Close
Radio Radio Radio Radio

“Es hora que el Ejército tenga el control de las fronteras terrestres”

Preocupado está el exsenador, exconvencional y exsubsecretario del Interior, Felipe Harboe, por el aumento de los delitos violentos en Ñuble. Principalmente, porque Chillán y comunas rurales apacibles, hoy son escenarios de homicidios y han acogido a inmigrantes que no solo han llegado de manera ilegal, sino que no tienen identidad comprobable.

“El nivel de descontrol de la inmigración irregular sin identidad es de tal magnitud, que los tipos se fueron a esconder a comunas chicas, para que no los atrapen en las comunas grandes, porque saben que la PDI tiene menos funcionarios de policía migratoria. El problema está en que si no hay control de las fronteras (aeropuertos, pasos fronterizos habilitados y no habilitados, o en la ruta 5, pues hay toda una industria de traslado de inmigrantes ilegales); se produce este fenómeno de la llegada a comunas más pequeñas. Lo más grave de todo, es que la PDI no sabe quiénes son, porque cuando consultan los antecedentes a la Interpol, no existen como personas”, aseveró.

  [bg_collapse view=”button-orange” color=”#4a4949″ expand_text=”Leer más” collapse_text=”Menos” inline_css=”width: 100%” ]

 

Según Harboe, esta realidad se remonta a varios años, y tiene su punto de inflexión durante el segundo mandato de Sebastián Piñera, cuando el exmandatario hizo el llamado en Cúcuta a que los venezolanos vinieran a Chile.

“La inmigración de peruanos y haitianos de los 2000 no fue conflictiva. La población que llegó después, y que se radicó en el norte, tanto venezolana como colombiana -y no quiero estigmatizarlos a todos-, es población respecto de la cual ni siquiera las policías chilenas tienen antecedentes. Porque una cosa es ser un inmigrante irregular, y otra es que ese inmigrante, al ser detenido, tenga su documentación comprobada. Entonces, estamos hablando de personas que ingresan ilegalmente, se desplazan ilegalmente, no tiene identificación, o la que tienen es falsa, lo que impide saber si estamos en presencia de un delincuente avezado. No puede ocurrir que nuestra policía esté a ciegas”, manifestó.

Gran acuerdo nacional

Para el exparlamentario, quien se ha especializado en materias de seguridad, la morfología del delito ha cambiado.

“Chile se latinoamericanizó, de los robos y delitos contra la propiedad, se pasó a delitos violentos con armas. Media la droga, y se han importado prácticas, como dar un balazo por robar un celular. Eso es lo que nos tiene asustados. Chile ha subido su tasa de homicidios en un 30% en los últimos seis años, lo que es gravísimo”, sostuvo.

– ¿Cómo se sale de esto, entonces?

– Llegó la hora de replantearse el control fronterizo y terminar con los complejos y los prejuicios. Así como la Armada tiene el control de la frontera marítima, ha llegado la hora que el Ejército tenga el control fronterizo de los pasos habilitados terrestres, y así liberamos a Carabineros, para destinarlos a materias de seguridad. Debemos establecer también un sistema de deportaciones frente a inmigrantes irregulares sin documentación. Se debe incorporar a los tipos penales de delitos con violencia, que luego del cumplimento de la sentencia, todos para afuera, con prohibición de ingreso. Desde el punto de vista de las armas, es clave cambiar el sistema de control aduanero, tanto de pasos fronterizos, como puertos, y aplicar sistemas tecnológicos avanzados para los conteiner que ingresan por el sistema de comercio electrónico y también para los pasos habilitados, con una fuerza de tarea integrada entre Carabineros, Investigaciones, el Servicio de Inteligencia, Aduanas y SII, que en conjunto trabajen con metas conjuntas. Debemos también contar con fiscales especializados y con dedicación preferente o exclusiva, creando una unidad de foco de persecución de armas. Donde haya un arma, esa causa no puede terminar solo con la condena de los delincuentes, sino que tiene que seguir hasta saber de dónde vinieron las armas.

-¿Y desde el punto de vista político? ¿Qué señales se deben dar?

– Debemos lograr un gran acuerdo nacional, pero no levantando las manos, sino estableciendo que los bienes jurídicos, la vida, la integridad física, psíquica, propiedad, etc., son fundamentales, por lo tanto, hay que protegerlos, y quien se sale de la fila, tiene que tener una sanción alta y efectiva.

Para tener un acuerdo en seguridad hay que tener previamente un consenso absoluto de la no justificación de la violencia como herramienta de cambio social o político, porque creo que una parte de las personas que gobiernan hoy justificaron la violencia social en algún momento reciente, y cada vez que se plantean proyectos para sancionarla, hablan de represión. Un acuerdo básico es excluir la violencia, y habrá que hacer una mayoría política con aquellos que queremos excluir la violencia, y marginar a aquellos de extrema derecha o extrema izquierda que la justifican como herramienta legítima.

– En el caso específico de Ñuble, donde el nivel de violencia de los delitos ha aumentado, ¿Qué acciones concretas se pueden ejecutar?

– Es necesario que todos los líderes y actores políticos se unan para actuar en conjunto. La delincuencia no distingue si las personas son de izquierda o derecha, en consecuencia, se requiere que la Gobernación Regional, los diferentes alcaldes, el CORE, concejales, diputados, senadores, todos en conjunto, trabajen una estrategia regional, porque la tentación de hacerlo por comuna va a ir generando que lo que antes pasaba en Chillán, después pase en Chillán Viejo; y lo que pasaba en Chillán Viejo, pase a Coihueco. Esta alianza de política pública, que también debe incluir a los privados, debe fijar metas y objetivos, realizar un análisis efectivo de los delitos, no solo de los que maneja Carabineros, sino cifras integradas. Con ese diagnóstico, enfocarse en determinado tipo de delitos. También existe la posibilidad de efectuar controles. Por ejemplo, instalar controles policiales permanentes camino a Yungay, camino a Coihueco, o en la entrada norte. Hay espacios que permiten un mucho mejor control aleatorio, y eso significaría el desbaratamiento de bandas que estén operando.

[/bg_collapse]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top