Close
Radio Radio Radio Radio

Empresa Parques Johnson se adjudicó contrato para mantención de áreas verdes en Chillán

Cristian Cáceres

Por ocho votos contra dos, el concejo municipal de Chillán aprobó la licitación para la mantención de las áreas verdes de la comuna, en favor de la empresa Santiaguina Parques Johnson Ltda.

La votación generaba bastante expectativa, no solo porque las áreas verdes de la comuna se encuentran en un virtual estado de abandono desde hace cinco meses, luego que la empresa OHL Servicios terminara sus funciones, si no porque la semana pasada, los concejales se negaron a votar la propuesta acusando que requerían más tiempo para revisar los detalles del contrato, a pesar de lo solicitado por el alcalde, Camilo Benavente.

No sería exagerado afirmar que el poder concretar el acuerdo con la empresa realmente le urgía a la Municipalidad, debido al estado de deterioro que exhiben las plazas, parques, bandejones y césped ornamental en algunas calles.

Muchos de ellos, tal como lo advirtieron algunos concejales, ya están completamente quemados, por lo que en muchos casos se deberá reinstalar césped y las plantas marchitas.

De hecho, la semana pasada el jefe comunal insistió al Concejo que se votara la licitación, a lo que los ediles se opusieron en virtud del tiempo que les tomaría revisar el contrato en detalle y cumplir así con una real labor fiscalizadora.

Por esta razón, finalizada la sesión edilicia, Camilo Benavente dijo:  “valoramos que la licitación de áreas verdes se haya aprobado por una amplia mayoría en el Concejo, pues muestra el compromiso de los concejales con una necesidad tan sentida para nuestros vecinos y vecinas, como es la mantención de estos espacios públicos”.

En adelante, resta por sortear los trámites burocráticos propios de los proceso de licitación y de no mediar mayores inconvenientes, se espera que la empresa ya comience los trabajos de mantención durante la primera quincena de enero del 2022 venidero.

El costo mensual de los trabajos de Parques Johnson es cercano a los $163 millones mensuales, esto es casi un 8% menos de lo que la Municipalidad de Chillán había propuesto como máximo.

Además, se garantizó que los cerca de 86 jardineros que trabajarán en estas faenas (mano de obra local) recibirán un salario líquido que bordea los $365 mil, esto es casi 100 mil pesos más de lo que recibían hasta entonces.

Quienes votaron a favor fueron los concejales Quenne Aitken, Patricio Huepe, César Riquelme, Marina Crisóstomo, Ricardo Valdebenito, Rodrigo Ramírez, Yanina Contreras y Pedro Sánchez.

Quienes se opusieron fueron los ediles Brígida Hormazábal y Joseph Careaga.

En el caso de la edil, objetó que habría infracciones a las bases de licitación. Puntualmente destacó que “el informe que presentó el señor contralor se pretende inclinar a la decisión como concejala, violar el principio, minimizando el incumplimiento de la empresa Parques Hernán Johnson Ltda, en materia de multa, que al no declararlas la dejaría fuera de base, aunque esta fuera incipiente, la omisión permite la sanción, especificados en el párrafo último señalado en la página 8 de las bases administrativas”.

Además, advirtió que SoloVerde, la otra empresa que inicialmente presentó postulación, “no presenta certificado de capital comprobado, quedando solo una empresa (Parques Johnson) y de acuerdo a la Ley de Mercado (la licitación) se debe declarar desierta”.

También apuntó a que “de los 422 mil metros de los que se encargaría la empresa, no especifica el riego a autorizar porque no presenta riego tecnificado y la existencia de pozos no está legalizada. La presencia de dos camiones aljibes no daría abasto, sin considerar que el municipio deba atender los más de 120 mil metros cuadrados que no atenderá la empresa”.

En tanto, los reparos del concejal Careaga se centraron principalmente en sus dudas respecto a la legitimidad de los documentos presentados por la empresa. En detalle, explica que en su informe Parques Johnson declaraba no tener multas previas, lo que significa un plus de 5 puntos en la evaluación final. Sin embargo, el concejal aclara que, hecha las consultas al Serviu, sí contaban con una infracción de baja entidad cuando realizó trabajos en Lebu, Biobío.

“Si la comisión evaluadora no hubiese hecho las consultas por la veracidad de la información contenida en los certificados, ¿cómo nos habríamos enterado de ellas en la Municipalidad?”, cuestionó.

En respuesta, el alcalde admitió respetar la libertad de voto de los concejales que se manifestaron en contra, pero a la vez, afirmó tener plena confianza en los fundamentos técnicos y administrativos que llevaron a la aprobación de esta licitación.

“Desde la Municipalidad hemos sostenido que el proceso debe ser transparente y en ese sentido hemos dado todas las garantías. Pero al mismo tiempo nuestra comunidad necesita de una gestión oportuna, rápida y eficaz, por eso valoramos la diligencia, tanto de nuestros funcionarios como de los concejales, que aprobaron la adjudicación tras estudiar en profundidad todos sus aspectos”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top