Close
Radio Radio Radio Radio

Ñublense ya se reencontró con su cancha

Después de largos siete meses, los jugadores de Ñublense podrán volver a jugar en el estadio Nelson Oyarzún Arenas de Chillán.

Por eso, para sentirse realmente locales, los diablos rojos ensayaron en el césped del emblemático recinto de la calle Pedro Aguirre Cerda.

Es que adaptarse a la nueva superficie que ocuparon por última vez el 15 de marzo, cuando superaron a Valdivia por 2-1, es vital si el objetivo del puntero de la Primera B es sacar diferencias ante los rivales en Chillán, tal como lo hicieron en el estadio Las Higueras de Talcahuano, que los acogió durante casi toda la primera rueda mientras estuvo el hospital modular en el estadio local.

La voz de García

El técnico Jaime García describió el actual estado del campo de juego donde esperan pasar por encima de Melipilla este miércoles a las 11 horas.

“La cancha estaba un poco pesada, esponjosa, pero en buenas condiciones. Hay que rebajarle un poco el pasto porque luego la mojamos para poder desplegar nuestro mejor fútbol. Hay que fortalecer el reducto donde haremos de local en lo que queda de torneo”, recalcó García.

“Tienes que recordar que es mucho tiempo que no se ha ocupado la cancha y que no hemos podido jugar ahí. Mis jugadores están con todas las ganas de jugar en Chillán. No estará el público, pero se siente otro aire. Es especial jugar en casa y no tener que viajar a Talcahuano, aunque allá nos trataron muy bien”, reflexiona García.

Briceño golpeado

El delantero Mario Briceño, salió golpeado de la práctica de ayer con una vistosa bolsa de hielo en la rodilla. Y aunque se afirmó que no es nada de temer y que es solo precaución, García lo esperará hasta el calentamiento previo al choque con los Potros.

Sobre el rival del miércoles, que en la primera rueda superó al Rojo en el sintético de la Florida por 1-0, García recalcó que es un equipo complicado “que ataca por las bandas, son fuertes por los costados, por eso estaremos atentos a la hora de atacar y defender. Mis jugadores hicieron una buena práctica y ahora solo estamos afinando detalles para el redebut en nuestra casa. Todos quieren estar y están entrenando con gran disposición, apurando al compañero”, sentencia Jaime García, quien este miércoles no sentirá el aliento de la hinchada detrás de su banco, pero sabe que a metros del estadio y todo Ñuble, la hinchada estará palpitando el retorno a casa del equipo de sus amores.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top