eso ocurra, Gabriel Boric deberá entregar certezas al mundo rural y contribuir a una comunicación fluida con parlamentarios de la zona, autoridades locales y comunidades con potencial de desarrollo”, aseveró.

Elección de equipos

Jeanne Simon, politóloga y académica de la UdeC, planteó que Gabriel Boric ganó claramente debido a que la polarización planteada entre los dos candidatos motivó al electorado.

“Aumentó la participación en las Regiones de Ñuble y Biobío, y ambos candidatos aumentaron su votación.

La fortaleza del Presidente electo se observó en las ciudades, y claramente el peso electoral de la Región Metropolitana fue clave. Aumentó la participación y la votación en las comunas de bajos ingresos, La Pintana en la Región Metropolitana y Coronel y Lota, en la Región del Bíobio, y en Chillán se estrechó el margen entre Boric y Kast”, sostuvo.

Sobre el desafío que tendrá el nuevo mandatario de conectarse con el mundo rural y tradicional, dijo que “será clave la designación del ministro de Agricultura, como también dar señales sobre cómo abordará la escasez de agua. Como Gabriel Boric tuvo mucho apoyo en Talca y Curicó, pese a perder en Maule, yo imagino que habrá equipos de trabajo que ya tienen sus ‘pies en el barro’ hace tiempo. La Región de la Araucanía es mas compleja, por la movilización de los camioneros. Yo imagino que también buscará apoyo allá de Francisco Huenchumilla, quien será un buen consejero”.

Agregó que “como no puede estar en todas partes, la elección de sus equipos será clave. Confío en que las universidades regionales apoyarán en esta labor”, aseveró.

Sintonizar con el mundo rural

Según la experta en Marketing Político, Paulina Pinchart, “aumentó la participación en esta segunda vuelta, y de quienes votaron, muchos no lo hicieron en la primera, pues vieron una mayor trascendencia en este balotaje. Ahí hay todo tipo de gente, de los distintos grupos etáreos, y tiendo a pensar, con un argumento comunicacional, que sufragaron por Boric, pues el gran objetivo de la segunda vuelta era demostrar quién de los dos era más creíble frente a los cambios y voleteretas que experimentaron. En eso, creo que Boric fue mucho más creíble, pues si bien Kast lo intentó, lo trató de demostrar mucho más dirigido hacia el segmento que siempre lo ha apoyado, no se abrió. Si bien en teoría dio un paso hacia el centro, en la realidad, por cómo estaban construidos los mensajes, ocupó los mismos códigos comunicacionales que se usan para hablarle al electorado duro”, advirtió.

Por otro lado, planteó Pinchart, “al estudiar bien la participación en esta segunda vuelta según edad, veremos que si hubo más jóvenes, muchos de ellos se manifestaron durante el estallido social, pero no están involucrados en política. Es gente que si participó en las marchas y pidió una nueva Constitución, votó por Boric”.

En el caso de las regiones donde ganó Kast, según Paulina Pinchart el Presidente electo debiera visitar estas zonas.

“Su primer discurso fue de mucha unidad, y si eso lo llevamos a acciones, la mejor forma es yendo a esas regiones y logrando una sintonía más fina con esas realidades y así abordarlas mejor. En el fondo, debe conectarse con el Chile profundo desde Maule a Araucanía, los políticos suelen olvidar estos territorios en campaña, porque no son rentables electoralmente. Y ese mundo rural es el que tiene muchos más problemas económicos para salir adelante, pues a diferencia de otras zonas, no funcionan los programas de reinserción. Ellos lo que saben hacer es cultivar la tierra, por lo que el desafío de Gabriel Boric con el mundo rural es hacer un esfuerzo real con su equipo de sintonizar más fino, para tener políticas más realistas, no hacerlas desde un escritorio en Santiago”, sentenció.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top