Close
Radio Radio Radio Radio

Los sobrevivientes

Ayer se conmemoraron ochenta y tres años del terremoto de 1939, el más destructivo y letal de la historia de Chile. Se habla de treinta mil víctimas fatales, y una ciudad, Chillán, completamente destruida. Hoy, que se ha puesto sobre la mesa la discusión sobre la conservación del patrimonio arquitectónico y urbano de Chillán, es bueno hacer un recuento de los edificios sobrevivientes a la catástrofe y cuál es su estado actual, porque son parte de la memoria viva de la ciudad. En este caso es la memoria de una ciudad que literalmente desapareció, porque el Chillán de antes de 1939 es prácticamente otra ciudad, comparada con la moderna urbe que emergió post 1939.

Conservar la memoria, no se trata de un acto de nostalgia ni de mero romanticismo, sino que de respeto por las miles de víctimas que significó dicho terremoto y por nuestras raíces. Solo así es posible mirar al futuro con una visión de largo plazo, como el que tuvieron quienes reconstruyeron o construyeron el nuevo Chillán.

Los sobrevivientes son: el Edificio de Los Dos Cuyanos, que empieza en Calle Constitución y se introduce por el paseo Arauco hasta la Fuente Alemana; las casas donde se encuentran el Hotel Las Terrazas Express y el café La Abuelita; el Banco Español, hoy Banco Santander, en calle Arauco frente a la Plaza de Armas; la Casa Cuchacovich, en Isabel Riquelme 479, hoy sede del CECAL UdeC; la casa Etchevers en Constitución esquina Isabel Riquelme, hoy Caja de Compensación Los Héroes. El Hotel Español, hoy un centro dental ubicado en Avenida Libertad a continuación de los portales, y las iglesia de Los Carmelitas y San Francisco. Hay que consignar que la botica frente a la Plaza de Armas, fue demolida, y lo que no hizo la naturaleza, lo hizo la mano del hombre. También es bueno recordar que la Iglesia de la Carmelitas, pequeña joya gótica de Chillan y de Chile, sobreviviente de los terremotos de 1929, 1939, 1960 y el del 2010, fue declarada Monumento Nacional.

Son siete los pilares en que se funda el Chillán de hoy. Resistieron el terremoto porque se levantaron en albañilería reforzada y en hormigón armado, técnica con la cual se construyeron los más de setenta edificios de arquitectura modernista en Chillan post 1939, algunos de los cuales -como la casa del arquitecto Udo Schweitzer- fueron demolidas. Schweitzer es autor de numerosas casas aún existentes en el nuevo Chillán, sin embargo su propia casa sucumbió ante la picota insensible y poco ilustrada.

Los sobrevivientes de la destrucción de Chillan fueron el anuncio de la ciudad que venía y que hoy se pretende conservar. Estos sobrevivientes han sorteado con éxito no sólo las fuerzas indomables de la naturaleza sino que las arremetidas de quienes no valoran la memoria como un aspecto fundamental del desarrollo integral del ser humano. Los sobrevivientes tienen más de ochenta años, fueron los anunciadores de la modernidad y de un nuevo Chillán que hoy necesita proyectar su memoria por otros ochenta o cien años. Así se construye el futuro.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top
https://www.ladiscusion.cl/feed/rss/