Close
Radio Radio Radio Radio

El cara a cara de Boric y Kast en cinco materias clave

En Salud, Educación, Medio Ambiente, Escasez Hídrica y Economía, los candidatos tienen diferencias, pero también coincidencias. El representante de Apruebo Dignidad es partidario de unificar el sistema de salud, dejando a las isapres solo como aseguradoras privadas, y plantea condonar el CAE. El líder del Frente Social Cristiano, en tanto, defiende la capacidad de elegir el prestador, y no considera avanzar en gratuidad en la educación superior, en favor de la educación inicial.

Salud

Gabriel Boric plantea generar un fondo universal de salud (FUS) que actuará como un administrador único de los recursos, a través de la universalización de la cobertura del FONASA a todas las personas que residan en el país. El FUS recaudará y administrará las cotizaciones de las y los trabajadores (7%), junto a los aportes del Estado. Con ello se terminará con el negocio de las ISAPRE, las cuales se transformarán en seguros complementarios voluntarios, lo que permitirá una administración más eficiente y que asegure equidad.

Propone también regular al sector privado de salud a través de la prohibición efectiva de la integración vertical entre clínicas y aseguradoras privadas, y con el fin de proteger los derechos de las personas y controlar el abuso, establecer una fuerte regulación de los seguros complementarios de salud.

Realizará, además, los cambios legales necesarios para que los medicamentos se entiendan como bien público de interés para el Estado. Esto, con el fin de reducir el gasto de bolsillo, mejorar el acceso geográfico y priorizar la cobertura de los medicamentos con criterios sanitarios.

La salud mental será una prioridad. Nunca más las personas estarán solas para enfrentar sus necesidades en salud mental. El Estado asumirá su responsabilidad, generando políticas que permitan acompañar y dar soporte colectivo a las personas cuando lo requieran. Para ello se tendrán como principios la acción sobre los determinantes sociales de la salud y las condiciones de vida que impactan en la salud mental, bajo el modelo comunitario y preventivo de las necesidades en la materia, incorporando la perspectiva de género y de derechos humanos como eje de la acción.

Entre las propuestas de salud del plan de gobierno del líder del Partido Republicano, José Antonio Kast, se encuentra “el acceso equitativo a servicios de la mejor calidad posible, fortaleciendo la red pública de salud y la capacidad de elegir el prestador por parte de los pacientes”.

Según indica su programa, Kast buscará reducir el costo de los medicamentos a través de “la obligación de la prescripción por su principio activo y no por su nombre de fantasía, separando el costo del medicamento del precio de comercialización y dispensación, además de fomentar la venta on line y permitir la venta de medicamentos que no requieren receta en supermercados u otros”.

En la propuesta del candidato oficialista se plantea también “Modernizar el sistema de toma de hora, terminando con la necesidad que las personas tengan que perder su tiempo asistiendo presencialmente, cambiando a sistemas tecnológicos utilizando clave única. Equipararemos la cobertura de salud mental con las otras patologías tanto en el sector público como en el privado”, se precisa en el programa del abanderado del Frente Social Cristiano.

Junto con ello, el candidato a la Moneda propone “la protección del derecho a la vida y a la salud de los chilenos antes que la defensa ideológica de un sistema, sea público o privado. Por lo tanto, aseguraremos el acceso equitativo a servicios de la mejor calidad posible”.

Educación

“Nuestro norte será la educación integral, sobre la base de una visión de la infancia como sujetos de derecho. Para ello, se avanzará en orientaciones, programas y capacitaciones con el fin de ofrecer una educación que potencie los aprendizajes integrales, el bienestar y el juego. Este desafío se desarrollará en el marco de un nuevo paradigma educativo que desescolariza los niveles de transición en la escuela (4 a 5 años)”, se lee en el programa de Gabriel Boric.

“Nuestro compromiso es avanzar en equiparar el financiamiento de los establecimientos que reciben aportes del Estado. Ello permitirá mejorar las condiciones de funcionamiento y la calidad pedagógica, sumado a un plan para la obtención del Reconocimiento Oficial de los establecimientos públicos. Sellaremos el compromiso del Estado con fortalecer y expandir la educación pública, terminando con décadas de abandono y privatización. Continuaremos el proceso de desmunicipalización e instalación de la Nueva Educación Pública, pero a su vez corregiremos los problemas que se han identificado”.

Se plantea también modificar la normativa de los Proyectos de Integración (PIE) para transitar desde un financiamiento individual por niño, basado en diagnósticos clínicos, hacia un financiamiento basal, con equipos multidisciplinarios que permita una pedagogía y evaluación diferenciada.

En educación superior, proponen la condonación universal de las deudas educativas a través de un esquema de pagos a largo plazo por parte del Estado, donde la gradualidad sea soportada por las instituciones financieras y no por las personas endeudadas. Se pondrá fin al CAE y se creará un nuevo sistema único de créditos que será transitorio, hasta alcanzar la gratuidad universal. 

El líder del Partido Republicano apunta a “profundizar la libertad de educación y el derecho preferente de los padres, promoviendo la excelencia, y eliminar de esta forma toda discriminación arbitraria del Estado ante la elección de la educación, buscando la competencia y calidad”.

Por otro lado, también ofrece una educación online a un menor costo y avanzar en la disminución de la duración de carreras universitarias.

Propone además que la libertad de enseñanza también sea aplicada en la educación superior, eliminando la segmentación tradicional, forjada de manera histórica por autoridades afincadas en el sistema (específicamente el Consejo de Rectores de las universidades chilenas) para capturar el financiamiento estatal. Las instituciones deben ser autónomas, con gobiernos corporativos afines a sus propios proyectos educativos, sin intervención gubernamental alguna. Se propone la eliminación de diferencias entre universidades estatales y privadas, IP y CFT.

En materia de educación superior, el programa de José Antonio Kast plantea fortalecer el actual sistema de créditos y no ampliar la cobertura de la gratuidad.

Además, propone establecer nuevos criterios de asignación de recursos para las instituciones, otorgándole menos importancia a las condiciones históricas de los planteles.

Se enfatiza que en los últimos años el financiamiento de la educación superior ha crecido un 77%, pese a que toda la evidencia demuestra que los esfuerzos deben estar centrados en la educación inicial, por lo que los recursos estarán focalizados en el sistema parvulario.

Medio Ambiente

“Chile debe reconocerse y declararse en estado de emergencia climática. Aunque no es responsable de esta crisis, sufrirá sus impactos más agudos si no se adapta y contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Además, debemos cumplir nuestros compromisos climáticos internacionales y ser más ambiciosos en su formulación, fortaleciendo nuestras metas de mitigación de mediano y largo plazo para adelantar la meta de ser un país carbono neutral, y articulando dicha meta con acciones ambiciosas de adaptación y protección de nuestros ecosistemas terrestres y marinos, como glaciares, costas y océanos”, sostiene el programa de Boric.

El sector energía debe aportar en la mitigación de la crisis climática sin olvidar que tiene un rol social fundamental para la vida digna. Una transición justa es más que la descarbonización de la matriz energética. Así, se propone un modelo de soberanía energética con tres prioridades programáticas: descarbonización, descentralización y pobreza, y vulnerabilidad energética.

En la dimensión del compromiso con la descentralización, se fomentarán las cooperativas y empresas energéticas regionales con foco en un desarrollo económico local y sustentable. Asimismo trabajarán en el programa Mujer Futura para promover la participación y capacitación femenina en el sector. “Trabajaremos con la ciudadanía y los gobiernos locales como agentes activos en esta transición energética”, sostiene.

“Nuestra propuesta busca, tomando en consideración la información y evidencia científica disponible, adecuar todas las actividades económicas a una gestión y manejo sustentable en el tiempo, protegiendo la biodiversidad dinámica de acuerdo a la realidad específica de nuestro país, teniendo como principios fundamentales a aplicar, la protección de la calidad de vida de las personas, la ecointeligencia, la remediación, la compensación, la responsabilidad y la fiscalización”, se lee en la propuesta de Kast.

Las políticas ambientales deben armonizar la protección y desarrollo sustentable del Medio Ambiente con los intereses y necesidades de la ciudadanía, puesto que el Estado, en última instancia, se encuentra al servicio de la persona humana.

Resulta altamente antidemocrático e ineficiente que las autoridades antepongan la agenda de minoritarios grupos de presión ambientalistas o intereses económicos, por sobre el resto de la población y/o lo que la ciencia y la experiencia empírica indican. Se deben racionalizar, simplificar y unificar los permisos ambientales sectoriales necesarios en proyectos de inversión productiva mediante la unificación de criterios/exigencias a nivel nacional, respetando siempre las características propias de cada región.

También se debe despolitizar la evaluación ambiental, especialmente las instancias de la comisión de evaluación y comité de ministros, y que la Resolución de Calificación Ambiental sea otorgada por el SEA. 

Escasez hídrica

“La crisis climática hace que las sequías sean una realidad cada vez más frecuente y extendida. Sabemos también que los actuales niveles de escasez están fuertemente determinados por el modelo de gestión del agua impuesto en dictadura, basado en un supuesto mercado del agua y carente de las herramientas necesarias para que el Estado coordine, regule, fiscalice y planifique los distintos usos y usuarios de este recurso vital. La situación ha derivado en la vulneración, reconocida por la propia Corte Suprema, del derecho humano al agua y el saneamiento, así como en el deterioro creciente de la calidad de vida –especialmente en las zonas rurales–, en la imposibilidad de un desarrollo en armonía con la naturaleza para las comunidades y en la devastación de ecosistemas a lo largo de Chile”, se sostiene en la propuesta de Boric.

“Nuestro programa quiere establecer condiciones que materialicen el agua como bien nacional de uso público, bien común o bien colectivo, según lo establezca la Convención Constitucional”.

“Proponemos cambiar el modelo de gestión actual para avanzar hacia una gobernanza con carácter sistémico, integrado, descentralizado, con enfoque de cuencas y basado en la ciencia. Nuestra propuesta se estructura en torno a cuatro ejes, incluyendo transversalmente el enfoque de género”.

“Nos comprometemos a implementar una Política Nacional de Seguridad Hídrica que garantice el derecho humano al agua y el saneamiento, con un enfoque de protección y restauración de los ecosistemas”.

Respecto de la falta de agua, el programa de José Antonio Kast plantea que se necesita un proyecto rápido de plantas desalinizadoras, especialmente para zonas como Petorca. Su idea es seguir la experiencia de Caldera, en la Región de Atacama.

Destaca, por ejemplo, que resulta “inadmisible que existan 43 instituciones estatales con atribuciones para incidir sobre la gestión del recurso hídrico”. Por eso, su propuesta es “crear una sola autoridad del agua nacional”.

Plantea, además, el manejo integrado de cuencas hidrográficas y protección de los ecosistemas hídricos, cuya degradación no solo provoca pérdida de la biodiversidad, sino también desastres naturales que aumentan el déficit hídrico. Propone, además, una ley para el manejo sustentable y protección de los glaciares y nieves eternas.

Se establece en su programa también generar información y establecer redes de monitoreo de las cuencas de todo el país. Falta información, principalmente de las cuencas subterráneas, y además de integrar la información pública y privada de las distintas cuencas hidrogeológicas del país, en especial en el Norte de Chile.

El candidato republicano es partidario de la construcción de nuevos embalses, con una evaluación ambiental integral, y en ese sentido, se manifestó a favor de continuar con la licitación del mega embalse Punilla en la Región de Ñuble.

Economía

“Proponemos el tránsito hacia una nueva matriz productiva, pero sabemos que en el corto plazo la primera prioridad del Gobierno debe ser generar empleos. Lo haremos con una mirada de futuro que se haga cargo de la crisis climática y ecológica, así como del retroceso histórico en la inserción laboral femenina, y que de la mano de las micro y pequeñas empresas avance en la desconcentración del mercado”, plantea Boric.

“Nuestro plan de reactivación tiene los siguientes pilares: rediseño de los subsidios laborales con un fuerte enfoque en el trabajo femenino, y de los programas de cuidados; y la reactivación, con las Mipymes”.

“Nuestro Gobierno tendrá como prioridad recuperar una trayectoria de consolidación fiscal creíble, con una reducción gradual y sostenida del déficit fiscal estructural. La única manera responsable de hacernos cargo de las justas demandas sociales y avanzar en la transformación productiva verde mientras llevamos a cabo dicha consolidación fiscal es con recursos permanentes adicionales que provengan de una reforma tributaria que recaudará del orden del 8% del PIB en régimen. Los cambios serán aprobados durante el próximo Gobierno y la implementación será gradual, en un periodo de seis a ocho años, contribuyendo así a la estabilidad del sistema tributario”.

Esta reforma incluirá un nuevo régimen de impuesto a la renta, reducción de exenciones, impuestos a la riqueza, impuestos verdes, royalty a la gran minería del cobre, y medidas contra la evasión y la elusión.

Hay 44 ideas sobre crecimiento económico en el programa de José Antonio Kast.

La que recorre todo este segmento es la reducción de impuestos de todo tipo. A juicio de la candidatura, esos recortes serán absorbidos por un menor gasto fiscal, todo lo cual, asegura, llevará a que la tasa de inversión privada se eleve desde 19% al 28% del PIB. “Gracias a esta alza, Chile crecerá a tasas de 5% a 7% anual, duplicando en una década nuestro ingreso por persona, cruzando el umbral de desarrollo”. Este segmento del programa de Kast no incorpora detalle alguno sobre plazos ni gradualidad, y tampoco determina cómo esos factores tributarios serían capaces de generar el impacto que prometen en términos de crecimiento económico.

Hay varios ejemplos de propuestas para bajar impuestos. Uno de ellos: recortar el IVA desde 19% a 17%. No indica el efecto fiscal de esta medida, que de por sí es considerable dado que se trata de uno de los gravámenes de mayor recaudación.

Otro ejemplo: que el impuesto de primera categoría caiga de 27% a 17%. También dice que las reinversiones de utilidades no tributarán y que se volverá a un sistema tributario completamente integrado (hoy es semiintegrado en esa categoría). Pese a su alto impacto, no dice nada sobre todo este proceso de transformaciones ni revela tampoco los cálculos de sus efectos fiscales.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Leave a comment
scroll to top