Close
Radio Radio Radio Radio

Obras públicas y energía concentran 85% de la inversión proyectada en Ñuble

Mauricio Ulloa

De acuerdo al Reporte quinquenal de inversión elaborado por la Corporación de Bienes de Capital (CBC), ajustado al segundo trimestre de 2021, para el periodo 2021-2025 se estiman inversiones por US$554 millones en la región de Ñuble, de los cuales un 53% es de origen privado, y el 47% es estatal.

El reporte, elaborado a partir de los antecedentes disponibles al segundo trimestre de 2021, en la Plataforma CBC, presenta el catastro de proyectos con cronogramas definidos, que, a nivel nacional, suma un stock de 990 iniciativas privadas y estatales. En base a ello, la inversión a materializar durante el lapso 2021-2025, ascendería a US$ 61.087 millones, donde un 70,8% corresponde a financiamiento privado y un 29,2% es estatal.

El documento muestra que el monto de la inversión estimada en la región para el quinquenio 2021-2025 es inferior en 1,7% a los US$564 millones calculados 12 meses atrás, en el catastro presentado al cierre del segundo trimestre del año pasado, para el quinquenio 2020-2024. Ello, a diferencia de lo que ocurrió a nivel nacional, en que se observó una expansión de 6,4%.

En el corto plazo, el documento señala que, en Ñuble, se contabiliza una expansión para este año y el próximo, dando lugar a un resultado positivo global. Esto, por los nuevos ingresos: Pequeña central hidroeléctrica de pasada El Pinar, Parque fotovoltaico Centauro Solar, Parque solar Meco Chillán, Conjunto habitacional Villa Yungay y Conservación red vial región de Ñuble 2020-2022 plan recuperación.

De los US$554 millones estimados, US$273,8 millones corresponden al sector obras públicas; US$196,7 millones al sector energía; US$75,2 millones al sector inmobiliario; y US$8,7 millones al industrial.

De esta forma, entre obras públicas y energía se concentra el 84,8% del total de la inversión proyectada.

Reafirma una tendencia

Según manifestó el docente de la Escuela de Administración e Informática del Instituto Virginio Gómez en Chillán, Norberto Hernández, desde antes de la pandemia se venía observando una tendencia al aumento en la inversión en obras públicas y en el sector inmobiliario. “Si bien el año pasado se frenó un poco, producto de la crisis sanitaria, ya se está reactivando, y es cosa de ver la cantidad de edificios en obras en los últimos meses, y en el sector ya se sabe que la expansión continuará, van a seguir llegando inmobiliarias, porque es un muy buen negocio”.

Respecto al sector energía, el profesional apuntó que también es una tendencia que se viene observando en los últimos años, con una migración hacia las energías renovables y una demanda creciente que exige construir más plantas generadoras.

“Tenemos que ir renovándonos en las cosas que hacemos, ya no nos podemos quedar solamente en la agricultura y en el comercio, hay que buscar otras áreas, porque hay cada vez menos mano de obra, los jóvenes no quieren trabajar en el campo y sus padres tampoco quieren que se queden, entonces, es mejor enfocar nuestros esfuerzos en otros lados, para transformar nuestra región”, sentenció Hernández.

El académico del Instituto Virginio Gómez destacó la alta participación del Estado en la inversión del quinquenio. “Una de las grandes ventajas de ser región es que se pueda canalizar la inversión pública de forma directa, y así como alabamos al privado que invierte en la región, también tenemos que celebrar que el Estado se dio cuenta que la región de Ñuble tiene muchísimo potencial, y que para sacar adelante a una región con altos índices de cesantía, hay que meterse la mano al bolsillo, y aquí el Estado tiene un papel preponderante, y debe tenerlo, porque con el privado no alcanza”.

Atraer más inversión

El gobernador regional, Óscar Crisóstomo, expresó que “la región de Ñuble tuvo altas expectativas, sin embargo, no existió -en estos tres años- un proceso de preparación efectiva. Tenemos varios ejemplos: uno es la baja ejecución presupuestaria que recibimos con apenas un 9%. A ello sumemos la falta de proyectos en agua, caminos, etc”.

En esa línea, destacó que “en este mes iniciamos -junto con Corfo y ProChile- un programa de atracción de inversiones, el cual debería llegar a los $3.000 millones una vez que esté en pleno régimen. Por otro lado, debemos decir que la baja infraestructura no hace posible un crecimiento; debemos cerrar la brecha en conectividad. En este ámbito, le hemos ofrecido al ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, un convenio de programación financiera que permita, en ocho años, tener pavimentado el 50% de la región y junto con ello, cerrar la brecha de conectividad digital, para la cual invertiremos $7.500 millones con el ambicioso objetivo de llegar a los rincones más apartados de Ñuble”.

Consultado por la distribución por sectores, Crisóstomo sostuvo que “esto está asociado a una concepción de cierre de brecha en la cual el sector público deberá, por varios años, hacer el principal esfuerzo y también los programas de reactivación económica que ha lanzado el gobierno producto de la pandemia. El desafío es salir de la concepción de desarrollo clásico y colocar un valor agregado, un componente de economía circular a todo lo que hacemos. La innovación será clave”.

“Por otra parte -continuó la autoridad-, al analizar los recursos del MOP, por ejemplo, en el Fondo Nacional de Desarrollo Regional, la Dirección de Vialidad es la que mayor porcentaje de inversión concentra, lo que da cuenta de las prioridades que necesita nuestra región. En el ámbito energético, en tanto, tendremos que duplicar esfuerzos, así también para iniciativas de riego. Actualmente, no estamos en un buen pie en términos de generar condiciones que permitan la instalación de otras obras de envergadura para incentivar otros sectores, por eso es que debemos trabajar en ello a fin de convertirnos en un polo atractivo para la generación de inversiones”.

El gobernador calificó como positiva para el sector público la alta participación del Estado en la inversión estimada, “ya que nuestra responsabilidad social en una primera etapa apunta al rol del Estado, en mejorar la región en aspectos de infraestructura y de servicios, por lo que en la etapa inicial que nos encontramos como región, se debe comenzar de esta forma para atraer o motivar al sector privado a hacer inversión. Debemos crear los cimientos para hacer más atractiva esta región, en aspectos que significan agregar valor en la cadena productiva”.

Proyectos energéticos

La alta participación del sector energía, se debe, según explicó el seremi de Energía, Manuel Cofré, “a que estamos enfocados en impulsar fuertemente una política nacional para migrar de combustibles fósiles a Energías Renovables No Convencionales. Las empresas y emprendedores han entendido esto, ya que Ñuble presenta grandes condiciones para la generación solar y eólica”.

“Hay muchos proyectos con distintos grados de avance, que se deben ir concretando en los próximos años. Como ejemplo de lo anterior, hace un par de semanas estuvimos en la inauguración de dos plantas solares, Pegasus y Orión, que aportarán 9MW al Sistema Interconectado Central”.

Cofré añadió que “a las inversiones en generación se suman las de transmisión que Ñuble requiere. Por eso fue importante, la semana pasada, la inauguración de la subestación Quilmo 2 en Chillán Viejo”.

En ese sentido, el seremi subrayó que “la energía seguirá teniendo un rol protagónico en el crecimiento de Ñuble”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/