Close
Radio Radio Radio Radio

Exportaciones silvoagropecuarias de Ñuble acumulan caída de 26,9%

La Discusión - Aserradero

Las exportaciones de productos silvoagropecuarios de la región de Ñuble totalizaron 730,8 millones de dólares entre enero y agosto de 2022, según informó la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del Ministerio de Agricultura, lo que representó una disminución de 26,9% en comparación con igual periodo de 2021.

Ello, en contraste con lo registrado a nivel nacional, que, en promedio, exhibió un crecimiento de 9,0% en el mismo periodo, totalizando US$13.343,8 millones. De hecho, fueron seis las regiones que mostraron una caída en los ocho primeros meses de 2022: Atacama, con -7,4%; Coquimbo, con -18,1%; Maule, con -2,0%; La Araucanía, con -8,0%; Los Ríos, con -8,9%; y Ñuble, con el descenso más pronunciado, de -26,9%.

Al analizar por sectores se observa que la mayor incidencia en este comportamiento está dada por los envíos forestales, que sumaron US$463,3 millones en enero-agosto de 2022, lo que representó una contracción de 37,5% respecto a igual periodo de 2021.

Si bien el sector pecuario también mostró una fuerte baja de 58,2% en la comparación interanual, su incidencia en el comportamiento de las exportaciones totales es marginal, ya que el valor de los envíos de este sector alcanzó apenas los 389 mil dólares.

En cuanto al sector agrícola, las exportaciones sumaron US$267,1 millones en enero-agosto, lo que es un 3,8% superior a igual periodo de 2021, aunque bastante modesto en comparación con otras regiones agrícolas, como O’Higgins, donde crecieron 12,0%, o Valparaíso, con un alza de 22,1%.

Al analizar los principales rubros exportados por Ñuble en los primeros ocho meses de 2022, se observa que la celulosa, que con US$381,7 millones concentró el 52% de los envíos de la región, anotó una contracción de 4,6% respecto a igual periodo de 2021.

En el caso de la fruta procesada, que se posicionó en el segundo lugar, con US$136,8 millones, anotó un aumento de 15,6%; mientras que la fruta fresca, con US$59,1 millones, registró una disminución interanual de 22,8%.

Las maderas aserradas, en tanto, tuvieron una fuerte caída de 43,5%, al totalizar envíos por US$48,3 millones; y más profunda fue la baja de las maderas elaboradas, que se redujeron 88,5% respecto a 2021, al sumar exportaciones por US$29 millones.

Según manifestó el seremi de Agricultura de Ñuble, César Rodríguez, “hay dos grandes desviaciones de comercio. Una corresponde a las maderas, que este año han ido más al mercado interno, que ha tenido mayor dinamismo y se ha vuelto más atractivo, no solo para Nueva Aldea, sino que también para las Pymes procesadoras, lo que explica en buena parte la disminución de las exportaciones”.

Asimismo, apuntó a la desviación, en el caso de la fruta, hacia el mercado chino, que se tradujo en un mayor volumen hacia el gigante asiático, disminuyendo notablemente el mercado norteamericano, pero eso no se expresó en mejores precios, sino que, al contrario. Basta recordar lo que ocurrió con la crisis de las cerezas, ejemplificó Rodríguez.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top