Close
Radio Radio Radio Radio

Padem 2021 proyecta un sombrío escenario para la educación pública

LD

La matrícula de los establecimientos educacionales administrados por la Municipalidad de Chillán “ha venido experimentando una caía permanente, que en términos porcentuales alcanza al 12,59% entre el período 2016-2020”, plantea el Departamento de Administración de la Educación Municipal (Daem) en el Padem 2021.

El Plan Anual de Desarrollo de la Educación Municipal, que está en análisis por parte del Concejo Municipal, fue remitido en calidad de borrador a los ediles de la ciudad, con el fin de que estos, en reuniones de comisión realicen observaciones, junto a dirigentes, directores y comunidades escolares.

El instrumento de planificación del sector educacional que generó el DAEM,y que estará vigente durante el año 2021, proyecta al menos en el papel una nueva baja de la matrícula, para llegar a los 8.175 alumnos.

El tema fue analizado hoy en Concejo Municipal, donde se expusieron otras cifras que generaron alarma en el municipio, como es la disminución igualmente sostenida que registran los jardines infantiles del municipio chillanejo.

“Cuando vi las cifras casi me da un ataque cardíaco. Las cifras son muy negativas y fueron estimadas antes de la pandemia, lo que quiere decir que en el mediano plazo serán peores. Algo debemos hacer para revertir estas cifras, tanto en lo que dice relación con los jardines y salas cunas y escuelas y liceos en general”, indicó el concejal Joseph Careaga (UDI)

La presidenta de la Comisión Educación, la concejala Brígida Hormazábal, convocó a la asamblea telemática de análisis del Padem, para el próximo miércoles, oportunidad en que se revisarán los datos que aparecen en el informe y que ayer salieron a la luz.

Efecto pandemia

Según el documento al que tuvo acceso La Discusión, las mayores variaciones en la matrícula “se manifiestan en el nivel de educación de adultos, donde alcanza a 304 estudiantes y en educación básica, donde llega a 873 estudiantes en el período de cinco años, incluido el año 2002”.

La municipalidad y el DAEM esperan que en lo que resta de este año y hacia el comienzo del período de matrículas, los establecimientos, sobre todo básicos y medio, puedan revertir la baja de estudiantes.

El DAEM avizora que “la realidad descrita pudiera experimentar una mejora en términos de matrícula una vez que se controle la crisis sanitaria y se retorne a las clases presenciales”.

El organismo confía que la creación de nuevos proyectos educativos, en particular en el liceo Narciso Tondreau (fusionado con la ex Escuela Los Héroes y el Grupo Escolar) y República de Italia (fusionado con República de Portugal), generen efectos positivos. Igualmente se esperan resultados favorables de la reunión entre el Liceo Vida Nueva (de adultos) con el Martín Ruiz de Gamboa.

Adicionalmente se espera que los estudiantes de origen extranjero se integren a las escuelas municipales, sumando una importante cantidad de alumnos, que llegaría al 6% del total.

En el caso de las salas cuna administradas por el municipio, se ha observado una caída estrepitosa del 12% entre los años 2018 y 2019, bastante superior a la merma de 2,6% de los precedentes 2016 y 2017.

Entre las razones que explicarían la baja de la matrícula en el nivel preescolar se encuentra la exposición mayor de menores a virus y la mejor oferta de los jardines de Integra, que tiene un horario extendido de operaciones.

Se suma a ello la alta rotación de funcionarias por licencias médicas, lo que no ocurría antes de que se decretara la normativa que obliga al sostenedor al pago íntegro de las remuneraciones del personal.

Si se comparan las escuela y liceos municipales, con los particular subvencionados,  se observa que estos últimos copan una gran cantidad de matrícula, la que antes era satisfecha por los recintos educativos del DAEM.

Mientras que educación municipal proyecta para el 2021 poco más de 8.000 escolares en recintos municipales, la matrícula global registrada en Chillán para los distintos niveles de enseñanza básica y media llega a 42.597.

Crisis

La crisis social del año 2019 y la pandemia, se plantea, han afectado gravemente el funcionamiento de los establecimientos educacionales, los que han tenido que adecuarse a una realidad marcada por  clases telemáticas.

Según un estudio realizado por el DAEM, al mes de agosto “prácticamente el 60%(59,57%) de los estudiantes tienen acceso a una conexión de internet y el 43,25% posee un PC o notebook”.

Además, se expone que “un 69,11% dispone de un celular y un 12,34% poseen otro tipo de dispositivos, especialmente tablet. Los resultados muestran también que un 6,58% de los estudiantes no posee medio de conectividad”.

“Los resultados muestran que la conectividad es un problema que afecta la entrega de educación a los estudiantes, que es incremental, pues está condicionada a la situación laboral de las familias, que en época de crisis es extremadamente variable”, detalla.

Adicionalmente se pone de manifiesto que el fenómeno revela que la conectividad “no puede estar sujeta a la disponibilidad de recursos económicos de las familias, lo que vendrá a aumentar aún más la brecha de desigualdad y existente”.

Cambios

Según el Padem 2021, la dotación docente y de Asistentes de la Educación proyectada podría variar “en un aumento o disminución”, lo que depende de la variación del número de alumnos matriculados en diciembre de 2020.

Además, la cantidad de profesionales y técnicos el sistema estará condicionado a “cambio de modelación de mallas curriculares, activación del plan de retiro, aumento o disminución de subvenciones SEP o PIE, supresión de cursos por baja matrícula o procesos de reestructuración por fusión o cierre de establecimientos”.

En la actualidad, según cifras del DAEM, y para una matrícula de 8.175 alumnos, la dotación docente del sistema municipal llega a los 936, “lo que muestra que cada docente atiende en promedio a nueve alumnos”. Junto con ello, los asistentes de la educación municipales, suman 607 personas.

En este escenario, para el año 2021 el DAEM proyecta, además del cierre de cursos y especialidades, la destinación a nuevos recintos educativos de algunos profesores y el término del vínculo contractual por supresión de cargos, con indemnización de por medio de un grupo de asistentes de la educación.

Transferencias

Para financiar todas las actividades del DAEM, la Municipalidad de Chillán debiera destinar durante el año 2021 $2.441.877.895, cifra similar a la de los últimos cuatro  años. De esta cifra, se ocuparán $340.863.996 para salas cuna y jardines infantiles.

Durante la sesión de concejo, el alcalde Sergio Zarzar indicó que si bien se estima que este será el último Padem del municipio chillanejo, es altamente probable que el traspaso de escuelas y liceos se retrase como consecuencia de la pandemia.

Frente a ello se estará a la espera de lo que resuelva el Ministerio de Educación, que podría intervenir los establecimientos en dos o tres años.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top